EDICTO

Ciudad: SUCRE

Juzgado: TRIBUNAL DE SENTENCIA TERCERO EN MATERIA PENAL DE LA CAPITAL


EDICTO 61/2021 POR EL PRESENTE EDICTO SE NOTIFICA A LA VICTIMA; MELVIN KAREN CRUZ DAZA dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra WILBER JIMENEZ MURMEREZ, por la presunta comisión del delito de TENTATIVA DE FEMINICIDIO, con las piezas procesales que son del contenido literal siguiente---------------------------------------------------- SENTENCIA Nº 25/2021 Esta Sentencia, es dictada y leída en la ciudad de Sucre a horas trece con cincuenta y dos minutos, del día lunes veintisiete de septiembre de dos mil veintiún años, en el Salón de debates del Tribunal de Sentencia No. 3, del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público, representado por la fiscal de Materia Dra. Natividad Morales Choque, y en representación institucional de la víctima el SEPDAVI mediante el abogado Lic. Rolando Sánchez Michel, en contra del señor Wilber Jiménez Murmerez, quien es asistido de sus abogados defensores Dres.: Rodrigo López Chávez y Marco Antonio Terrazas Santillán, por la comisión del delito de Feminicidio en grado de Tentativa (Arts. 252 bis. num. 1 y 5, con relación al artículo 8 del Código Penal). I.- IDENTIFICACIÓN DEL ACUSADO.- WILBER JIMENEZ MURMEREZ, quien es de nacionalidad boliviana, con cédula de identidad N° 7464133 Ch., nacido en la ciudad de Sucre, Provincia Oropeza, del Departamento de Chuquisaca, el 25 de mayo de 1989, en unión libre, ayudante de albañil según su declaración, con domicilio en Av. Juana Azurduy de Padilla N° 980 (actualmente con detención domiciliaria con escolta policial), refiere además que ha estudiado hasta tercer medio de secundaria, vive con sus papás, tiene tres hermanas mujeres y tiene 2 hijas de 11 y 6 años, refiere además tener antecedentes penales por la comisión del delito de violencia familiar y doméstica.II. CUESTIONES INCIDENTALES.- No queda nada pendiente por resolver, al haber sido resueltos todos los incidentes y excepciones en el desarrollo del juicio, estando notificadas todas las partes con esas resoluciones. III. FUNDAMENTACION FACTICA.- En mérito a la acusación fiscal cursante de fs. 1 a 6 Vlta., se tiene que: En fecha 11 de agosto de 2020 a horas 23:30 aproximadamente en la Avenida Juana Azurduy de Padilla Nº 980, de esta ciudad el Sr. Wilber Jiménez Murmerez y su concubina Melvi Karen Cruz Daza, horas antes fueron a compartir a la casa de un amigo por la misma zona, lugar donde se pone celoso de un amigo e intenta agredirla por ello se retiran del lugar y en el camino hacia su hogar va propinándole golpes y empujones y una vez que llegan a su domicilio, la Sra. Melvi se hecha a su cama, mientras su concubino le dijo, iré a traer comida, sin embargo después de unos minutos vuelve a la habitación agarrando dos botes de alcohol y le rocía su cuerpo de su concubina, para luego agarrar una caja de fósforo encender y lanzar hacia su cuerpo de Melvi, quien al ver que se quemaba se saca la ropa y se cubre con sábanas, mientras su concubino pedía ayuda a sus familiares, como consecuencia de este acto, se tiene que la Sra. Melvi presenta contusión ocular derecha de data antigua y quemadura de primer grado, superficie corporal quemada 10%, estas agresiones no han sido la primera vez, toda vez que en anteriores ocasiones ya le agredió de forma física y psicológica. Con tales antecedentes y en base al sustento fáctico de referencia cursante en la acusación fiscal del Ministerio Público, el hecho de relevancia se centraliza en lo ocurrido en fechas 11 y 12 de agosto de 2020, en el domicilio del acusado, oportunidad en la que el agresor habría intentado cegar la vida de la víctima echándole alcohol y prendiéndole fuego, cuando esta trataba de dormir, por lo que en aplicación del principio de congruencia, la presente resolución se sustenta en referencia a los hechos descritos en la acusación, ratificados en el Auto de Apertura de Juicio y que han sido de conocimiento previo de las partes. DECLARACION DEL ACUSADO WILBER JIMENEZ MURMEREZ: Quien ha señalado sus datos personales de identificación como sus generales de ley, conforme se refiere líneas ud supra, a quien luego de hacerle una reseña sobre los hechos por los que se le acusa y de explicarle sus derechos el mismo ha decidido declarar de forma voluntaria, quien en cuanto al hecho alegó lo siguiente: “…Nací el 25 de mayo de 1989 en Sucre, he estudiado hasta tercer medio, soy albañil, mis papás están vivos, tengo 3 hermanas mujeres y tengo 2 hijas de 11 y 6 años, soy concubino y la víctima es la mamá de mi segunda hija, ahora vivo solo y tengo sentencia condenatoria por el delito de violencia familiar, sobre ese día quiero decir que hemos ido a compartir a la casa de un amigo, después de estar ahí nos fuimos a mi casa, después ella había vuelto a la fiesta y cuando yo le fui a buscarle, ella estaba en la fiesta junto a mi amigo agarrados de la mano, después me la lleve cargando y discutiendo nos fuimos a mi casa, luego nos pusimos a discutir, y había unos botes de alcohol que era para desinfectarnos, y ella me rascó mi cara y ella buscó encendedor y lo prendió, en eso se quemó todo su cuerpo ella, hasta yo me queme mis manos, de ahí no sabía qué hacer y fui a buscar ayuda en la casa de mis papás y luego la lleve al hospital, cuando estaba en EPI ella me dijo que no pondrá ninguna denuncia pero su mamá le ha insistido que me denuncie por este delito yo necesito trabajar por mis hijas después ella vino y me dijo que sea así que ella ya no hará nada quiero que me consideren mi situación…” A las preguntas realizadas por la representante del Ministerio Público y el SEPDAVI, el acusado respondió: “…De las quemaduras que tuve en mi mano, me han valorado el médico forense incluso me han sacado fotos…” “.. Yo estaba en la cárcel por el delito de violencia familiar hace 4 años atrás creo que fue…A las preguntas realizadas por la defensa del acusado respondió: “…cuando me llevaron a la fiscalía si denuncié este hechos, pero nadie me ha querido escuchar porque estaba en celdas, mi mamá me trajo medicinas para que me pueda curar mis manos, nunca quise prender fuego ni la cocina, fue en el momento de la discusión, ya que fue ella quien busco el fósforo… ” A las preguntas realizadas por el Tribunal, el acusado respondió: “No, yo salí después de la casa y esto pasó solo un rato yo la quiero a ella porque tengo una hija con ella...” A momento del derecho a la última palabra el acusado manifestó: “…Quiero decir que esto ha sido un accidente, yo no le he querido matar, ella estaba consciente, ella me engañaba por eso peleábamos, ella es grave, si le conocerían, porque creen que no vive junto a sus hijos, ellos viven con su papá, ahorita no sé dónde está, yo también estoy preocupado, yo me lo amaba, quiero pedirles señores jueces que me ayuden con esto, sus familiares son los que le están obligado a que denuncie, pero ella también tenía sus cosas, aquí en mi cara (muestra su rostro), me ha dejado cicatriz y aquí en mi cuello (muestra su cuello y parte del pecho), me ha clavado con un cuchillo, o sea no es blanca palomita señores jueces, quiero que me den una oportunidad por mis hijas …”IV. FUNDAMENTACION PROBATORIA IV.1 PRUEBA DE CARGO (MINISTERIO PÚBLICO) A.- DOCUMENTAL El Ministerio Público ofreció e introdujo a juicio oral, las siguientes pruebas documentales, cuya valoración individual se efectúa en lo pertinente al objeto del presente proceso penal. MP.PD1.- Informe circunstancial de fecha 12 de agosto de 2020 firmado por el Pol. Juan Jesús Durán Montalvo, mismo que en lo principal refiere: “---En fecha 12 de agosto de 2020 a horas 03:30 am., fueron conducidos por el personal de Radio Patrulla 110 a cargo del Sbtte. Joel Rueda Aguilar a los Sres. MELVI KAREN CRUZ, de 35 años de años, natural de Chuquisaca., con C.I. No 7520917 Ch, estado civil concubina, ocupación decoradora, con domicilio Av. Juana Azurduy de Padilla No 980, zona Patacón y al Sr. WILMBER JIMENEZ MURUMENEZ, de 31 años de edad, natural de Sucre, con Cl. 7464133 Ch., de ocupación albañil, con domicilio Av. Juana Azurduy de Padilla No 980, por la presunta comisión de delito de FEMNICIDIO GRADO DE TENTATIVA, la denuncia es aperturada de OFICIO en contra del Sr. WILBER JIMENEZ MURUMEREZ, hecho ocurrido en fecha 12 de agosto de 2020 a horas 00:30 aprox. en su domicilio. Según la Acción Directa de Radio Patrulla 110 del Sbtte. Joel Rueda Aguilar en fecha 12 de agosto de 2020 a horas 00:30 aprox. me encontraba realizando patrullaje por inmediaciones de la EPI-PATACON donde el Sr. Alejandro Jiménez Limachi., el mismo indicó que se estaba realizando peleas en interior del domicilio se procedió a constituir al lugar del mismo, donde se pudo evidenciar al Sr. WILBER JIMENEZ MURMEREZ a quien se pudo observar que tenía quemaduras en ambas manos y que indicó que había roseado alcohol a su pareja el mismo había procedido a prenderle fuego, así mismo se pudo observar a la Sra. Melvi Karen, quien presentaba quemaduras en el cuerpo, a los mismos se los traslado a dependencias de la FELCV de la EPI PÁTACON. Por otro lado con la víctima MELVI KAREN CRUZ DAZA se acudió a diferentes hospitales como ser SANTA BARBARA, quienes nos refirieron que no están atendiendo a este tipo de pacientes porque las camas se encontrarían con enfermos de COVID-19, posterior nos constituimos la Hospital UNI donde también refirió que tienen enfermos con COVD -19, y que no le puede atender, luego nos trasladamos al hospital “LOS ANGELES”, donde indicaron que el único medico se encontraba con una cirugía y que tardaría tres horas, luego se trasladó al hospital Monseñor Jesús Pérez donde se tocó el timbre y nadie nos atendió, posterior se fue al hospital “CRISTO DE LAS AMÉRICAS” donde indicaron que tienen pacientes con COVID -19 y que no pueden atenderlo porque le pueden contagiar, luego se fue al Hospital IPTK donde manifestó que no tienen Dr. de cirugía, luego se fue al hospital CIES tampoco nos recibió porque no tiene médico cirujano, al no recibirnos en los hospitales a la víctima se tuvo que llevar a su domicilio en la CALLE TRES No 64-b de la zona Barrio Canadá, de su madre la Sra. Lidia Daza, donde ahí lo están asistiendo con médicos particulares. En fecha 12 de agosto de 2020 a horas 03:30 am. Se tomó la entrevista informativa del Sr. ALEJANDRO JIMENEZ LIMACHI (TESTIGO) quien manifiesta textualmente que su hijo Wilber Jiménez vive en el sótano de su casa vive en el sótano de mi casa, en la cual el vino a su cuarto a tocar la puerta en estado de ebriedad diciéndome que le he quemado a la Melvi, hemos peleado, me hizo pegar en el Patacón con su amante, de eso le he quemado, al escuchar eso vino a dar parte a la policía del Patacón donde ellos fueron a mi domicilio y lo condujeron a la Policía del Patacón, quiero hacer notar que la mujer estaba en estado de ebriedad. Asimismo, quiere decir que la Sra. Melvi lo lleva a tomar, cada vez lo lleva a tomar. En fecha 12 de agosto de 2020 a horas 08:45 am., se tomó la entrevista informativa a la Sra. MELVI KAREN CRUZ DAZA (victima) quien manifiesta textualmente que el día de ayer 11 de agosto de 2020 a horas 11:00 aprox. Su concubino el Sr. WILBER JIMENEZ MURUMEREZ le llevo a la casa de sus amigos ubicado en el barrio Patacón donde consumieron bebidas alcohólicas, a las 19:00 aprox. Su concubino le quiso golpear porque su amigo le defendió. En fecha 12 de agosto de 2020 a horas 09:50 am., se tomó la entrevista informativa de la Sra. TEOFILA MURUMENEZ CABA (testigo) quien refiere a las 00:30 aprox. mi hijo Wilber Jiménez golpeó mi puerta gritando mama, mama no hemos quemado con la MELVI ayuden a llevarlo al hospital, después escuche los gritos de mi yerna Melvi quien pedía ayuda, inmódicamente mi esposo salió a buscar ayuda a la policía del Patacón. En fecha 12 de agosto de 2020 a horas 10:10 am. se tomó la entrevista informativa de la Sra. LIDIA DAZA LOAYZA DE CRUZ (testigo de cargo) quien refiere que el día de hoy a las 04:00 aprox., me sorprendí al ver a mi hija MELVI KAREN CRUZ DAZA que llegó a mi domicilio delicada de salud donde me lo trajeron los policías indicando que los hospitales no lo quisieron atender, y que su concubino le habría quemado con alcohol, donde le hice pasar a mi hija donde estaba envuelta con una sábana de color beige, al verlo así a mi hija entre en shock sin saber qué hacer, luego llamé a mi familia donde vino mi sobrina Fabiola Mendoza y Edgar José Navarro y mi hija Thalía Cruz Daza donde le atendieron y lo vendaron, mientras mi hija Melvi gritaba del dolor, ella me contó que su concubino Wilber le quería matar diciéndole te vas a morir donde le roció con alcohol en todo su cuerpo, con el susto había llamado a su mamá. Asimismo, pide que a su hija me lo haga cirugía plástica, además no es la primera vez que lo agrede donde su concubino de mi hija ya entro a la cárcel por intento de homicidio, en otra ocasión le baño de sangre golpeándole por celos, le encierra en su cuarto, el denunciado le ínsita a tomar bebidas alcohólicas, además le amenaza diciéndole que nadie le va a separar si no le mato. En fecha 12 de agosto de 2020 a horas 10:40 am., se tomó la entrevista informativa de la Srta. THALIA CRUZ DAZA (testigo de cargo). Quien refiere El día de hoy a las 04:00 aprox. llegó mi hermana MELVI KAREN CRUZ DAZA a la casa de mis padres junto con los policías, donde directamente vi a mi hermana donde le evalué sobre la quemaduras que tenía, primeramente en su tórax lateral izquierdo, en la región dorso lumbar izquierdo, en la región de la mano izquierdo, el hombro, el brazo y el antebrazo izquierdo, en la región lateral izquierdo del cuello, en la oreja izquierda, en la muñeca derecha presentan quemaduras de segunda grado en general, posteriormente fui a la farmacia a comprar medicamento para hacer la curación y posterior lo analgésicos, luego se hizo escaritomia, se lo lavo con solución fisiológica, se hizo antisepsia con yodo povidona, luego con nitro forantoina, luego se lo cubrió con gaza y nitrocurazona, luego se lo vendo, se lo ha administrado antibiótico. Asimismo, pide justicia además mi hermana es una chica de casa, de familia. Por otro lado, se conocer que le SR. WILBER JIMENEZ MURUMEREZ se encuentra APREHENDIDO en celdas policiales de la FELCV EPI PATACON desde las 03:00 a.m., de fecha 12 de agosto de 2020. Al presente informe se adjunta: Acta de denuncia. Acción Directa. Entrevista Informativa de la Sr. ALEJANDRO JIMENEZ LIMACHI (testigo). Entrevista Informativa de la Sra. MELVI KAREN CRUZ DAZA (victima). Entrevista informativa de la Sra. TEOFILA MURUMENEZ CABA (testigo). Entrevista informativa de la Sra. LIDIA DAZA LOAYZA DE CRUZ (testigo de cargo). Entrevista Informativa de la Srta. THALIA CRUZ DAZA (testigo de cargo). Acta de consentimiento e ingreso voluntario a inmueble. Acta de Registro del lugar del hecho y secuestro. Muestrario Fotográfico. Por todo lo expuesto ante su autoridad y como Director Funcional de la Investigación será su persona quien determine lo que por ley corresponda, se solicita a su digna autoridad Valoración Psicológica para la victima la víctima y requerimiento para la toma de muestra del PCR para el COVID. -19 para el denunciado. Es cuanto informo a su autoridad en honor a la verdad y para fines consiguientes de ley.---“( Las negrillas, cursivas y subrayados no corresponden al texto original).Prueba documental que merece toda la fe y valor probatorio, al cumplir con el voto de los artículos 13, 171, 173 y 333 del CPP, al ser el Informe circunstancial inicial realizado por el investigador especial de la FELCV, que ha intervenido, indagado y recabado toda la información inicial para poder esclarecer el hecho, por cuanto al haber sido ofrecida y legalmente introducida a juicio, no haberse planteado contra la misma exclusión probatoria, acredita la existencia de un hecho ocurrido entre altas horas del día 11 de agosto y las primeras horas del día 12 de agosto en el domicilio ubicado en Av. Juana Azurduy de Padilla N° 980 Zona Patacón de esta ciudad en el que habitaban la víctima con su concubino el ahora acusado identificado como el señor Wilber Jiménez Murmerez, quien conforme la información recopilada y los actuados investigativos iniciales realizados habría procedido en rociar alcohol sobre la humanidad e la víctima, para luego prenderle fuego, víctima identificada como Melvi Karen Cruz, especificando el mencionado informe que durante varias horas e trato de buscar auxilio médico en algún nosocomio, empero por la difícil situación que en ese momento se atravesaba como emergencia de la propagación del COVID19, es que tuvieron que recurrir a cuidados y curaciones caceras proporcionadas por la hermana de la víctima en el domicilio de su progenitora, quien tendría conocimientos en el área de medicina, llegando está en compañía de otras personas más a salvar su integridad física y estado de salud, consiguientemente al tratarse del primer informe circunstancial del caso, el mismo es valorado en base a las reglas de la sana crítica, de forma individual pero a su vez integral y conjunta con los diversos medios de prueba y en especial con las declaraciones testificales, puesto que la información obtenida del investigador proviene principalmente de las indagaciones iniciales realizadas a los testigos del hecho. MP.PD2.– Formulario de recepción de denuncia de fecha 12 de agosto de 2020 interpuesto por Melvi Karen Cruz Daza, mismo que en la parte más relevante refiere: “--- La víctima fue agredida por parte de su concubino, el señor Wilber Jimenez, donde le quema parte de su cuerpo con alcohol. El agresor de ocupación albañil y el lugar de los hechos ubicado en Av. J.A. de Padilla N° 980, firmado por el policía Jesús Durán Montalvo.Prueba documental que merece toda la fe y valor probatorio, al cumplir con el voto de los artículos 13, 171, 173 y 333 del CPP, y se trata de la forma de inicio de la acción penal, al ser una denuncia verbal prestada por la víctima, quien además identifica a su agresor y el elemento químico con el que se le roció en su cuerpo para quemarla, es decir alcohol.MP.PD3.- Informe de intervención policial preventiva acción directa de fecha 12 de agosto de 2020, mismo que indica que intervino el Sbtte.: Joel Rueda Aguilar P-2, del tercer turno unidad: Patacón, y en el breve detalle del hecho refiere: “… En fecha 12 de agosto de 2020, a horas 00:30 aproximadamente, me encontraba realizando patrullaje por inmediaciones de la EPI PATACÓN donde el señor Alejandro Jiménez Limachi, con C.I. N° 10787348 Ch., el mismo indicando que se estaban realizando peleas en el interior de su domicilio, se procedió a constituir al lugar del mismo, una vez en el lugar se pudo evidenciar al señor Wilmer Jiménez Murmurez a quien se pudo observar que tenía quemaduras en ambas manos y quien indicó que había roseado alcohol a su pareja, el mismo había procedido a prenderla fuego, así mismo se pudo observar a la señora Melvi Karen Cruz Daza, quien presentaba quemaduras en el cuerpo, a los mismos se los traslado a dependencias de la FELCV de la EPI PATACON, dejando a cargo al Sr. Pol. Juan Durán Montalvo…” (Las negrillas, cursivas y subrayados no corresponden al texto original). Prueba documental que merece toda la fe y valor probatorio, al cumplir con el voto de los artículos 13, 171, 173 y 333 del CPP, al ser el Informe de Acción directa del funcionario policial que tuvo conocimiento directo e inicial sobre los hechos, quien se encontraba patrullando y al escuchar la denuncia del Sr. Alejando Jiménez Limachi (padre de Wilber Jiménez y propietario de la casa), se constituyó de forma inmediata para intervenir, siendo que una vez en el lugar de los hechos pudo observar y tener contacto directo con el acusado como con la víctima, a quien observó con las quemaduras que presentaba, también observó que el acusado presentaba quemadura en sus manos, pero lo que más llama la atención es que fue el acusado quien de inicio admitió haberle rociado con alcohol y prenderle fuego a su concubina, por cuanto al haber sido ofrecida y legalmente introducida a juicio, no haberse planteado contra la misma exclusión probatoria, se le otorga pleno valor probatorio, a los fines de su compulsa de forma individual, como conjunta, integral y armónica con los diversos medios de prueba.MP.PD4.- (Fue retirada por la representante del MP.).MP.PD5.- Consistente en el acta de registro del lugar del hecho y secuestro de objetos de fecha 12 de agosto de 2012, que en lo más relevante refiere que se realizó el registro del lugar del hecho, mismo ubicado en un domicilio particular ubicado en Av. Juana Azurduy de Padilla N° 980, donde además se tomaron fotografías, se pudo observar el cuarto preciso donde habrían ocurrido los hechos y de donde se secuestraron las evidencias, debidamente registrados mismos consistentes en: 1 Brassier de mujer color negro, quemado; 1 Chompa de mujer color amarillo quemada; 1 Buso de mujer color negro quemado; 1 Chamarra de mujer color negro, quemada; 1 Corto de varón color rojo con negro quemado; 1 Chamarra de varón color blanco con manchas; 1 Sábana de color amarillo; 1 Caja de fósforo con dos cerillos encendidos y dos botellas de alcohol, actuado investigativo realizado en presencia de la fiscal de materia, el investigador asignado al cao, el investigador especial como el Sbtte: Joel Rueda, habiéndose pasado todas las evidencias secuestradas ante el custodio de evidencias.Prueba documental que merece toda la fe y valor probatorio, al cumplir con el voto de los artículos 13, 171, 173 y 333 del CPP, la misma fue obtenida lícitamente, no se plantearon exclusiones probatorias contra la misma y constituye un acto importante, puesto que se tienen las referencias del lugar donde ocurrieron los hechos, y además se han encontrado evidencias directamente relacionadas con la existencia del hecho y la participación del acusado; por otra parte pese al registro del lugar del hecho no se encontraron cigarrillos o colillas de cigarro, no cursando estos objetos en el acta de secuestro, en referencia a las prendas de vestir secuestradas, las mismas se compulsan de forma armónica e integral con las evidencias exhibidas en el presente juicio, como por el muestrario fotográfico y los demás elementos que guardan relación directa con este medio de prueba. MP.PD6.- Consistente en el muestrario fotográfico del registro del lugar del hecho de fecha 12 de agosto de 2012, donde se aprecia el frontis e interior del domicilio donde ocurrieron los hechos, como el ingreso al cuarto donde se dieron los mismos, observándose un catre y algunos otros objetos, que se ubicaría en la parte baja del inmueble, elemento que es valorado de forma conjunta con la prueba de inspección ocular, por otra parte en las fotografías a colores también se observan todos los elementos y objetos secuestrados cursante en el acta de secuestro de evidencias, especialmente los dos botecitos de alcohol, uno pequeño y otro mediano, los dos cerillos utilizados, como las prendas de vestir secuestradas tanto de la víctima como del acusado, estando muchas de ellas en estado deplorable por la quema de muchos de esos objetos, también se evidencia que en referencia a ese ambiente se ha dispuesto el precintado y puesto un candado de seguridad para restringir el ingreso a ese cuarto a cualquier persona, pese a que el cuarto fue desprecintado de forma posterior.Documental que merece fe y se le asigna todo el valor probatorio, por cuanto fue ofrecida y legalmente introducida a juicio, de conformidad a lo que establecen los artículos 13, 171 y 173 del CPP, se la aprecia de forma individual y conjunta, puesto que de la misma es un respaldo a la MP.PD5, como también nos ayuda a establecer de forma gráfica el lugar donde hubieren ocurrido los hechos, a ser compulsado con la prueba de inspección ocular, también se puede verificar el estado de las prendas de vestir tanto de la víctima como del acusado, lo cual es valorado en virtud a la lógica y experiencia para poder ayudar a establecer que partes del cuerpo de la víctima se habrían quemado, como las prendas de vestir que portaban ambos ese día, por cuanto este elemento es compulsado con las evidencias materiales. MP.PD7.- Certificado médico forense de fecha 12 de agosto correspondiente al acusado Wilber Jiménez Murmerez, realizado por la Dra. Nancy Flores Daza, Médico Forense del IDIF, quien en su dictamen refiere: “---CERTIFICA: Que siendo las 10:43 horas; de 12/08/2020 procedí al reconocimiento Médico Forense en Penitenciaría, del paciente cuyos datos son los siguientes: Código IDIF: IDIF/MEDFOR/SCR-2252/2020 Nacionalidad: Bolivia. Nombre completo: WILMER JIMENEZ MURUMEREZ Sexo: Masculino. Edad: 31 años Documento: Indocumentado. CONSENTIMIENTO INFORMADO. El Médico Forense me informa sobre los procedimientos que se llevaran a cabo, de la importancia de los mismos para la investigación fiscal y las consecuencias posibles que se derivarían de la imposibilidad de practicarlos, por lo cual otorgo de forma libre mi consentimiento, autorizando este examen Médico Legal y la toma de muestras. ANTECEDENTES DEL HECHO. Según refiere el examinado, habría tenido una pelea con su concubina donde él le habrían roseado con alcohol y prendido fuego en fecha: 12/08/2020... A horas: 00:30 en su hogar. EXAMEN FÍSICO GENERAL. Examinado se encuentra en posición sedente en silla de penitenciaria, consciente, vígil, lucido, orientado en tres esferas (tiempo espacio y persona) sin déficit motor ni sensitivo ni déficit cognitivo (atención, memoria y percepción) Colaboradora en el examen, al interrogatorio se evidencia coherencia en las respuestas. EXAMEN FÍSICO SEGMENTARIO. Cráneo. Sin huella de lesiones traumáticas al exterior.--Rostro. EN REGIÓN CILIAR Y FRONTAL IZQUIERDO SE OBSERVA EXCORIACIÓN LINEAL OBLICUA DE 1,5 CM DE LONGITUD. Cuello. Sin huella de lesiones traumáticas al exterior.--Tórax anterior. LESIÓN QUE ABARCA DESDE MAMA IZQUIERDA CUADRANTE SUPERO EXTERNO HASTA REGIÓN DE CADERA IZQUERDA SE OBSERVA EXCORIACIÓN OBLICUA CON SUPERFICIE COSTROSA DE 30 CM DE LONGITUD. Tórax posterior. Sin huella de lesiones traumáticas al exterior.--Abdomen. Sin huella de lesiones traumáticas al exterior.--Extremidades superiores. EN REGIÓN DE ANTEBRAZO IZQUIERDO PRESENTA EXCORIACIÓN LINEAL OBLICUA DE 1 CM, EN REGIÓN DE MANO IZQUIERDA CARA DORSAL A NIVEL DE LOS NUDILLOS Y EN DEDOS SE OBSERVA AMPOLLAS, EN MANO DERECHA CARA DORSAL A NIV LDELOS DEDOS SE OBSERVA AMPOLLAS. Extremidades inferiores. Sin huella de lesiones traumáticas al exterior. Otros. VALORACION NEUROLÓGICA: GLASGOW 15/15. CONSIDERACIONES MÉDICO LEGALES. Las lesiones al momento en el que se procede a realizar el presente reconocimiento y con los medios que se dispone en este examen son compatibles con: * Excoriación en tórax anterior de data antigua, según, examinado tuvo una pelea con su concubina días anteriores. * Lesión por mecanismo físico, ampollas en ambas manos de miembros superiores. Compatible con quemadura de primer grado CONCLUSIONES EXCORIACIÓN EN TÓRAX ANTERIOR DE DATA ANTIGUA QUEMADURA DE PRIMER GRADO SUGERENCIAS, OBSERVACIONES Y/O RECOMENDACIONES SE OTORGA DÍAS DE INCAPACIDAD MÉDICO LEGAL DESDE LA FECHA DEL HECHO SE RECOMIENDA VALORACIÓN POR CIRUGÍA PLÁSTICA DÍAS DE INCAPACIDAD MÉDICO LEGAL Por tanto se otorga 7 (siete) días de incapacidad médico legal. RECOLECCIÓN DE EVIDENCIAS Y/O MUESTRAS Nro. DESCRIPCIÓN 1. SANGRE VENOSA TUBO VACUTEINER TAPA LILA.---“( Las negrillas, cursivas y subrayados no corresponden al texto original).Prueba documental que merece toda la fe y valor probatorio reconocido por los artículos 13, 171, 173 del CPP, por su carácter de cientificidad es considerado y el mismo nos ayuda a establecer las lesiones que presentaba el acusado de forma posterior al hecho, toda vez que se le toma el mismo día del hecho, unas horas después, y siendo que el mismo presenta diferentes tipos de lesiones, se pueden hacer una disgregación de estas, porque las lesiones recientes que presenta serían las ampollas en las manos, compatibles con quemaduras de primer grado y las lesiones consistentes en excoriaciones en tórax y otras partes del cuerpo son de data antigua, es decir no corresponden a lesiones causadas el mismo día de los hechos, otro elemento de relevancia es que en la labor de anamnesis el imputado informa a la médico forense que tuvo una pelea con su concubina y él le roció alcohol y prendió fuego, lo cual lo realiza tomando en cuenta que la valoración para el inventario de Glasgow arroja 15/15, este es el valor máximo y corresponde a una persona sin ningún tipo de afectación cerebral habiendo otorgado esa información horas después del hecho, lo cual se considera junto al acerbo probatorio de cargo y de descargo por cuanto al haber sido ofrecida y legalmente introducida a juicio, se otorga suficiente valor probatorio al certificado médico forense. MP.PD8.- Certificado médico forense de fecha 12 de agosto correspondiente al acusado Wilber Jiménez Murmerez, realizado por la Dra. Nancy Flores Daza, Médico Forense del IDIF, quien en su dictamen refiere: “---CERTIFICA: Que siendo las 10:13 horas; de 12/08/2020 procedí al reconocimiento Médico Forense en Domicilio, del paciente cuyos datos son los siguientes: Código IDIF: IDIF/MEDFOR/SCR-2250/2020 Nacionalidad: Bolivia Nombre completo: MELVI KAREN CRUZ DAZA Sexo: Femenino Edad: 33 años Documento: Indocumentado. CONSENTIMIENTO INFORMADO: El Médico Forense me informa sobre los procedimientos que se llevaran a cabo, de la importancia de los mismos para la investigación fiscal y las consecuencias posibles que se derivarían de la imposibilidad de practicarlos, por lo cual otorgo de forma libre mi consentimiento, autorizando este examen Médico Legal y la toma de muestras. ANTECEDENTES DEL HECHO. Según refiere la examinada manifiesta sufrió agresión física por parte de su concubino que después de una discusión por celos le habría roseado con alcohol y luego le prendió fuego y posteriormente le ayudó a apagar el fuego en fecha: o a horas: 00:30 aproximadamente en su hogar. ANTECEDENTES GINECOLÓGICO/OBSTÉTRICO: PARTOS: 1. CESAREAS: 3. ABORTOS: 2. FUM: HACE UNA SEMANA ANTICONCEPCIÓN: LIGADURA DE TROMPAS. EXAMEN FÍSICO GENERAL. Examinada se encuentra en decúbito dorsal sobre su cama en su domicilio, consciente, vigil, lucida, orientada en tres esferas (tiempo espacio y persona) sin déficit motor ni sensitivo ni déficit cognitivo (atención, memoria y percepción) Colaboradora en el examen, al interrogatorio se evidencia coherencia en las respuestas. EXAMEN FÍSICO SEGMENTARIO. Cráneo. Sin huella de lesiones traumáticas al exterior.--Rostro. EN REGIÓN OCULAR DERECHO SE OBSERVA DERECHO EN AMBOS PÁRPADOS SE OBSERVAN EQUIMOSIS DE COLOR VERDE VIOLÁCEO (DATA ANTIGUA) EN REGIÓN AURICULAR IZQUIERDA EN PABELLÓN AURICULAR SE OBSERVA QUEMADURA DE PRIMER GRADO. Cuello. EN CARA LATERAL IZQUIERDO SE OBSERVA QUEMADURA DE PRIMER GRADO. Tórax anterior. EN REGIÓN DE MAMA IZQUIERDA CUADRANTE SUPERIOR EXTERNO SE OBSERVA QUEMADURA DE PRIMER GRADO. Tórax posterior. EN REGIÓN ESCUPUALAR IZQUIERDA SE OBSERVA QUEMADURA DE PRIMER GRADO, EN REGIÓN QUE ABARCA REGIÓN PECTORAL LATERAL IZQUIERDA, INFRA ESCAPULAR Y TRIÁNGULO LUMBAR SE OBSERVA QUEMADURA DE PRIMER GRADO. Abdomen. Sin huella de lesiones traumáticas al exterior.--Extremidades superiores. EN REGIÓN DELTOIDEA IZQUIERDA CARA ANTERIOR SE OBSERVA QUEMADURA DE PRIMER GRADO, DE BRAZO IZQUIERDO QUE ABARCA LA CARA ANTERIOR, POSTERIOR Y LATERAL INTERNA TERCIO MEDIO Y DISTAL SE OBSERVA QUEMADURA DE PRIMER GRADO. EN REGIÓN DE MUÑECA DERECHA CARA ANTERIOR SE OBSERVA QUEMADURA DE PRIMER GRADO DE 2,5X2CM DE CIRCUNFERENCIA, EN REGIÓN AXILAR SE OBSERVA QUEMADURA DE PRIMER GRADO. Extremidades inferiores. Sin huella de lesiones traumáticas al exterior.-- Otros. - VALORACION NEUROLÓGICA GLASGOW 15/15. CONSIDERACIONES MÉDICO LEGALES: Las lesiones al momento en el que se procede a realizar el presente reconocimiento y con los medios que se dispone en este examen son compatibles con: * Contusión traumática directa o tangencial por objeto contundente o contusión traumática sobre superficie contusa, en región ocular derecha de data antigua según refiere la examinada habría sido agredida físicamente por su concubino días anteriores. * Lesión por mecanismo físico, compatible con quemadura de primer grado. Según la regla de los 9 de Wallace la superficie corporal quemada seria: región de tórax posterior el 7%, región de miembro superior izquierdo el 2% en región de cabeza y cuello 1%. CONCLUSIONES: CONTUSIÓN OCULAR DERECHA DE DATA ANTIGUA QUEMADURA DE PRIMER GRADO SUPERFICIE CORPORAL QUEMADA 10% SUGERENCIAS, OBSERVACIONES Y/O RECOMENDACIONES: SE OTORGA DÍAS DE INCAPACIDAD MÉDICO LEGAS DESDE LA FECHA DEL HECHO SE RECOMIENDA VALORACIÓN Y SEGUIMIENTO POR CIRUGÍA PLÁSTICA, SE RECOMIENDA NUEVA VALORACIÓN EN 5 MESES ANTE POSIBLE SECUELA ESTÉTICA PREVIA. VALORACIÓN POR CIRUGÍA PLASTICA SE RECOMIENDA SEGUIMIENTO POR SLIM O PSICOLOGÍA. DÍAS DE INCAPACIDAD MÉDICO LEGAL Por tanto se otorga 15 (quince) días de incapacidad médico legal. RECOLECCIÓN DE EVIDENCIAS Y/O MUESTRAS. Nro. DESCRIPCIÓN 1 SANGRE VENOSA EN TUBO TIPO VACUTEINER TAPA LILA.---“( Las negrillas, cursivas y subrayados no corresponden al texto original). Documental que merece fe y se le otorga pleno valor probatorio, por cuanto fue ofrecida y legalmente introducida a juicio, cumple la legalidad de conformidad a lo establecido en el artículos 131, 171, por su lícita obtención por cuanto es sometida a valoración de conformidad a lo que establece el artículo 173 del CPP, que por su carácter de cientificidad, el documento constituye un alto medio de prueba que nos ayuda a establecer en lo principal la existencia de las lesiones corporales en la víctima, como la ubicación y las posibles causas que originaron las mismas, es así que se tiene la existencia de lesiones provocadas por quemaduras en diferentes partes de su cuerpo como ser rostro, la zona del pabellón auricular, la zona del cuello, el tórax anterior, el tórax posterior, las extremidades superiores y otros, focalizándose estas quemaduras mayormente en la parte izquierda del cuerpo de la víctima, lo que nos hace concluir que la víctima se encontraba en posición lateral cuando fue rociada con el alcohol, porque en la parte derecha de su cuerpo no se observan mayores quemaduras, y además las capas superficiales de la piel sobre las que ha recaído el alcohol y se ha prendido fuego provocando las quemaduras, se encuentran sobre partes que contienen en el interior órganos vitales, como ser en el cuello, en la parte interior se tiene la laringe como órgano fonador, para poder hablar y respirar por la boca, la tráquea, indispensables para poder respirar, más abajo el esófago, necesario para el paso de alimentos, más abajo la zona lateral izquierda próxima al corazón, pulmones y órganos blandos interiores, principalmente la mama izquierda, en la zona pectoral misma que ha sido gravemente afectada por las quemaduras, no se observan fuellas en las extremidades inferiores, lo que apunta a concluir que el combustible que ha prendido el fuego ha sido rociado exclusivamente dirigido a partes que tienen función primaria en el cuerpo humano, rostro, cuello, tórax anterior, tórax posterior, puesto que de acuerdo al lugar donde se situación las quemaduras se tiene mayor convicción que la víctima se encontraba en zona lateral, cual si se encontraría echada de lado, criterio que se compulsa de forma integral y armónica con otros medios de prueba, por otra parte, y si bien no responde al hecho objeto de la acusación también se ha podido observar en la víctima, por parte de la médico forense que en el rostro en la región ocular derecha en ambos párpados se observaron equimosis olor verde violáceo de data antigua al hecho, es decir que la víctima presenta lesiones compatibles con agresión física que hay sufrido un par de días antes al hecho objeto del presente juicio.MP.PD9. – Formulario para predicción y prevención de Feminicidio de fecha 12 de agosto de 2020. Documental que en lo relevante refiere: “---1. ¿Es la primera vez que la agrede?: NO. 2. ¿Actualmente usted vive con su agresor? SI. 3. ¿Él controla la mayoría de sus actividades diarias, (Por ejemplo, le dice con quién puede hacer, sus amistades, cuándo puede ver a su familia, cuánto dinero puede usar/gastar)? SI. 4. ¿Su agresor consume habitualmente alcohol o drogas? Si. 5. ¿El agresor es celoso y violento (Por ejemplo, dice "si no puedo tenerte, nadie podrá”)? SI. 6. ¿Lo agresión de inicio fue con; insultos, humillaciones aislamiento de la familia y los amigos, bloqueo en la toma de decisiones, persecución y acoso? SI. 7. ¿La agresión física de inicio fue: empujones, bofetadas, puñetazos, patadas, mordiscos? SI. 8. ¿Ha intentado alguna vez estrangularla? SI. 9. ¿A medida que paso el tiempo las agresiones se volvieron más violentas? SI. 10. ¿En los episodios de violencia su agresor empezó a utilizar objetos contundentes? SI 1) ¿El agresor tiene algún tipo de arma? NO. 12. ¿Hay amenazas de muerte contra usted y/o su familia? SI. 13. ¿En los episodios de violencia física su agresor usa; sus propias manos, armas blancas, armas de fuego, objetos domésticos, objetos contundentes? Si. 14. ¿El agresor es violento con terceros o con animales? SI. 15. ¿El agresor tuvo problemas con la policía? SI. 16. ¿La ha golpeado alguna vez estando embarazada? SI. 17. ¿le ha forzado a mantener relaciones sexuales? SI. 18 ¿Tiene usted a cargo a menores de edad o familiares? SI. 19. ¿La persigue o espía, le deja notas amenazantes o mensajes en el contestador, destruye sus cosas? SI. 20. ¿A consecuencia de las constantes agresiones, usted pensó o intento quitarse la vida? SI. El agresor, le pide perdón “le dice no va volver a ocurrir”, tratando de reconducir su relación. SI. 21. ¿Usted denunció la agresión anteriormente? SI. 22. Factores de vulnerabilidad de la víctima NO. Discapacidad Menores de edad Grado es escolaridad En periodo de gestación Enfermedad grave Víctima extranjera Antecedentes de agresión física. 23. ¿Tienes miedo a tu agresor, sientes que su vida está en peligro? : SI 24. ¿El sistema METIS reporta registro de certificaciones médicas forenses anteriores? NO. Identificación de riesgo de Feminicidio: RIESGO ALTO.Documental que merece fe y se le otorga pleno valor probatorio, por cuanto fue ofrecida y legalmente introducida a juicio, cumple la legalidad de conformidad a lo establecido en el artículos 131, 171, por su lícita obtención, por cuanto es sometida a valoración de conformidad a lo que establece el artículo 173 del CPP y el formulario para la predicción y prevención de Feminicidio es una herramienta y/o técnica idónea puesto que el formulario tiene diferentes pregunta cerradas dirigidas a la víctima, es decir para responder solamente SI o NO, cuestionario que es utilizado en los protocolos de actuación para la prevención de víctimas de violencia en razón de género y Feminicidio, por cuanto no es un documento que solo extrae información directa de la víctima, sino tiene un componente de cientificidad y logicidad puesto que las preguntas pre elaboradas son generales, ello hace que se pueda medir en función a los resultados y valores obtenidos, habiendo llegado a establecer que la víctima se encuentra en riesgo alto de ser víctima de “Feminicidio”. MP.PD10. – Fotografías a fs. 10 en las que se evidencia las quemaduras. Fotografías cuyo pie de foto señalan algunas “202/8/12 04:26”, es decir habrían sido tomadas de forma posterior al hecho el mismo día y en las mismas se observan las diferentes quemaduras que presentaría la víctima principalmente en toda la zona lateral izquierda tal cual lo refiere el certificado médico forense, como parte del rostro, cuello, axilas, mamas, y espalda, asimismo se observa que las curaciones se realizaron en algún ambiente cerrado, como ser un cuarto y no en un nosocomio. Documental a la que se otros valor probatorio referencial únicamente al no contar con sellos, firmas o mayores descripciones, y que si bien la defensa no planteó incidente de exclusión probatoria, es decir no observó la vulneración de ningún derecho se permite su incorporación a juicio para valoración en estricto apego del principio de verdad material, siendo que la víctima no se ha presentado en todo el desarrollo del presente juicio y las fotografías nos ayudan a poder tener una noción de su aspecto físico, pero principalmente sobre las lesiones que presentaba producto de las quemaduras, por cuanto este elemento por sí solo no amerita mayor valor, pero si goza de valor de forma integral y conjunta con los otros medios de prueba, como ser principalmente el certificado médico forense, los informes policiales y las declaraciones testificales.MP.PD11. – Informe de entrevista psicológica de fecha 13 de agosto de 2020 correspondiente a Melvi Karen Cruz Daza, que en lo trascendental refiere: “--- I. Datos de identificación del caso. A: Dra. Irene Ramírez FISCAL DE MATERIA De: Psi. Sarah Gonzales La Fuente PSICÓLOGA DE LA UNIDAD DE PROTECCIÓN, ATENCIÓN A VÍCTIMAS Y TESTIGOS DE LA FISCALÍA DEPARTAMENTAL DE CHUQUISACA Delito: FEMINICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA N* de caso: 101102012001921. Lugar de evaluación: Domicilio de la víctima. Av. Juana Azurduy de Padilla #980. Zona Patacón. Fecha de la evaluación: 12 de agosto de 2020. Usuario: Víctima: Directa- Indirecta. Nombre: Melvi Karen Cruz Sexo: M. Edad: 33 años. Estado civil: Soltera C.I./Pas: 7520917 Nacionalidad: Boliviana. Lugar y fecha de nacimiento: Sucre/ 18 de junio de 1987. Grado de instrucción: Secundaria Ocupación: Florista Lugar de residencia: Sucre. Datos de contacto: 68649841. Relación con el denunciado (a): Pareja del señor Wilber Jiménez Murmerez. III. Motivo de la entrevista. A requerimiento de la Dra. Irene Ramírez, fiscal de materia de la Fiscalía Departamental de Chuquisaca, en fecha 12 de agosto de 2020, cuando se encontraba de turno, pide que se realice una entrevista psicológica la Sra. Melvi Karen Cruz. IV. Antecedentes relevantes. En fecha 12 de agosto la fiscal de turno requiere una entrevista psicológica a la Sra. Melvi, la cual fue víctima de quemaduras provocadas por su pareja el Sr. Wilber Jiménez. La Sra. se encuentra en una situación crítica debido a las agresiones y quemaduras que le provocó su pareja, motivo por el cual se le hizo la entrevista en su domicilio. Por la gravedad de sus heridas, la Sra. se encuentra muy adolorida y no se pudo recabar muchos datos en la entrevista. Indica que frecuentemente era víctima de agresiones físicas y verbales por parte de su pareja, que en varias ocasiones denunció estos hechos. Que por este motivo el Sr. Wiber estuvo en la cárcel por tres años, su hermana lo denunció porque me quería matar, señaló la evaluada. Manifiesta que el día martes por la mañana fueron a su florería a sacar dinero, debido a que su pareja le había robado 100 Bs., y no tenían para comer. Posteriormente se dirigieron a la casa del amigo del Sr. Wilber a consumir bebidas alcohólicas. La víctima señala que no consumió bebidas alcohólicas porque no se encontraba bien de salud y había tomado complejo B. Indica que el Sr. Wilber se puso celoso del amigo, la quiso agredir a ella y al amigo, posteriormente se dirigieron a la casa del agresor y en todo el camino la fue golpeando y jaloneando. Una vez que llegaron a la casa, la Sra. Melvi señala que se echó en la cama y que su pareja le dijo que iría a traer comida, sin embargo después de unos minutos le echo alcohol y le encendió fuego, ella muy asustada y desesperada se sacó la chopa y luego de varios intentos logró apagar el fuego. Indica que el papá del agresor llamó a la policía, estos llegaron y la llevaron a todos los hospitales de la ciudad para que la atendieran, pero ninguno la atendió debido a la pandemia, por este motivo fue a la casa de madre y su hermana que estudió medicina la está atendiendo y curando las heridas. Señala que su pareja es una persona muy agresiva, que tiene problemas de alcoholismo, y que frecuentemente la maltrata física y psicológicamente. V. Datos familiares: Nombre y Parentesco. Edad. Estado Civil. Nivel de Instrucción. Ocupación: Anderson, Jhovani y Briana, todos sus hijos de 16, 13 y 8 años respectivamente, una última hija que tuvo con el agresor responde al nombre de Melani Jiménez Cruz. Todos estudiantes colegio y escuela. Actitud y comportamiento durante la entrevista.- La señora se encontraba, acostada en su cama, con vendas en las heridas ocasionadas por las quemaduras, en el dormitorio se encontraba su mamá y sus dos hermanas. La señora no podía hablar bien debido al dolor que sentía, a pesar de eso, ella se esforzó para responder las preguntas que se le hizo. Durante la entrevista se mantuvo con un adecuado nivel de atención, y no se percataron alteraciones de memoria. VII. Metodología de la evaluación. Para la evaluación, se utilizaron las siguientes técnicas e instrumentos: Entrevista Clínico - Forense. La cual consiste en pedir a las personas que relaten los hechos por medio de preguntas abiertas, que informen sobre sus relaciones familiares, relaciones sociales relaciones laborales. ¿Quién le ayudó apagar el fuego?. Yo me apagado al sacarme mi chompa, él le ha ido llamar a su mamá, mami le he quemado a la Melvi le quemado a la Melvi, por celos, gritaba, eso yo escuchaba mientras me quería apagar el fuego, toda esta parte se me ha quemado (vuelve a señalar el lado izquierdo de su cuerpo y parte de su cara por la oreja izquierda). ¿Anteriormente recibía maltratos por parte de su pareja? ¿Tenía alguna denuncia por este motivo? Él ya había entrado a la cárcel porque también quería matarme yo ya no quería volver, él me ha vuelto a buscar me ha dicho que había cambiado, cuando ha salido de la cárcel, me ha llamado, yo normal trabajaba en mi florería con mis hijos estaba y no estaba con nadie, andaba sola, y creo q él se ha enterado eso y me ha buscado y hemos vuelto, pero mira no ha cambiado. ¿Cuánto tiempo enamora con él? Desde el principio son 6 años casi, pero el primer año su papá lo ha metido a la cárcel, medio año ha estado y luego por mí ha entrado su hermana ha puesto denuncia, hace tres años, tres años casi a estado él ahí, porque su hermana ha puesto denuncia, porque me quería matar, igual dijo le voy a echar gasolina a la Melvi, pero no me ha hecho eso, me ha pegado y su hermana ha llamado a la policía y se lo han llevado. ¿Cuándo salió de la cárcel y volvió con usted, la seguía agrediendo? Sí, y yo no le avisaba a mi mamá, me aguantaba, porque decía yo misma me buscado esto, igual volvíamos. Me he ido de su casa con policía he sacado mi ropa, porque estaba andando mal él tomaba y me gritaba, siempre me ha agredido psicológicamente, aparte de pegarme y yo me cansado y me venido, con mis cosas, con policía he sacado, pro ahí no puse denuncia, porque el policía me dijo, no le puedo valorar porque no soy psicólogo me ha dicho y ahí me negado me ha preguntado si me pegaba y yo no le dicho, bueno te voy ayudar a sacar tu ropa ,me ha dicho, y he ido a su casa él estaba durmiendo y le dicho a su mamá me lo voy a sacar su ropa, de ahí me ha vuelto a buscar, discúlpame Melvy, ha traído plata, toma para nuestra hija, he cambiado me ha dicho, de dos semanas, algo así ha venido, y otra vez me ha vuelto a golpear. ¿Hace cuánto tiempo ha sucedido esto? Después de carnaval más o menos en marzo. ¿Con que frecuencia sufría las agresiones por parte su pareja? Cada día me agredía psicológicamente más que todo, con insultos, feas cosas me decía, a veces me decía discúlpame no me acuerdo, a principio cuando ha salido de la cárcel le daba miedo pegarme, pero después a empezado a tocarme de nuevo. Casi siempre me agredía cuando estaba borracho casi todos los días tomaba a veces unos tres días se aguantaba de tomar, pero sí o sí tomaba el fin de semana, por eso no quería que le vea a mi hijita, no le quería bajar mucho a su casa, pasando un día dos días, le bajaba a mi hija, por eso yo quería que el venga a recogerme sano, a veces medio entonadito también venía. Desde la pandemia él venía recogerme a mi casa cada día, me iba a dormir con él de ahí nos íbamos a nuestro trabajo y yo venía donde mis hijos y en la noche otra vez me recogía. ¿Aparte de esa vez que ha estado en la cárcel, no tiene otra denuncia en el Slim o fiscalía por violencia? Tiene hartas denuncias de mí, es me ha abierto de aquí (señala la frente), me ha roto mi nariz, por eso también le han metido tres años. El anterior sábado igual me ha maltratado todo esto estaba hinchado (señala el ojo derecho) y todo mi cuerpo está maltratado. Eso no más ha pasado ahora me está doliendo grave mis heridas, mi hermana me ha puesto calmante, pero me siento mal. Eso sería todo licenciada.---“Sic. (Las negrillas, cursivas y subrayados no corresponden al texto original). Documental que cumple con las previsiones legales establecidas en los artículos 13, 171 y 333, del CPP, y por su importante contenido vinculado al objeto del presente proceso, toda vez que se trata del informe sobre la entrevista informativa practicada a la víctima, la misma constituye una pieza fundamental para poder acercarnos al conocimiento del hechos, en el entendido que la víctima relata a la profesional psicóloga como, cuando y donde que ocurrieron los hechos, es así que tenemos la entrevista a la víctima, que si bien no es una declaración testifical debe considerarse que en episodios de violencia contra las mujeres los informes de entrevista psicológica cobran relevante trascendencia a los fines de su valoración, puesto que se trata de violencia en razón de género y que conforme al protocolo de juzgamiento con perspectiva de género vigente por disposición de Sala Plena del TSJ, la información contenida en este medio de prueba es relevante al ser la información proporcionada de forma directa por la víctima, máxime que en el caso de autos, como emergencia de la comisión del presente hecho, la víctima ha abandonado el seguimiento del presente proceso, quien por referencias de la propia representante del Ministerio Público, como el representante del SEPDAVI y su propia familia, no se tendría conocimiento o certeza de dónde se encontraría la víctima en este momento, es más se tendría referencias que la víctima vive en situación de calle, es así que por todos esos antecedentes el presente medio de prueba documental merece todo el valor probatorio que le asigna el artículo 173 del CPP, al margen de que al haber sido realizado pro profesional psicóloga con idoneidad al ser funcionaria del Ministerio Público, goza de los caracteres de ciencia y experiencia como vertientes de la sana crítica, en cuanto a la información prestada por la víctima lo más relevante refiere que fue víctima de agresión física llegando a atentar contra su vida su propio concubino de nombre Wilber, quien luego de asistir junto a ella a una fiesta se puso celoso de un amigo, la quiso agredir a ella y a su amigo, posteriormente se dirigieron a la casa del agresor y en todo el camino la fue golpeando y jaloneando, una vez que llegaron a la casa, la Sra. Melvi señala que se echó en la cama y que su pareja le dijo que iría a traer comida, sin embargo después de unos minutos le echo alcohol y le encendió fuego, ella muy asustada y desesperada se sacó la chopa y luego de varios intentos logró apagar el fuego, otros datos relevantes es que la víctima ratifica haber sufrido de forma constante y reiterada episodios de violencia física y psicológica por el mismo agresor, una semana atrás había sido golpeada y que en dos ocasiones anteriores el agresor entró a la cárcel, que en todo caso fueron varias las veces que denunció los hechos de violencia y que ya amenazó anteriormente querer matarla, ello a los fines de poder compulsar esta información con diversos medios de prueba que ayudan a acreditar la secuencia, reproducción y ciclo de violencia constante y sistémica que sufría por parte de su agresor, quien era su propio concubino y padre de su última hija, con quien tendría una relación de aproximadamente 6 años, a los fines de poder considerar la versión prestada por la víctima en referencia a los hechos de violencia cursantes en la acusación entre fechas 11 y 12 de agosto de 2020, se tiene que el hecho, deviene de un ataque de celos por parte del concubino que dio inicio en una fiesta o acontecimiento al que asistieron con el agresor, donde habrían consumido bebidas alcohólicas, y el agresor se puso celoso de un amigo en común que tenían en la fiesta, es así que habría habido un conflicto por ello y el acusado lleva a su casa a la víctima con fuerza y violencia, en constantes discusiones, ya una vez en su domicilio ubicado en Av. Juana Azurduy es que ingresan al cuarto, la víctima trata de descansar y el acusado sale con la escusa de ir a traer comida, pero a los pocos minutos retorna con dos botes de alcohol y aprovechando que la víctima se encontraba recostada le echa y prende fuego, por otra parte alega que las llamas que envolvían su cuerpo no se apagaron de forma natural, sino que la víctima tuvo que sacarse su chompa y después de varios intentos recién llegó a apagar el fuego que envolvía su cuerpo, es decir que las llamas no se apagaron por auxilio del acusado sino de ella misma, se tiene que el acusado, luego de prender fuego a la víctima y ver la gravedad del hecho fue a buscar a sus padres para comunicarles lo que hizo, por cuanto la entrevista psicológica prestada por la víctima merece alto valor probatoria, consiguientemente a los fines de la compulsa armónica e integral necesaria de este elemento con otros varios producidos en el presente juicio, se desarrolla más a profundidad en las conclusiones de la presente sentencia. MP.PD9. - Informe complementario emitido por el investigador asignado al caso, de fecha 12 de agosto de 2020. Mismo que en su parte más relevante refiere: “---Dentro el proceso que sigue el Ministerio Público juntamente con la FELC-V, de OFICIO contra del Sr. WILBER JIMENEZ MURMEREZ, por la presunta comisión delito de FEMINICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA. Informo que dando cumplimiento a requerimiento emitido por la Dra. Irene Ramírez Padilla en forma verbal, en fecha 12 de agosto de 2020 a horas 15:00 pm. me constituí a la Av. Juana Azurduy de Padilla No 980, zona Patacón, domicilio que habita el Sr. Wilber Jiménez Murmerez, dicho inmueble es propietario el Sr. ALEJANDRO JIMENEZ LIMACHI Y LA SRA. TEOFILA MURMEREZ CABA (padres del denunciado), a versión de su padre el denunciado habita en un cuarto en su domicilio que se encuentra en la primera planta con una sola habitación, asimismo refiere que su hijo Wilber no quiere que viva en su domicilio porque mucho toma y se pelean con su pareja, donde en dos oportunidades le golpeo a su padre, por otra parte el denunciado ya fue expulsado de su domicilio, cabe mencionar que el denunciado solo vive con su pareja y no con su hija de seis años, la menor se encuentra con los abuelos maternos, por otra parte el denunciado no trabaja, ni aporta para los servicios básicos. Al presente informe se adjunta muestrario fotográfico del domicilio y la habitación que habita el Sr. Wilber Jiménez Murmerez.---“. Por otra parte se adjunta el muestrario fotográfico del inmueble. Documental que cumple con las previsiones legales establecidas en los artículos 13, 171 y 333, del CPP, a la que se otorga valor probatorio referencial, puesto que solo aporta información a los fines de poder conocer el domicilio donde habrían ocurrido los hechos y vivía el acusado como esporádicamente la víctima, que es de propiedad de los padres del acusado, como también coadyuva con información a los fines de poder determinar la existencia de indicadores sobre la personalidad del imputado, de acuerdo a las indagaciones realizadas por el investigador asignado al caso. MP.PD13.- Consistente en el reporte del Sistema Integrado de Gestión de Causas Penales, de fecha 12 de agosto de 2020, del ciudadano Wilber Jiménez Murmeres, quien registra seis procesos penales de los cuales cursa un proceso penal a denuncia de la misma víctima Melvi Karen Cruz, por la comisión del delito de Violencia familiar o doméstica Art. 272 bis. del CP, que ha concluido con procedimiento abreviado, otros tres casos por el mismo delito, en uno se encuentra imputado, en otro el proceso vinculado y otro a denuncia del señor Alejando Jiménez Limachi (su padre), que refiere caso cerrado.Documental que cumple con las previsiones legales establecidas en los artículos 13, 171 y 333, del CPP, a la que se otorga valor probatorio referencial, puesto que si bien no trata sobre antecedentes del presente hecho, la información cursante en el reporte coadyuva para poder establecer los rasgos de personalidad del imputado, como la conducta anterior que habría demostrado, a ser compulsado con otros elementos y que condicen a la declaración del acusado, como la entrevista de la víctima, que hicieron referencia a procesos penales previos, por violencia familiar, en los que la misma víctima fue denunciante, como también otro proceso por el que ingresó a la cárcel a denuncia de su progenitor.MP.PD14.- Dictamen pericial en biología forense de fecha 30 de agosto de 2020. Mismo que en lo más relevante refiere: “--- CODIGO INFORME: INF. LAB. CLIN. TOX. 0124-20 CASO: IDIF-0520-20-CH. 1. ANTECEDENTES. A requerimiento del Abog. Tito Guaraguara Martínez, Fiscal de Materia, de la Fiscalía Departamental de Chuquisaca y de acuerdo al proveído del Dr. Juan de Dios Cruz Cruz. Enlace Departamental de Chuquisaca, tengo a bien elevar el siguiente informe pericial, respecto al Caso N° 101102012001921, seguido por el Ministerio Público en la presunta comisión del delito de Feminicidio en Grado de Tentativa. 2. OBJETO DE PERICIA. + Determinar y cuantificar la presencia de alcohol (alcoholemia), en la muestra M-1 colectada a: WILBER JIMENEZ MURMEREZ. + Determinar y cuantificar la presencia de alcohol (alcoholemia), en la muestra M-2 colectada a: MELVI KAREN CRUZ DAZA. 3. DESCRIPCIÓN DE LA MUESTRA. IDIF-0520-20- CH (M-1).Un tubo vacutainer con tapa lila, contiene en su interior muestra de sangre venosa, rotulado con el nombre de WILBER JIMENEZ MURMEREZ. Se indica en el Requerimiento Fiscal y el rótulo del tubo colectado por el Médico Forense lo siguiente: Fecha y hora del Hecho: 12/08/20. Hora: 00:30 Fecha y hora de la Toma de Muestra: 12/08/20. Hora: 07:50. IDIF-0520-20-CH (M-2).Un tubo vacutainer con tapa lila, contiene en su interior muestra de sangre venosa, rotulado con el nombre de MELVI KAREN CRUZ DAZA. Se indica respectivamente en el Requerimiento Fiscal y el Acta de Toma de Muestra del Médico Forense lo siguiente: Fecha y hora del Hecho: 12/08/20. Hora: 00:30 Fecha y hora de la Toma de Muestra: 12/08/20. Hora: 07:40. 4. FUNDAMENTACIÓN TÉCNICO LEGAL. Para los estudios de identificación de las muestras se realizaron las siguientes pruebas: 4.1 DETERMINACIÓN DE ALCOHOL ETÍLICO POR UN MÉTODO ENZIMÁTICO. El método enzimático para la determinación de alcohol etílico se basa en la utilización de la enzima alcohol-deshidrogenasa, para catalizar la oxidación de etanol a acetaldehído con la correspondiente reducción de NAD a NADH. La presencia de acetaldehído produce un cambio en la absorbancia a 340 nm y este cambio es directamente proporcional a la concentración de alcohol en la muestra. 5. DESCRIPCIÓN DE LAS OPERACIONES REALIZADAS. 5.1. IDENTIFICACIÓN DE MUESTRAS Y/O EVIDENCIAS. Se procedió a la valoración técnico-científica de las muestras remitidas, a efecto de su posterior estudio químico-toxicológico. 5.2. EXAMEN QUÍMICO-TOXICOLÓGICO. 5.2.1 Determinación de alcohol etílico por un método enzimático. Se realizó la determinación de alcohol etílico en muestras de sangre por el Sistema bi-cromático fotométrico, denominado también Método Enzimático. 6. RESULTADOS. 6.1. Examen Químico. Realizada la determinación de alcohol etílico en las muestras de sangre se obtuvo el siguiente resultado: Determinación de alcohol etílico en muestras de sangre mediante el Método Enzimático IDIF-0520-20-CH CONCENTRACIÓN DE ETANOL. M1. Muestra de sangre venosa, correspondiente a WILBER JIMENEZ MURMEREZ “0,3 g/L” M2. Muestra de sangre venosa, correspondiente a MELVI KAREN CRUZ DAZA “1,4 g/L”. CONCLUSION. PRIMERA. > EN LA MUESTRA IDIF-0520- 20-CH-M1 (M-1: MUESTRA DE SANGRE CORRESPONDIENTE A WILBER JIMENEZ MURMEREZ), SE DETECTO LA PRESENCIA DE ALCOHOL ETILICO EN UNA CONCENTRACION DE 0,3 g/L. SEGUNDA. > EN LA MUESTRA IDIF-0520-20-CH-M2 (M-2: MUESTRA DE SANGRE CORRESPONDIENTE A MELVI KAREN CRUZ DAZA), SE DETECTO LA PRESENCIA DE ALCOHOL ETILICO EN UNA CONCENTRACION DE 1,4 g/L….” (Las negrillas, cursivas y subrayados no corresponden al texto original). Documental a la cual se le otorga pleno valor probatorio, al cumplir con el voto del artículo 171 del CPP, pero además por su alto contenido de cientificidad el mismo nos puede ayudar a establecer y generar convicción en los siguientes extremos, que por una parte, ambos (agresor y víctima), habían consumido bebidas alcohólicas con anterioridad al hecho, empero que el Sr. Wilber Jiménez Murmerez había tomado cantidades mínimas o al menos mucho menores a las cantidades de alcohol consumidas por la víctima, puesto que existe diferencia de 1,1 g/l, lo que de acuerdo a la ciencia y experiencia significa en un hombre un promedio de 3 cervezas o 3 copas de vino son suficientes para que llegar a un nivel de alcoholemia de 0,5 gr/l, permitidos inclusive para poder realizar algunas actividades porque no se disminuyen y menos pierden actividades sensoriales y motoras, por cuanto Wilber Jiménez Murmerez a momento de la comisión de los hechos estaba relativamente consciente, ello tomando en cuenta que la toma de muestra de sangre se realizó 7 horas después, eso es lo que llama poderosamente la atención, puesto que el nivel de alcohol en la sangre de la víctima arroja un altísimo grado de 1,4 g/l, lo que en términos de consumo en promedio para una mujer significa haber consumido entre 15 a 20 cervezas o copas de vino mínimamente, siempre de acuerdo a la ciencia y experiencia, esto trae consigo como efectos de la ingesta del alcohol, el deterioro grave de rendimiento psicomotor, la reducción de agudeza visual, la reducción de visión periférica y de recuperación al deslumbramiento, la falta de coordinación de movimientos, embriaguez, pérdida de control de facultades superiores, con ello la obvia disminución de capacidad sensorial y motora, necesaria para poder defenderse o poder evitar algún ataque externo, por cuanto al haber sido tomada la muestra 7 horas después del hecho, se entiende que la víctima estaba aún más ebria en el momento del hecho, con necesaria reducción de capacidad para poder ejercer resistencia a cualquier ataque o al menos coordinar sus movimientos, por cuanto un estado de vulnerabilidad por embriaguez, elemento probatorio que es compulsado con los diferentes medios de prueba a los fines de establecer la hipótesis y teoría del caso presentada por la acusación fiscal y la defensa.MP.PD15.- Consistente en Certificado Médico Legal-Forense Ampliatorio de fecha 01 de Septiembre de 2020, correspondiente a Melvi Karen Cruz Daza, que en lo más relevante refiere: “---AMPLIACIÓN 1. El Dr. Nancy Flores Daza. Médico Forense del Instituto de Investigaciones Forenses con matrícula profesional F-536 y matricula Departamental CH-2672 a requerimiento del representante del Ministerio Público, emitido por ABOG. TITO GUARAGUARA MARTINEZ y en uso específico de sus funciones. CERTIFICA: Que siendo las 09:00 horas; de 01/09/2020 procedí al reconocimiento Médico Forense en Consultorio forense, del paciente cuyos datos son los siguientes: Código IDIF: — IDIF/MEDFOR/SCR-2250/2020(1) Nacionalidad: Boliviana. Nombre completo: MELVI KAREN CRUZ DAZA Sexo: Femenino Edad: 33 años Documento: Indocumentado. CONSENTIMIENTO INFORMADO. El Médico Forense me informa sobre los procedimientos que se llevaran a cabo, de la importancia de los mismos para la investigación fiscal y las consecuencias posibles que se derivaran de la imposibilidad de practicarlos, por lo cual otorgo de forma libre mi consentimiento, autorizando este examen Médico Legal y la toma de muestras. ANTECEDENTES DEL HECHO. Según refiere la examinada manifiesta sufrió agresión física por parte de su concubino que después de una discusión por celos le habría rociado con alcohol y luego le prendió fuego y posteriormente le ayudó a apagar el fuego en fecha: 12/08/2020 a horas: 00:30 aproximadamente en su hogar. Con valoración médico forense en fecha 12 agosto del 2020 a horas 08:00 en su domicilio. ANTECEDENTES GINECOLÓGICO/OBSTÉTRICO: PARTOS: 1. CESAREAS: 3. ABORTOS: 2 FUM: HACE UNA SEMANA ANTICONCEPCIÓN: LIGADURA DE TROMPAS. EXAMEN FÍSICO GENERAL. Examinada se encuentra en posición sedente sobre su cama en su domicilio, consciente, vigil, lucida, orientada en tres esferas (tiempo espacio y persona) sin déficit motor ni sensitivo ni déficit cognitivo (atención, memoria y percepción) Colaboradora en el examen, al interrogatorio se evidencia coherencia en las respuestas. EXAMEN FÍSICO SEGMENTARIO. Cráneo. Sin huella de lesiones traumáticas al exterior.-- Rostro. EN REGIÓN AURICULAR IZQUIERDA EN PABELLÓN AURICULAR SE OBSERVA QUEMADURA EN PROCESO DE RESOLUCIÓN CON PIEL DE COLOR BLANQUECINO ROSADO CON DOS COSTRAS DE 0.5 CM. Cuello. EN CARA LATERAL IZQUIERDO SE OBSERVA QUEMADURA EN PROCESO DE RESOLUCIÓN CON PIEL DE COLOR BLANCO ROSADO. Tórax anterior. EN REGIÓN DE MAMA IZQUIERDA CUADRANTE SUPERIOR EXTERNO SE OBSERVA QUEMADURA EN PROCESO DE RESOLUCIÓN DE COLOR ROSADO. Tórax posterior. EN REGIÓN ESCAPULAR IZQUIERDA SE OBSERVA QUEMADURA EN PROCESO DE RESOLUCIÓN DE COLOR ROSADO, EN REGIÓN QUE ABARCA REGIÓN PECTORAL LATERAL IZQUIERDA, INFRA ESCAPULAR SE OBSERVA QUEMADURA EN PROCESO DE RESOLUCIÓN DE COLOR ROSADO EN TRIÁNGULO LUMBAR IZQUIERDA SE OBSERVA QUEMADURA EN PROCESO DE RESOLUCIÓN HÚMEDA CON PLACAS AMARILLENTAS BLANQUECINAS CON PRESENCIA DE POMADA (QUEMACURAN) Abdomen. Sin huella de lesiones traumáticas al exterior.-- Extremidades superiores. EN REGION DELTOIDEA IZQUIERDA CARA ANTERIOR SE OBSERVA QUEMADURA EN PROCESO DE RESOLUCIÓN DE COLOR ROSADO, DE BRAZO IZQUIERDO QUE ABARCA LA CARA ANTERIOR, POSTERIOR Y LATERAL INTERNA TERCIO MEDIO Y DISTAL SE OBSERVA QUEMADURA EN PROCESO DE RESOLUCIÓN CON SUPERFICIE HÚMEDA Y PLACAS AMARILLENTAS Y DE BLANQUECINAS CON PRESENCIA POMADA. EN REGIÓN DE MUÑECA DERECHA CARA ANTERIOR SE OBSERVA QUEMADURA EN PROCESO DE RESOLUCIÓN DE COLOR ROSADO, EN REGIÓN AXILAR IZQUIERDA SE OBSERVA QUEMADURA EN PROCESO DE RESOLUCIÓN CON COSTRA DE 3X1CM DE FORMA Y BORDES IRREGULARES. Extremidades inferiores. Sin huella de lesiones traumáticas al exterior.--Otros. - VALORACION NEUROLÓGICA: GLASGOW 15/15 CONSIDERACIONES MÉDICO LEGALES: + LESIONES POR MECANISMO FÍSICO (LÍQUIDO) COMPATIBLES CON QUEMADURAS. POR EL PROCESO DE RESOLUCIÓN COMPATIBLES CON QUEMADURAS DE SEGUNDO GRADO SUPERFICIAL Y PROFUNDO. + CON SUPERFICIE CORPORAL QUEMADA DEL 10% POR LA REGLA DE WALLACE REGIÓN DE TÓRAX POSTERIOR El 7%. REGIÓN DE MIEMBRO SUPERIOR IZQUIERDO EL 2% EN REGIÓN DE CABEZA Y CUELLO 1%. TRATAMIENTO DE LESIONES REALIZADAS EN DOMICILIO POR PARTE DE LA HERMANA CONCLUSIONES. + QUEMADURA DE SEGUNDO GRADO SUPERFICIAL Y PROFUNDA CON SUPERFICIE CORPORAL QUEMADA 10% EN PROCESO DE RESOLUCIÓN. SUGERENCIAS, OBSERVACIONES Y/O RECOMENDACIONES SE RECOMIENDA VALORACIÓN Y SEGUIMIENTO DE LAS LESIONES POR CIRUGÍA PLÁSTICA, SE RECOMIENDA NUEVA VALORACIÓN EN 5 MESES ANTE POSIBLE SECUELA ESTÉTICA PREVIA. VALORACIÓN POR CIRUGÍA PLÁSTICA. LAS LESIONES DESCRITAS EN LA PRIMERA VALORACIÓN SIEMPRE SE CONSIDERARON COMO QUEMADURAS DE SEGUNDO GRADO POR LO CUAL LOS DÍAS DE INCAPACIDAD MÉDICO LEGAL ESTUVIERON SUJETOS A DICHAS LESIONES. , SE OTORGA DÍAS DE AMPLIACIÓN MÉDICO LEGAL DESDE LA FECHA DEL HECHO DE 15 DÍAS A 25 DÍAS DE INCAPACIDAD MÉDICO LEGAL Por tanto se otorga 25 (veinte y cinco) días de incapacidad médico legal. ---“( Las negrillas cursivas y subrayados no corresponden al texto original). Documental que merece fe y se le otorga pleno valor probatorio, por cuanto fue ofrecida y legalmente introducida a juicio, cumple la legalidad de conformidad a lo establecido en el artículos 131, 171, por su lícita obtención por cuanto es sometida a valoración de conformidad a lo que establece el artículo 173 del CPP, que por su carácter de cientificidad, el documento constituye un alto medio de prueba que nos ayuda a poder reafirmar la existencia de lesiones corporales en el cuerpo de la víctima, como consecuencia de quemaduras varias realizadas mayormente en la parte izquierda del cuerpo, quemaduras que van desde el rostro, el cuello, el pecho, las mamas, la espalda y las extremidades superiores, que si bien inicialmente se habían catalogado como quemaduras de 1° grado, este certificado médico ampliatorio acredita que existen quemaduras profundas de 2° grado inclusive, es decir se ha llegado a afectar zonas más profundas de la piel, y que en partes del cuerpo en el que la masa corporal y grasa es menor, como la zona del cuello, estas quemaduras fácilmente pueden llegar a afectar el esófago, como la tráquea, debe considerarse que conforme a la ciencia y experiencia las quemaduras de primer grado afectan la capa superior de la piel (epidermis), en cambio las quemaduras de segundo grado afectan las capas más profundas de la piel (dermis), y que por las zonas en las que se detectaron estas quemaduras, como ser rostro, cuello, tórax anterior y posterior, las mismas son de necesario tratamiento, a ese fin las zonas corporales cuyas capas de la piel son más delgadas como cuello y rostro son lugares del cuerpo muy sensibles para cualquier quemadura, y las quemaduras de segundo grado junto a las de tercer grado son consideradas como quemaduras graves, no se descarta la posibilidad de provocar entre sus efectos la muerte de una persona, por una diversidad de factores, como ser infección de la zona afectada, deshidratación grave o estado de shock, que esta última es una de las causas más comunes de muerte como consecuencia de las quemaduras, muerte celular, deshidratación severa, intoxicación, lesiones inhalatorias, asfixia, etc., lo que quiere decir que conforme a la ciencia de la medicina forense, como de la tanatología, las quemaduras en el cuerpo pueden provocar muerte por diferentes factores, es así que la propia OMS, reporta que las quemaduras constituyen un problema de salud pública a nivel mundial y provocan alrededor de 180.000 muertes al año, por otra parte se verifica del certificado médico forense que el porcentaje de quemaduras corporales en el cuerpo de la víctima, también aumenta a un 10%, en proceso de resolución y se le aumentan los días de impedimento sujetos a una nueva ampliación de acuerdo a valoración que la víctima debía realizarse de forma posterior y con el dictamen de cirujano plástico al evidenciarse posibles secuelas de cicatrices o marcas indelebles, empero como se antecedió de forma posterior a estos actos la víctima sin dejar rastro se marchó, no conociéndose por su familia, el acusado o el Ministerio Público su actual paradero, este elemento es valorado de forma individual pero a su vez conjunta y de forma integral con los certificados médicos, el primer certificado médico forense, el testimonio de la médico forense que realizó el certificado y principalmente el testimonio de la persona que atedió y curó las heridas por quemadura de la víctima, su propia hermana, que es médico cirujano de profesión.MP.PD16.- Informe social de fecha 04 de septiembre de 2021 correspondiente a Melvi Karen Cruz Daza. Documento que recopila los datos del entorno social de la víctima, quien refiere que su núcleo más cercano lo conforman su madre, sus dos hermanas su abuela materna, como también sus cuatro hijos que se encuentran en nivel primario y secundario: La entrevistada proviene de una familia disfuncional a partir de la separación de sus progenitores, reconoce a su abuela materna, madre y hermanas como entorno familiar inmediato. b. Grupo familiar. En relación a la familia que constituyó la entrevistada: Se tiene una familia disfuncional, puesto que no vive con sus hijos La entrevistada tiene cuatro hijos, tres de una anterior relación de convivencia y la menor para el denunciado. “---Historial social: La usuaria hizo conocer antecedentes sobre la relación de pareja que inicio con el señor Wilber Jiménez Murmerez (denunciado), indicando que lo conoce de manera casual, aproximadamente desde hace 6 años, dándose una amistad se enteró que el mencionado era amistad de sus primos, lo que le motivo en iniciar una relación de enamoramiento, además que destaco que en inicio hubo buen trato hacia su persona. Un año más tarde, al parecer el año 2015, su pareja le insistió para que iniciaran una relación de unión libre, del cual su persona no se hallaba muy de acuerdo por vergüenza a la familia de su pareja, no obstante; aceptó tal proposición y llegaron a residir en la casa de la familia de origen de su pareja, el mismo ubicado en la avenida Juana Azurduy de Padilla, cohabitaron junto a los padres y hermanos del mencionado, en ese lugar se dieron problemas de entendimiento con su pareja, siendo el consecuente el consumo de bebidas alcohólicas que este manifestaba, aclarando que lo hacía cada fin de semana. En un apartado, mencionó que la madre de su cónyuge, conocía que su persona tenía hijos de otra relación de pareja que fracaso hace siete años por problemas de infidelidad por el padre de sus hijos, dándose una separación los hijos se quedaron a su cargo, pero en su toma de decisiones que estableció posteriormente de forjar tal relación de unión libre con el mencionado, fue criticada ya que su familia estuvo en total desacuerdo, de esa manera fue que los hijos se quedaron a residir temporalmente con su ex pareja y luego en la casa de su abuela de línea materna (Eusebia Loayza), persona que apoya en lo material a la entrevistada e hijos al igual que dos de sus tías. Especificó, que su familia no estaba de acuerdo con la relación de convivencia con el mencionado porque conocerían sobre un comportamiento indeseable y antisocial de éste, pero que a su persona el mencionado no se había manifestado como le decían, lo que le motivo a seguir con su decisión, pero después se fue dando cuenta de lo que le habían manifestado e incluso que solía consumir bebidas alcohólicas con frecuencia, manifestándose irresponsable ya que si bien se dedicaba al trabajo de albañil hubo despilfarro de sus ingresos, siendo su persona contaba con el apoyo de venta de arreglos florales para mantener a sus hijos y la relación que inicio con el citado. Dándose en la pareja un embarazo no planificado, ocurrió un hecho de violencia, donde su suegro denuncio a su cónyuge, con resultado este estuvo detenido en el penal de San Roque por varios meses y antes de que naciera su hija este obtuvo su libertad, de igual forma continuó su relación de convivencia. Como consecuencia del consumo de bebidas alcohólicas que manifestaba su cónyuge, recordó que en una oportunidad se dio un hecho de violencia en su casa, donde el mencionado en total descontrol de su estado etílico llego a romper sus objetos personales, todo ello en presencia de sus hijos por el cual decidió retornar a la casa de su abuela donde se hallaban también sus pertenencias. Afirmó que la relación de convivencia fue inestable, ya que en varias oportunidades se separaron y se reconciliaron, dijo que en un inicio fue convencida por un sentimiento de afectividad, luego se vio sujeta a amenazas contra su integridad física, ya que el mencionado le decía tanto en estado sano y de ebriedad lo siguiente... “si te veo con otro hombre los quemo a ti y a él”. Dándose otro hecho de violencia a su persona con denuncia en estas instancias, su cónyuge fue nuevamente recluido en el penal de San Roque, llegando a cumplir tres años de privación de libertad, durante ese tiempo su persona decidió distanciarse del mencionado, a pesar de esa decisión recibió llamadas donde el mencionado le expresaba insultos y advertencias que limitaran conocer a otros hombres, en otras oportunidades le refería su deseo de ver a su hija, hasta que concreto esa petición en una visita al recinto penitenciario el año 2019, para el mes de julio de ese año, el mencionado obtuvo su libertad en ese tiempo este le manifestó que había cambiado y recapacitado, por el cual su persona decidió darle una oportunidad de volver a la vida en común, llegando a residir nuevamente a la casa de la familia de origen de este, decisión que también fue en desacuerdo de su familia, pero su persona dijo que tenía la esperanza de que cambiara, sobre todo por su hija. Revisado los antecedentes de denuncia, se tiene consignado los siguientes casos, donde se ve involucrado el mencionado, caso Fis 1600082, siendo su estado sobreseído, luego el caso Fis 1700148 donde el denunciado se sometió a un proceso abreviado, ambas denuncias por delitos de violencia familiar. Sobre el hecho ocurrido en fecha 12 de agosto del presente año (2020), dijo que su persona acompañó a su cónyuge a la casa de una amistad de su pareja donde este se dispuso a consumir bebidas alcohólicas, en su estado el mencionado le manifestó sobre sus desconfianzas hacia su persona, luego la dejó y horas más tarde su persona recién se dispuso a compartir con los participantes, retornando su cónyuge con una amistad de sexo masculino llamado el “gato”, fue que mientras consumían bebidas volvieron a discutir como pareja y allí su cónyuge la agredió física y verbalmente, a la escucha de su amistad, este salió a favor de ella y entre ambos se dio otra pelea con agresiones físicas, es de esa manera que los dueños de la casa les piden que se retiren, en el recorrido obtuvo agresiones físicas, su persona lo advirtió con denunciarlo, al escuchar eso, su cónyuge se disculpó y tranquilizo. Al ingresar a la casa de la avenida Juana Azurduy de Padilla N° 980, aproximadamente las 02:00, su persona se dispuso a descansar, fue que el mencionado le hecho con alcohol y prendió fuego, como medida de auxilio fue socorrida por los padres de su pareja, quienes llamaron a la policía. Por lo que sabe de forma inicial el médico forense legal le otorgo 15 días de incapacidad. I. Situación actual. Por la situación de confinamiento por la pandemia, produciéndose el hecho, la entrevistada tuvo dificultades para acceder al servicio hospitalario, por el cual tuvo que permanecer en el domicilio de su madre ubicado en el barrio Canadá, bajo el cuidado y supervisión de su madre y hermana, persona que egresó de la facultad de medicina, quienes además se encargaron de las curaciones y de brindarle el apoyo material, ante los gastos demandantes por las quemaduras, tuvieron que recurrir a apoyo material de terceras personas. Es de esa manera que la red de apoyo familiar es activa, también la red de apoyo social, puesto que el centro Juana de Azurduy también se halla brindando el apoyo legal y social, como también fueron terceras personas que brindaron su apoyo material de forma desinteresada y compadecida por la situación. A la fecha, se pudo observar que la usuaria se halla muy bien restablecida, considerando que se puede levantar de su cama a lo que fue una dificultad en un inicio, pero con algunas curaciones en las quemaduras, esta situación le impide seguir realizando con normalidad sus actividades cotidianas, viéndose perjudicada en lo laboral, personal y familiar al no poderse relacionar con sus hijos y brindarles el sustento. Como demanda expresa, la entrevistada desea una sanción como por ley corresponde para el agresor, además de garantías personales para sus hijos, hermanos y sobre todo su madre, ya que en alguna oportunidad el denunciado le hubiera manifestado mediante amenazas su molestia por la intromisión de su madre. La entrevistada, conociendo que el denunciado se halla detenido, se siente tranquila, no observo ninguna amenaza a su parecer porque no cuenta con un teléfono celular, tampoco ve como amenaza a la familia del denunciado ya que conocen sobre el comportamiento del mencionado y que tampoco se asomaron para brindarle ningún tipo de apoyo. En fecha 01/09/2020, se tomó contacto comunicativo directo con la señora Lidia Daza (madre de la víctima), quien hizo conocer que nunca aprobaron la relación de su hija con el denunciado, puesto que sabían que se trataba de una | persona “de mal vivir, agresivo y que andaba con mala gente”, de esa manera se opuso a tal relación, pero el mencionado la acosaba y seguía a su hija, dándose el embarazo deciden darle una oportunidad, pero su hija encubría las agresiones físicas que sufría, ellos se daban cuenta por las marcas que mostraban. Por otro lado, una vez recluido el denunciado, este se daba modos de acosarla, incluso llego a comunicarse con su hija Marilyn para manifestar su interés de reconciliación con su hija y el deseo de ver a su niña, por el cual su hija acudió a visitarlo al recinto penitenciario. Obteniendo su libertad el denunciado, se volvió a reanudar la convivencia de su hija, relación que fue inestable porque terminaban en varias ocasiones, su persona en calidad de madre le pidió al mencionado que cambiara sus modismos para que sea ejemplo de su nieta, pero haciendo caso omiso continuo la problemática de relacionamiento entre ellos, para inicios de este año, este llego a faltarle el respeto, agrediéndola verbalmente con palabras soeces y amenazándola, por lo que le refirió este le dijo..."de tu hija muerta me van a separar”, en otra oportunidad hallándose este en estado de ebriedad también llego a faltar el respeto a la señora Eusebia, dijo no haber realizado una denuncia por su nieta y petición de su hija. Por último, dijo que el a partir de lo ocurrido la familia del denunciado no se ha manifestado para apoyar de ninguna manera a su hija y nieta, considera que la familia del denunciado estará más tranquila si el denunciado está detenido, ya que desde siempre han reconocido el problema de agresividad del mencionado al haber llegado a violentar a sus propios progenitores. V. Diagnóstico. En el presente informe social se conoce por información de la usuaria, sobre varios eventos de violencia física, los mismos protagonizados por el denunciado, una persona con antecedentes de denuncia por hechos de violencia anterior, eventos que fueron tolerados durante la convivencia que fue inestable en la pareja ya que se vio sujeta a un acoso permanente por el mencionado, al punto de darse este último evento de violencia que pudo culminar con la vida de la usuaria. Es importante destacar que las redes de apoyo familiar y social se han manifestado plenamente activas para su restablecimiento en su salud por el daño que ha padecido.---“( Las negrillas cursivas y subrayados no corresponden al texto original).Documental que merece fe y valor probatorio, por cuanto fue ofrecida legalmente e introducida a juicio, cumple con las previsiones legales establecidas en los artículos 13, 171 y 333, del CPP, y por su importante contenido vinculado al objeto del presente proceso, toda vez que se trata del informe social realizado por una profesional idónea y competente con la utilización de metodología y herramientas aplicables a este tipo de casos, entre ellas la entrevista semiestructurada practicada a la víctima, quien proporciona mayor información relevante de su conocimiento vinculado al hecho, como a los antecedentes de su relación con el agresor, como también su entorno familiar y las características de éste, no teniendo figuras masculinas (padres o hermanos varones) en su entorno próximo, del cual la información prestada por la víctima resulta relevante, en torno a que los antecedentes al hecho nos ayudan a poder conocer más sobre la personalidad del imputado, como de la propia víctima, empero principalmente poder ratificar que los episodios de violencia, se han venido manifestando de forma recurrente, y que se ha vuelto una práctica masoquista, el hecho de haber retomado por varias veces su relación conyugal con el acusado, porque los episodios de violencia familiar o doméstica que sufría ya eran recurrentes, las amenazas que el agresor vertía también eran constantes y en signos de celotipia alegaba que iba a acabar con su vida y que la forma de acabar iba a ser quemándola, que por otra parte el consumo de bebidas alcohólicas por parte de su concubino también era constante, la víctima reitera que al ser varios los episodios de violencia, el agresor entró en más de una oportunidad a la cárcel y que cada que salía le prometía que iba a cambiar es así que ella creía en esas falsas promesas por buscar el bienestar de su hija, refiere mayores rasgos de personalidad del acusado y en cuanto al hecho objeto de la acusación, coadyuva con mayor información en referencia al informe de entrevista psicológica inicial que prestó, complementando que hubo un episodio de ataque de celos que provocó una pelea previa entre su cónyuge con el amigo de la víctima, que esto ocasionó que el acusado sea echado de la fiesta y es por eso que llevó a la víctima a su domicilio agrediendo a esta de forma física u verbalmente durante todo el trayecto y que cuando se predispuso a descansar es que el acusado saca el alcohol, le rocía en su cuerpo y le prende fuego en la piel, sobre partes importantes y que debajo de las capas de la piel contienen órganos vitales, como ser cuello, tórax anterior y posterior, por cuanto el mismo se compulsa de forma integral, conjunta y armónica con otros diversos medios de prueba. MP.PD17.- Consistente en el Certificado médico de fecha 11 de septiembre de 2020 firmado por el Dr. Mirko D. Miguez García. Certificado médico realizado por profesional médico, y que en lo principal refiere: “---Que la paciente MELVI KAREN CRUZ DAZA de 33 años de edad, con C.I. 7520817 Ch., nacida el 18 de junio de 1987; se encuentra actualmente en tratamiento médico debido al antecedente de referir quemaduras de tipo dérmica que corresponde a la clasificación de “Gran quemado”, superior al 15% de la superficie corporal, Correspondiendo a quemaduras de 2° Grado profundo en región lateral izquierdo (Identifica las mismas zonas ya establecidas en el certificado médico forense), especifica la medicación variada que viene consumiendo, asimismo cremas dérmicas para quemaduras, hace referencia que la recuperación es regular, empero que en referencia a las quemaduras de segundo grado profundas en región del brazo lateral y brazo anterior y posterior izquierdo, el proceso de curación continúa. Se añade al diagnóstico anterior el síndrome de depresión que presenta la paciente y se supera de forma diaria, siendo esos los aspectos más relevantes del informe.---“( Las negrillas cursivas y subrayados no corresponden al texto original).Documental que merece fe y valor probatorio, por cuanto fue ofrecida legalmente e introducida a juicio, cumple con las previsiones legales establecidas en los artículos 13, 171 y 333, del CPP, misma que tiene el componente especial de cientificidad al ser elaborado por un profesional médico, es decir experto en el área quien acredita la existencia de quemaduras profundas de segundo grado en diversas partes del cuerpo de la víctima, al ser quemaduras graves, asimismo el procedimiento y tratamiento de rehabilitación como la medicación que se viene suministrando a la víctima, el galeno identifica una mayor proporción de quemaduras en el cuerpo de la víctima, que el establecido en el certificado médico forense ampliatorio, que llegaría aproximadamente al 15%, lo cual es razonable estando dentro de los parámetros de variabilidad entre los 10 y 15 %, finalmente se extrae por parte del galeno, quien percibe síndrome depresivo en la víctima, como consecuencia del hecho, lo cual denota mayor importancia, porque conforme ya se expuso en el desarrollo de la presente sentencia, la víctima, de forma posterior abandonó el seguimiento del presente proceso y actualmente se desconoce su paradero, inclusive pro sus propios familiares, consiguientemente este síndrome se relaciona con el hecho de no poder ser actualmente habida o tener referencias de ella. MP.PD18.- Consistente en el Certificado médico de fecha 13 de agosto de 2020 firmado por el Dr. Mirko Dante Miguez García. Certificado médico realizado por profesional médico, y que en lo principal refiere: “---Que la paciente MELVI KAREN CRUZ DAZA de 33 años de edad, con C.I. 7520817 Ch., PRESENTA LESIONES PRODUCIDAS POR QUEMADURAS DERMICAS CORRESPONDIENTES A GRADO AB “B” DERMICAS PROFUNDAS DE CLASIFICACION SEGUN PROFUNDIDAD CON UNA OXTENSION APROXIMADA > 25% DE SUPERFICIE CORPORAL; DE UBICACION EN REGIONES CUTANEAS ANTERIOR Y POSTERION DE BRAZO Y ANTEBRAZO, REGION AXILAR Y LATERAL DE DORSO ZQUIERDOS, AFECTACION UN REGIONES CUERO CABELLUDO, REGION CERVICAL Y PABELLON AURICULAR IZQUIERDOS; ADEMAS DE REGION ANTERIOR Y POSTERIOR DE BRAZO Y DE MUÑECA DERECHOS; ASIMISMO HEMATOMA SUPERCIAL LATERAL DEREOIO DE DOS Cm, de DIAMETRO APROXIMADO Y EQUIMOSIS VISIBLES EN PARPADOS INFERIORES. “LA MISMA RECIBIO LAVAJE” Y APLICACIÓN COM POMADA DE MITROFURAZONA Y SOL FI5.0.9%, Y TRATAMIENTO CON LOS SGTES MEDICAMENTOS: 1.5OL GLUCOSADA % Y SOL. FISIOLOGICA (VIA) 2.TRAMADOL 50mg. 5€, STATT y a las 12hr8. 3. CEFIXIMA DE 1grs + GENTAMICINA DE 80mg. 4. OMEPRAZOL DE 40MG 5. QUETOROLACO DE 60mg. 6.COMPLEJO B “2ml, 7.BUTILBROMURO DE HIOSCINA DE 10mg. 8.DEXAMETAZONA DE 3 mg. 10.METOCLOPRAMIDA de 10mg PRN. LA PACIENTE SE ENCUENTRA ESTABLE HEMODINAMICAMENTE , Y En TRATAMIENTO CURATIVO POR ESPACIO DE 40 DIAS DE IMPEDIMENTO DE ACTIVIDADES DE ACUERDO A LA SEVERIDAD DE LAS LESIONES ACTUALES.---“ (Las negrillas cursivas y subrayados no corresponden al texto original).Documental que merece fe y valor probatorio, por cuanto fue ofrecida legalmente e introducida a juicio, cumple con las previsiones legales establecidas en los artículos 13, 171 y 333, del CPP, misma que tiene el componente especial de cientificidad al ser elaborado por un profesional médico, es decir experto en el área, valoración médica realizada en fecha 13 de agosto de 2020, es decir al día siguiente del hecho, por cuanto acredita la existencia de quemaduras profundas AB “B” Dérmicas, en diversas partes del cuerpo de la víctima, al ser quemaduras graves, asimismo el procedimiento y tratamiento de rehabilitación como la medicación que se viene suministrando a la víctima, el galeno identifica una mayor proporción de quemaduras en el cuerpo de la víctima, que de en ese momento alcanzaba aproximadamente el 25%, de la superficie corporal, siendo que ha ese momento entre quemaduras superficiales de primer grado y quemaduras profundas la superficie corporal quemada era mayor, por cuanto se compulsa la certificación con otros medios de prueba, como los certificados médicos forenses y el propio certificado médico emitido por el mismo galeno de forma posterior, en el cual la superficie corporal quemada alcanza el 15 %, se entiende porque varias otras quemaduras superficiales de primer grado ya habrían desaparecido, finalmente a criterio del galeno por la severidad de las lesiones en tratamiento curativo los días de impedimento deberían oscilar por los 40.MP.PD19.- Consistente en el Certificado médico de fecha 01 de septiembre de 2020 firmado por la Dra. Josefina Miranda. Certificado médico realizado por profesional médico, y que en lo principal refiere: “---La señora Melvi Karen Cruz Daza de 33 años de edad, con C.I. 75201917 Ch., se encontraba postrada en cama en fecha 25 de agosto del presente año, por quemaduras, las mismas se encontraban en evolución favorable, salvo la herida de cara anterior interna del brazo izquierdo que le producía impotencia funcional. Se encontraba regular en estado general, con signos de depresión, con signos vitales estables. Dx. Quemaduras de 3° grado en brazo izquierdo, sobre afectado. Quemaduras de 2do y 1er grado en (ilegible) izq., Síndrome Depresivo.---“Recomendó interconsulta con cirugía plástica y psiquiatría. (Las negrillas cursivas y subrayados no corresponden al texto original).Documental que merece fe y valor probatorio, por cuanto fue ofrecida legalmente e introducida a juicio, cumple con las previsiones legales establecidas en los artículos 13, 171 y 333, del CPP, misma que tiene el componente especial de cientificidad al ser elaborado por una profesional médico internista, que ratifica el estado de las lesiones y las quemaduras que varían entre leves o de 1° grado, graves y muy graves de 2° grado, e inclusive a su criterio de galena observa heridas más profundas que habrían llegado ser consideradas como de 3° grado inclusive, por otra parte también puede observar el estado depresivo que presenta la víctima a consecuencia del hecho, recomendando valoración e interconsulta por cirugía plástica y psiquiatría, elemento que se valora de forma individual pero principalmente conjunta, armónica e integral con los diversos certificados médicos y otros medios de prueba.MP.PD20.- Consistente en el Certificado médico de fecha 09 de septiembre de 2020 firmado por el Dr. Fernando Pereira Suarez. Certificado médico realizado por profesional médico, cirujano plástico especialista analizado un mes después del hecho, y que en lo principal refiere: “La paciente (…) ingresa a consultorio con el antecedente de haber sufrido quemadura con alcohol por parte de su pareja en fecha 11 de agosto de 2020. Ingresa el día de la fecha a consultorio presentando quemaduras en región de cara lado izquierdo (Tipo A), antebrazo izquierdo tipo AB (Anterior y posterior), como lateral izquierdo, abdomen lateral izquierdo y dorso izquierdo tipo AB-B, con una extensión total de más/menos 8% de S.C.Q., con buena evolución en dichos sectores, aún tiene secuela no epitelizada en antebrazo izquierdo, con posibilidad de injerto en dicha zona…” (Las negrillas cursivas y subrayados no corresponden al texto original).Documental que merece fe y valor probatorio, por cuanto fue ofrecida legalmente e introducida a juicio, cumple con las previsiones legales establecidas en los artículos 13, 171 y 333, del CPP, misma que tiene el componente especial de cientificidad al ser elaborado por un profesional médico, es decir experto en el área, pero además el Dr. Fernando Pereira, es un cirujano plástico y reconstructivista, es decir especializaste en el área, por cuanto esta valoración médica realizada denota de mayor grado de cientificidad y experticia frente a los certificados anteriores y quien sin ingresar en contradicción con los mismos ratifica la existencia de quemaduras en diversas partes del cuerpo de la víctima, que van desde la cara hasta el tórax, dorso, y principalmente en las extremidades superiores de la parte izquierda del cuerpo de la víctima, señalando que estas quemaduras que son las más profundas son de tipo AB y AB-B, es decir heridas producidas por quemaduras profundas y que de acuerdo a la ciencia y experiencia, las mismas son consideradas como sinónimos de quemaduras de 2do y hasta 3er grado, siendo que las quemaduras más leves son de tipo A, y esas son las que se identificaron en parte de la cara lado izquierdo; Finalmente, el especialista señala que en las partes con quemaduras más profundas de tipo AB-B, particularmente la zona del antebrazo izquierdo, se pueda requerir el injerto de piel, práctica médica que de acuerdo a la ciencia y experiencia, solo se realiza en caso de que las lesiones no puedan recuperar con tratamiento, es decir la piel no pueda regenerarse. MP.PD21.- Consistente en el informe preliminar de fecha 10 de octubre de 2020, firmado por el Pol. Juan Jesús Duran Montalvo, Investigador asignado al caso, que en lo principal señala: “---Me cabe informar señor fiscal, una vez prosiguiendo con la investigación en fecha 25 de septiembre de 2020 a horas 15:10, se hizo presente la Sra. Thalía Cruz Daza testigo de cargo de la Sra. Melvi Karen cruz daza (victima), la misma refiere lo siguiente: “El día domingo 20 de septiembre a horas 08:30 aproximadamente el Sr. Wilber Jimenes Murmures llamó, preguntando por Melvi mi hermana indicando que pase a la llamada, posterior le colgué por miedo, luego reiteradas veces llamo, a la quinta vez le conteste y le dije que para que le llamaba, que ella estaba en el hospital, luego el me respondió (si no estaba tan grave esa noche recorrimos todos los hospitales y no nos atendieron debe estar en tu casa, por favor que me ayude porque me quieren dar treinta años de cárcel, y todo que fue por celos, escúchenme) luego de escucharlo colgué la llamada, después llamó toda la tarde y la noche razón por la cual cambie mi chip para evitar conversar con él y tenemos miedo mi familia porque tiene una mala fama por que habla en un lenguaje coba, talvez algo nos pueda pasar o él tome venganza contra mi familia”. (Las negrillas cursivas y subrayados no corresponden al texto original). Documental que merece fe y se le otorga valor probatorio referencial únicamente, por cuanto fue ofrecida legalmente e introducida a juicio, cumple con las previsiones legales establecidas en los artículos 13, 171 y 333, del CPP, al tratarse de la complementación de investigaciones que vino realizando el investigador asignado al caso y que en cuanto al hecho no refiere mucho, sin embargo llama la atención que de forma posterior al hecho y cuando el acusado se encontraría con detención preventiva el mismo haya tratado insistentemente de comunicarse con la víctima, por cuanto este elemento por sí solo no aporta con la teoría del caso en referencia al hecho pero si es valorado de forma referencial y complementaria a otros medios de prueba, particularmente testificales para poder ayudar a establecer la personalidad del acusado.MP.PD22.- Consistente en el dictamen pericial psiquiátrico de fecha 02 de octubre de 2020, realizado y firmado por el Dr. Marcelo Araníbar Maldonado, Médico Psiquiatra Forense del IDIF. Dictamen pericial practicado en etapa preparatoria y que a juicio ingresa por su lectura como prueba documental, que en lo fundamental refiere: “--- Referencia: DICTAMEN PERICIAL PSIQUIÁTRICO DE WILVER JIMENEZ MURMERES: Fecha: 02 de Octubre de 2020. DATOS DEL PERITO.: El profesional que suscribe, Dr. Marcelo Araníbar Maldonado es Médico Psiquiatra y Psicólogo Clínico, ha realizado su especialización médica en Psiquiatría y tiene cursos de postgrado (Diplomado superior y/o maestría) en Psicodiagnóstico Clínico y Test proyectivos, Psiquiatría Forense, Psicología Forense, Ciencias Sociales y Educación superior. Se ha desempeñado como docente en pre y postgrado en áreas de Psico-diagnóstico, Psiquiatría forense, Neurociencias y otros en varias Universidades de nuestro medio. Está matriculado en el Ministerio de salud con la matricula profesional N* A-797, en el Colegio Médico de Cochabamba con la matrícula N* A-013. Está afiliado como miembro fundador de la Sociedad Boliviana de Ciencias Forenses y Vicepresidente de la Sociedad de Psicología Forense. MOTIVO DEL INFORME. Mediante requerimiento realizado por la Fiscalía de materia de la ciudad de Sucre, Departamento Chuquisaca, dentro del Proceso de oficio que sigue el Ministerio Público contra WILVER JIMENEZ MURMERES, recluido en el Centro PENITENCIARIO DE SAN ROQUE, se ha solicitado la valoración por médico Psiquiatra Forense del Instituto de Investigaciones Forenses IDIF. REFERENCIA DEL CASO. Dentro la imputación seguido por el Ministerio público contra el prenombrado, por el presunto delito de FEMINICIDIO Y TENTATIVA DE ASESINATO); se dispone la notificación al suscrito Médico Psiquiatra Forense del Instituto de Investigaciones Forenses IDIF, a efectos de la valoración psiquiátrica del imputado. La pericia fue realizada en predios del Penal de San Roque, ciudad de Sucre. IV. PUNTOS DE PERICIA SOLICITADOS. 1. Realizar la valoración psiquiátrica del imputado WILVER JIMENEZ MURMERES sobre todos los aspectos que sean relevantes al caso 2. Periciar a la víctima sobre los siguientes puntos: o Perfil de personalidad. o Riesgo de violencia y reincidencia o Establecer conductas impulsivas o Establecer riesgo de peligrosidad. V. ANTECEDENTES RELEVANTES AL CASO MÉDICO LEGAL. 5.1. Antecedentes personales, conyugales y familiares. El peritado, proviene de una familia relativamente amplia, de origen humilde, el padre de ocupación albañil (al igual que el peritado), aparentemente tuvo problemas al menos de abuso de alcohol, la madre, con actividades domésticas, ha dado a luz a 5 hijos; la mayor de ellas es Silvia, de oficio comerciante, casada vive en Sucre, luego está Maritza que actualmente vive en España y realiza actividades de hogar, posteriormente está Wilver (el imputado) vivió en unión libre con su pareja hasta antes de su nuevo encarcelamiento, tiene una hija -con la victimade 6 años de edad. Le sigue Luis Alberto de 21 años, de oficio taxista vive y trabaja en Sucre, finalmente la hermana menor de nombre Sonia es soltera, vive y trabaja en España y realiza actividades domésticas en ese país. Aparentemente es una familia con nexos superficiales y distantes, los padres migraron por muchos años a España para realizar ahorros y mejora en la calidad de vida familiar, los hijos siendo adolescentes o muy jóvenes vivieron solos y al parecer existió pobre control parental por ese motivo abandonaron sus estudios de secundaria y es probable que el abuso de alcohol del peritado y de su hermano ya se haya iniciado en su vida adulta joven. Es también probable situación previa de disfunción familiar en la familia de origen del peritado. Respecto de la familia de pertenencia del imputado, sabemos por relato del mismo que la pareja (Sra. Melvy Karen Cruz), tuvo un matrimonio previo con un Sr. de nombre Alfredo que ahora vive en la ciudad de Santa Cruz, su expareja tiene nueva familia y al parecer la relación y responsabilidad con los tres (3) hijos que tuvieron es de abandono. Así entonces la Sra. Melvy Cruz tiene tres hijos de 16 años, 11 años y 7 años con esa persona; posteriormente se involucra con el ahora imputado y tiene una cuarta hija de nombre Melany y de 6 años de edad. Refiere que por temas de trabajo la hija menor y los tres hijos de la Sra. Melvy viven con familiares de ella, pues ambos ex conyugues vivían solos de lunes a sábado y solo los domingos visitaban a los cuatro hijos- 5.2. Antecedentes relacionados con la dinámica conyugal (víctima — imputado). Por relato del mismo peritado, sabemos que ambos tenían problemas por consumo de bebidas alcohólicas, asistían regularmente a reuniones o fiestas y en contexto de embriaguez existía una agresión psicofísica recurrente asociada a celotipia. (Probablemente ese haya sido el motivo para que los familiares de la Sra. Melvy tuvieran la guarda y custodia de los 4 hijos de ella) Señala el peritado entre otras cosas: “.... Nos peleábamos porque ella se portaba mal,... se perdía por 2, 3 o hasta 4 días dice con sus amigas y no llegaba a dormir,... se iba a beber,.... por otras bocas supe que incluso se prostituía...” Más adelante en la entrevista dice: “... yo era preocupado y cariñoso con ella, porque ella es bonita y todos los hombres le miraban,... cuando tenía plata les llevaba cosas a sus tres hijos,.... ella cuando bebía se acordaba d su ex marido, el Alfredo, ... y cuando le reclamaba se volvía como loca, ... actúa sin medirse y levanta cuchillo,.. Una vez me acuchilló en mi cara y mi cuello (muestra cicatriz), es muy impulsiva, directamente ataca,... otra vez igual levantó una botella, lo rompió y me atacó en el rostro...” Respecto del vínculo del peritado con la familia de la Sra. Melvy dice éste: *... La familia de Melvy siempre me trató de lo peor, nunca me aceptaron piensan que soy un criminal y maleante”. 5.3. Resumen de la Entrevista psicológica realizada por la Unidad de Protección a víctimas con la Sra. Melvy Karen Cruz y elaborado por la Lic. Sarah Gonzales La Fuente. En dicho informe, la colega relata que de manera permanente existió un clima de agresión psicofísica que fue denunciada en anteriores ocasiones y que provocó el encarcelamiento del ahora imputado en dos ocasiones previas (por 6 meses y por tres años) en pasados años. En ese informe se confirma el contexto de celotipia del imputado, además del consumo abusivo (si no dependiente de alcohol) de la deshonestidad en el vinculo de pareja, de tendencias a la falsificación y mentira. Aunque esta última inferencia muy probablemente sea recíproca. Es en general un vínculo tóxico, rígido de conductas a repetición y con muy alto riesgo de reincidencia en la violencia que parece ser recíproca. 5.4. Resumen de los supuestos hechos, según relato del imputado. Cuando le pedimos que nos describiera los hechos que hoy son motivo de este proceso penal, el peritado nos dice: “... todo fue un accidente, .. ella pisó un cigarro y se prendió sola,... los dos estábamos mareados, ella me echó con alcohol, y yo también, y cuando ella se prendió, yo también me quemé...” COMENTARIO TÉCNICO. Respecto del relato de los hechos, (como accidente fortuito) es un relato poco creíble, no congruente con los antecedentes previos de violencia doméstica y de agresividad. Sin embargo, es también muy probable (por indicadores físicos y actitudinales) que esta violencia conyugal de larga data haya sido recíproca y tenga connotaciones tóxicas en esta pareja. Máxime si consideramos que existen cinco (5) antecedentes previos del sistema integrado de gestión de causas penales de denuncias de violencia doméstica en fechas 22/07/del 2005, 12/ 08 del 2014, 12/09 del 2016, 09/01 de 2017 y 02 de abril de 2017. Sí bien el riesgo de feminicidio es alto, pues el formulario de predicción y prevención de feminicidios puntúa en 21 (en una escala de O a 24), existe también la posibilidad de riesgo de homicidio por parte de la ahora víctima hacia el imputado, si éste se encontrara en libertad, dados los antecedentes de violencia previa que la Sra. Melvy también habría provocado en el ahora imputado. VI. INSTRUMENTOS UTILIZADOS. Orientamos la entrevista hacia un enfoque más ecléctico, abierto, dirigido a valorar su funcionamiento psíquico y el nivel de riesgo, dada la proclividad a la ocultación de información. Los instrumentos aplicados en el formato de entrevista fueron: 1. Entrevista clínica semi-estructurada. 2. Examen Mental 3. Índice de criminalidad y valoración de riesgo social (COBRA) 4. Lista de verificación de psicopatía. Psychopathy Checklist. (PCL-R. Robert Hare, 2003) 5. Inventario multifásico de personalidad de Theodore Millon (MCMI II) 6. Escala de impulsividad de Barratt (Barrat impulsivity Scale) BIS 11. 7. Test camuflado de triada oscura de personalidad (TRIOPE) VII. RESULTADOS DE LA EVALUACIÓN PSIQUIÁTRICA. 4. Entrevista clínica. Es un recurso esencial para la exploración técnica de las funciones mentales superiores y para la valoración de posibles sintomas psicopatológicos del Eje |. Son entrevistas semi-estructuradas que tienen entre 60 y 120 minutos de duración. Uno de los propósitos del trabajo clínico realizado, fue el de evaluar el nivel de riesgo social en la conducta del peritado, se trabajó también en busca de identificar su condición clínica, la posibilidad de reincidencia de conductas de violencia en situaciones de pareja y otros de utilidad para fines de administración de la justicia. Por ese motivo, intentamos una reconstrucción de aspectos específicos de los hechos, los mismos que hemos señalado en antecedentes personales. En su conducta interpersonal, establece contacto visual tangencial, colabora regular a la entrevista, impresiona resonancia afectiva superficial, con tendencia a la dramatización y ocultación de información, así mismo en los instrumentos aplicados encontramos indicadores de falsificación y mentira. En todo caso, aunque no existen evidentes datos de sarcasmo, malignidad o narcisismo maligno, si registramos elementos de egocentrismo y “narcisismo pueril” encubiertos por una aguda inteligencia social - interpersonal. Durante la entrevista se muestra tranquilo y emocionalmente estable. No registramos incongruencias respecto de declaraciones previas. 2. Examen Mental. Durante el desarrollo de la entrevista el peritado, se ha mostrado afable, y al recordar eventos pasados también denota melancolía y frustración por el doble motivo de haber perdido a su pareja y de haber perdido el apoyo de su propia familia, se siente abandonado, casi derrotado, haciendo énfasis en que todo fue un accidente o que no habría una intencionalidad maliciosa en el hecho de rociar alcohol a su pareja (según el peritado ella misma accidentalmente se prendió fuego luego de pisar un cigarrillo encendido), este dato nos informa de una pobre racionalización, tendencia a la negación o justificación absurda y también nos informa de una impulsividad comportamental asociada a un primitivismo cognitivo pulsional (sin embargo como antes ya adelantamos esta tendencia impulsiva parece ser recíproca, generando de ese modo circuitos viciosos de agresividad y perdón en la relación de pareja) y decimos esto, porque a pesar de antecedentes previos de violencia doméstica reportados en denuncias judiciales, la víctima retornaba nuevamente a esa relación tóxica. Por numerosas investigaciones esa conducta siempre está asociada a violencia recíproca recurrente. Hay también indicadores que nos informan de una tendencia al ocultamiento, mentira y la confabulación. Por otra parte, en la exploración mental y en la observación clínica encontramos indicadores comportamentales que son frecuentes en sujetos con estructura narcisista, histriónica y disocial. Hallazgos que luego fueron confirmados en un instrumento psicométrico (MCMI 11). Al examen mental, no observamos dificultades de comprensión; la consciencia es clara, está bien orientado globalmente, no hay conductas desorganizadas, su nivel de atención está bien conservado al igual que la concentración. Su lenguaje es gramatical, el capital ideativo es suficiente, no observamos descarrilamientos, ni sistemas delirantes en la estructura de su pensamiento. Sin embargo, lo que sí registramos son ideaciones de confabulación, conductas de dramatización y victimización con tendencia a la simulación y manipulación. Modula un estado de ánimo distímico, con discretos elementos ansiosos, todo ello por el contexto de la entrevista, sus experiencias penitenciarias parecen haber logrado aprendizajes de sobrevivencia. No hay conductas de alucinado ni el paciente expresa experiencias de ese tipo; clínicamente el nivel de inteligencia impresiona como en nivel promedio, aunque es posible que su inteligencia emocional, no haya alcanzado esa misma madurez. 3. Índice de criminalidad y valoración de riesgo social (COBRA). Es un instrumento que valora según criterios de frecuencia e intensidad las siguientes variables: a. Conducta disruptiva - impulsiva (8 items) Ideación - sensorio y cambio conductual (5 items) Conducta sexual (2 items) Conducta /cognición y resonancia afectiva disfuncional! desadaptativa (14 ítems) Tolerancia al dolor y antecedentes personales (7 Ítems). Respecto de este útil instrumento en el campo forense, luego de concluida la entrevista libre y luego de triangular información de otras fuentes asignamos al peritado una puntuación en nivel de umbral muy alto en 5 de los 37 ¡ítems revisados (15 pts). Los ítems en nivel umbral se corresponden con: impulsividad, pobreza del autocontrol impulsivo, reacciones agresivas graves, antecedentes de violencia doméstica, antecedentes judiciales y de encarcelamiento. Otros items en nivel umbral moderado están relacionados a ataques físicos y verbales a la pareja, confabulaciones, ideación celotípica, transgresión a normativas, violencia frente al abandono, egocentrismo, inestabilidad emocional, mentira, impulsividad comportamental (30 pts) Total 45 pts Esto se corresponde con un nivel 3 e implica "Riesgo social muy alto para la reincidencia de violencia doméstica” 4. Psychopathy Check list (Lista de verificación de psicopatia) (Robert Hare, 2003). Se trata del instrumento de referencia a nivel internacional para la evaluación de la psicopata en la población penitenciaria y en la práctica clínica y forense. Los estudios publicados han demostrado su capacidad para detectar perfiles delictivos, criminales, de muy alto riesgo social; así como predecir riesgos de reincidencia, quebrantamientos de condena y conducta antisocial dentro y fuera de los centros penitenciarios. Se compone de 20 items que son valorados a partir de información recogida en entrevistas semiestructuradas y de documentación disponible sobre el sujeto: historial delictivo, informes periciales, actas de juicios, historial laboral, valoraciones de iguales, etc. El PCL-R proporciona una puntuación general de Psicopatía y puntuaciones en dos factores (Interpersonal/ Afectivo y Desviación social) y en cuatro facetas (Interpersonal, Afectiva, Estilo de vida, Antisocial). De los 20 items que se analizan en esta escala encontramos que en dos de las tres facetas: interpersonal y afectivo-emocional, el peritado es calificado en niveles moderado — altos; pues registra puntuaciones de ocho (nivel umbral alto) y ocho (nivel umbral moderado) en items como: falta de aceptación de la responsabilidad de sus acciones, pobre control de conducta, impulsividad, manipulación y mentira patológica. Los ítems que tienen un nivel sub umbral son los que se corresponden con estimación grandiosa de sí mismo, afecto superficial, insensibilidad, irresponsabilidad, falta de objetivos a largo plazo. En conclusión, la puntuación global bruta: es de diez y seis (16); lo que permite señalar elementos disociales en nivel discreto en su conducta y personalidad, aunque la conducta disocial no llega al umbral de sociopatía. 5. Inventario multifásico de personalidad de Theodore Millon (MCMI ll). Es un instrumento que evalúa la personalidad y sus trastornos y también junto a éste valora los principales síndromes clínicos del Eje | en la patología psiquiátrica. Diferencia cuatro escalas de validez (V, X, Y, Z); Diez escalas de patrones clínicos de personalidad, según niveles de gravedad, otras tres escalas de personalidad patológica severa; seis escalas de síndromes clínicos psiquiátricos del Eje | y finalmente otras tres escalas que miden trastornos clínico-psiquiátricos severos del eje |. Consta de 175 ítems, los mismos que son corregidos por un programa computarizado. Es un instrumento creado por Kudó Tovar (1999) siguiendo el marco de referencia de T. Millon. Los resultados computarizados de este test nos informan de validez y consistencia mínima suficiente en las respuestas, puntajes en nivel umbral extremo se observan en las estructuras narcisista e histriónica de personalidad (112), niveles sub umbrales se registran en los patrones clínicos antisocial y pasivo agresivo. Llama la atención las puntuaciones bajas en las categorías de dependencia al alcohol y drogas, en todo caso los indicadores de falsificación y mentira observados en el examen mental y la entrevista sugieren que el peritado al menos minimiza su consumo de alcohol y/o sustancias. 6. Escala de impulsividad de Barratt (Barrat impulsivity Scale) BIS 11. La escala de Barrat (Barrat Impulsivity Scale) fue desarrollada para distinguir la impulsividad de la ansiedad, la impulsividad en personas normales y cuantificar los límites de la impulsividad en psicopatología. Permite la cuantificación de la impulsividad como constructo global y la interpretación por subescalas: Atencional, Motora y No planeación. El Punto de Cohorte para considerar a un sujeto altamente impulsivo es de 72 o más (Stanford y col); puntajes entre 52 y 71 se consideran normales, y niveles inferiores de 52 se interpretan en sujetos controlados en exceso, o que no responden con sinceridad. Dentro de la impulsividad patológica (no funcional) se describen subtipos: impulsividad motora, impulsividad atencional, impulsividad de planeación, implicadas en diferentes facetas de la conducta motora y comportamental. Los resultados del hetero-análisis basado en antecedentes y terceras fuentes, nos arroja una puntuación global de 69. Aunque se habría esperado una puntuación un poco mayor, éste registro muy cercano al límite, da cuenta de una conducta muy reactiva en situaciones de conflicto o estrés, es decir de fácil irritabilidad e impulsividad, ésta parece lograr un control apenas suficiente en ciertos contextos. Sin embargo, bajo el efecto de desinhibición del alcohol la impulsividad del peritado probablemente sea significativamente alta. 7. Test camuflado de triada oscura de personalidad (TRIOPE). Se trata de un instrumento que revisa desde una metodología de doble ciego rasgos asociados a la llamada triada oscura de personalidad por una parte y por otra a rasgos asociados a la luminosidad de la personalidad, La construcción del perfil mezcla e intercala items de oscuridad y luminosidad. Es decir contiene 25 ítems de una escala de luminosidad y otros 25 items de una escala de personalidad oscura. El diseño también implica la atenuación de las afirmaciones a partir de tres (3) alternativas de respuestas: En desacuerdo, parcialmente de acuerdo y de Acuerdo. En función de la puntuación obtenida en los ítems del TRIOPE, se valora la presencia y nivel de elementos de alto riesgo social, en sujetos que han mostrado datos de narcisismo maligno, sociopatía y nivel de malignidad por una parte y por otra parte en función de criterios de sublimación, espiritualidad, aceptación de los demás, compasión, empatía. Es un recurso que debe ser contrastado en sujetos de nivel inteligencia alto junto al análisis interpretativo del clínico de la biografía del sujeto, los antecedentes, la entrevista forense y el examen mental. Del auto registro realizado por el peritado, se encuentran siete (7) indicadores de malignidad y (13) trece indicadores de incongruencia, es decir de mentira o falsificación. Habitualmente estos hallazgos se observan en dos tipos de personalidades: Por una parte, en sujetos con tendencia al encubrimiento, negación, falsificación, mentira y confabulación torpe e infantiloide, con inteligencia normal bajo; y por otra parte en sujetos narcisistas e histriónicos que producto de su tendencia estructural a la confabulación construyen una autoimagen claramente hipertrofiada de sí mismos. CONCLUSIONES EN RESPUESTA A LOS PUNTOS DE PERICIA. 1. Realizar la valoración psiquiátrica del imputado Sr. WILVER JIMENEZ MURMERES, sobre todos los aspectos que sean relevantes al caso. Como se ha descrito en el informe, la investigación clínica e instrumental nos informa de un sujeto con una personalidad narcisista e histriónica con rasgos antisocial y pasivo agresivo, habitualmente estos sujetos muestran una tendencia al encubrimiento, negación, falsificación, mentira y confabulación respecto de sus conductas interpersonales e íntimas. También registramos datos de impulsividad, o pobreza en el autocontrol impulsivo, con reacciones agresivas graves en situaciones límite, datos comportamentales que son reactivos a ideación celotípica, y a la tendencia recurrente a la transgresión a normas, violencia frente al abandono, inestabilidad emocional. Situaciones que implican un Riesgo social muy alto para la reincidencia 2. Periciar a la víctima sobre los siguientes puntos: o Perfil de personalidad. o Riesgo de violencia y reincidencia o Establecer conductas impulsivas o Establecer riesgo de peligrosidad. En nuestra visita a Sucre no tuvimos la ocasión de ubicar y entrevistar a la víctima. En ese sentido, no podemos dar cuenta de estos puntos periciales requeridos. Sin embargo, como se ha señalado a lo largo del informe, la totalidad de las investigaciones que trabajaron en el tema de violencia doméstica con víctimas que tienen independencia económica, apoyo de su familia de origen, como es el caso), registran como resultados SIEMPRE una conducta de agresividad psicofísica RECÍPROCA en estas parejas denominadas tóxicas. COMENTARIOS TÉCNICOS Y RECOMENDACIONES. Insistir en la necesidad de contar con la información y las condiciones básicas para realizar los periciales en sujetos que están en libertad o con medidas sustitutivas, pues el no contar con condiciones de domicilio actual, teléfonos de referencia y contacto con otros testigos y fuentes de información, impide la realización de dichos estudios.---“( Las negrillas cursivas y subrayados no corresponden al texto original). Documental que merece fe y se le otorga alto valor probatorio por su contenido de cientificidad, al haber sido realizada por un perito en psiquiatría forense del IDIF con amplia experiencia profesional y laboral, por cuanto fue ofrecida legalmente e introducida a juicio, cumple con las previsiones legales establecidas en los artículos 13, 171 y 333, del CPP, la misma que nos ayuda en poder establecer los siguientes extremos: Sobre la evaluación del riesgo social y personal en contra de la víctima, los resultados obtenidos a partir del análisis del peritado señalan que el mismo reúne todos los patrones e indicadores que lo hacen un persona agresiva y peligrosa, por los constantes hechos de violencia previa registrados, el mismo no tiene patologías o desviaciones mentales que lo hagan inimputable, por cuanto es una persona que siempre tuvo conciencia de los actos que realizó, el riesgo social para reincidencia en episodios de violencia doméstica, no solamente con la misma víctima, sino con terceros es muy alto, no es un sociópata, empero los índices de agresividad interpersonal en razón de género contra su pareja (víctima) que presenta son de consideración, el perito observó que en más uno de los instrumentos practicados, el peritado trató de encubrir su dependencia con el consumo constante de alcohol, mismo que sería el generador de mayores episodios de violencia, por otra parte es fácilmente irritable, es decir reacciona de forma agresiva de forma inmediata ante cualquier acto y que cuando se tiene consumo de alcohol es mas difícil poder controlar sus impulsos, la negación a lo ocurrido, el encubrimiento, la falsedad en sus declaraciones, son patrones redundantes, por cuanto se lo considera una persona narcisista e histriónico, que buscan construir una autoimagen claramente hipertrofiada de si mismos, ese criterio es reiterado porque se denota que si bien reconoce su participación en el hecho, trata de hacer creer que esa conducta fue reprochable y provocada por la víctima, es decir tratando de justificar de forma insistente su actuar y tratado de dañar la imagen de la víctima como madre y mujer, finalmente se han registrado con diferentes herramientas e instrumentos en el peritado datos de impulsividad, pobreza en el autocontrol, reacciones agresivas graves en situaciones límite, es decir considerando seriamente el resultado que sus acciones por reacción pueden llegar a causar, por cuanto el riesgo social de provocar agresiones o de atentar inclusive contra la vida de alguna persona, en especial en contra de la víctima a quien en más de una oportunidad agredió física, verbal y psicológicamente, por reincidencia resulta elevado, no se pudo completar los puntos de pericia dirigidos a la víctima por cuanto la víctima como se señaló líneas más arriba desapareció y no se conoce su actual paradero, por cuanto la información al margen de prestar información relevante en referencia al hecho, puesto que el acusado presentó una nueva versión de los hechos en su entrevista, resulta relevante para considerar la personalidad del acusado, por cuanto se valora de forma plena este medio de prueba, siempre en las vertientes ciencia y experiencia como componentes de la sana crítica. MP.PD23.- Fue retirado por la representante del MP.MP.PD24.- Consistente en el requerimiento fiscal de fecha 05 de febrero de 2021 y los antecedentes del caso FIS: 1701674, mismo que en su parte más relevante hace referencia a la emisión de un requerimiento fiscal para verificar el reporte de los antecedentes del caso asignado con ese número de FIS, proceso penal iniciado a denuncia de Silvia Jiménez Murmeres y Melvi Cruz Daza, en fecha 02/04/2017,quien denuncia en contra de su concubino Wilber Jiménez Murmeres, señalando que la víctima se encontraba en un acontecimiento social y su concubino fue a la fiesta y la sacó con mentiras y en su casa de su madre procede a golpearla de forma violenta llegando a ser auxiliada por la hermana del mismo agresor, proceso penal que ha concluido con la aplicación de salida alternativa de procedimiento abreviado a cargo del fiscal de materia Jorge Sindulfo Romay Pulido.Documental que merece fe y se le otorga valor probatorio por su lícita obtención e incorporación a juicio, por cuanto conforme a lo establecido en los artículos 13, 171 y 333, del CPP, la misma coadyuva en poder establecer la existencia de un antecedente previo de violencia familiar y doméstica que a concluido con sentencia condenatoria en procedimiento abreviado en contra del ahora acusado, en el cual la víctima resulta la misma persona es decir la Sra. Melvi Karen Cruz, por cuanto se la considera en esa esfera, es decir a los fines de establecer la personalidad del acusado y su conducta previa, como los factores previos de violencia, que son criterios de necesario análisis en hechos de violencia feminicida, de acuerdo al protocolo de juzgamiento con perspectiva de género.MP.PD25.- Consistente en el requerimiento fiscal de fecha 05 de febrero de 2021 y los antecedentes de los casos FIS: 1700148, 1604663 y 1404564, mismos que en su parte más relevante hacen referencia a la emisión de un requerimiento fiscal y reportes para verificar los antecedentes de los casos asignados con los número de FIS: 1700148, 1604663 y 1404564, procesos penales iniciados a denuncia de Melvi Cruz Daza, en contra de Wilber Jiménez Murmerez, Alejandro Jiménez Limachi en contra de Wilber Jimenez Murmerez, concluido con resolución de rechazo y el último también a denuncia de Alejandro Jiménez Limachi en contra de Wilber Jimenez Murmerez, concluido con aplicación de salida alternativa de procedimiento abreviado en contra del acusado. Documental que merece fe y se le otorga valor probatorio referencial, por su lícita obtención e incorporación a juicio, por cuanto conforme a lo establecido en los artículos 13, 171 y 333, del CPP, la misma coadyuva en poder establecer la existencia de un antecedente previo de violencia familiar y doméstica en los cuales se tiene un proceso promovido por la misma persona es decir la Sra. Melvi Karen Cruz, por el principio de presunción de inocencia ese elemento no se valora al no conocerse la forma de conclusión, de la misma forma el registro del proceso con fis 1604663, que concluyó con resolución de rechazo, empero si el proceso penal signado con el Fis.: 1404564, que concluyo con sentencia en procedimiento abreviado, por cuanto se la considera en esa esfera, es decir a los fines de establecer la personalidad del acusado y su conducta previa, como los factores previos de violencia, que son criterios de necesario análisis en hechos de violencia no solamente contra la misma víctima sino también en contra de terceros, en este caso el padre del propio acusado. MP.PD26.- Fue retirada por la representante del MP. MP.PD27.- Informe conclusivo elevado por el investigador asignado al caso. Mismo que en su contenido refiere: “--- Dentro del proceso investigativo que sigue el Ministerio Publico juntamente con la FELC-V, a denuncia seguida, OFICIO en representación de la Sra. MELVI KAREN CRUZ DAZA, en contra de WILBER JIMÉNEZ MURMUREZ, por la presunta comisión del delito de FEMENICIDIO EN EL GRADO DE TENTATIVA. Informa a su autoridad que revisando el cuaderno de investigación que cursa en la FELCV y el Ministerio Publico (…) Que en fecha 12 de agosto de 2020, según la acción directa de radio patrullas 110 a cargo del señor Sbtte. Joel Rueda Aguilar a horas 00:30 mientras me encontraba realizando patrullaje por inmediaciones de la EPI PATACÓN donde el señor Alejandro Jiménez Limachi, el mismo indico que se estaban realizando peleas en el interior de su domicilio, se procedió a constituir al lugar del mismo, una vez en el lugar se pudo evidenciar al señor Wilber Jimenez Murmurez a quien se pudo observar que tenía quemaduras en ambas manos y que indico que había roseado alcohol a su pareja, el mismo había procedido a prenderla fuego, asimismo se pudo observar a la señora Melvi Karen Cruz Daza, quien presentaba quemaduras en el cuerpo, a los mismo se los traslado a dependencias de la FELCV de la EPI PATACON. Así mismo la denunciante refiere en su entrevista policial que fue agredido físicamente por su pareja, por motivo de celos, posterior a ello fue roseado con alcohol en todo su cuerpo posterior a ello procedió a prenderle fuego a la víctima, ya que la misma con la desesperación se apagó la llama ardiente envolviéndose con una sábana para poder apagarse el fuego. 5. DE LOS ELEMENTOS DE PRUEBA ACUMULADOS EN LA INVESTIGACIÓN: De los elementos de convicción cursantes en el cuaderno de investigaciones se tiene los siguientes documentos acumulados: INFORME DE ACCIÓN DIRECTA, presentada por el Sr. Sbtte. Joel Rueda Aguilar patrullero de radio patrullas 110, en el cual hace conocer como es aprehendido al Sr. Wilber Jiménez Murmures de fecha 12/08/2020. Informe circunstancial del asignado al caso de fecha 2 de agosto de 2020: en el cual hace el hecho de que sucedió en el domicilio de la de la víctima, y como el Sr. Wilber Jiménez Murmures habría roseado con alcohol, y posterior prenderle fuego con fosforo a la victima de fecha 12/08/2020. Formulario de recepción de denuncia: de la señora Melvi Karen donde se le ve con la incapacidad de denunciar por lo que se apertura de oficio y posterior llevarla al hospital por las quemaduras de segundo grado que sufrió de fecha 12/08/2020. Entrevista informativa policial de la víctima. Melvi Karen Cruz Daza (victima/denunciante) donde manifiesta que su pareja le habría llevado a tomar con sus amigos y agredirle físicamente delante de sus amigos y fuese llevado a la fuerza a su domicilio para luego cometer el hecho delictivo por el que se le acusa de fecha 12/08/2020. Entrevista informativa policial del Sr. Alejandro Jiménez Limachi padre del denunciado quien fue a la policial a comunicar que en su casa estarían peleando en el interior de su domicilio su hijo con su yerna de fecha 12/08/2020. Entrevista informativa policial de la Sra. Teófila Murmures Caba madre del denunciado quien refiere que su hijo se fuera de su casa ya que sería reincidente de las agresiones a su yerna. de fecha 12/08/2020. Entrevista informativa policial de la Sra. Lidia Daza Loayza de Cruz madre de la víctima quien refiere que su hija llego a su casa herida acompañada de los policías de fecha 12/08/2020. Entrevista informativa policial de la Sra. Thalía Cruz Daza hermana de la víctima quien refiere que su hermana Melvi Karen llego a su casa en horas de la madrugada totalmente quemada y por la falta de atención en los hospitales se quedó en su casa a cuidado de sus hermanas de fecha 12/08/2020. Acta de registro del lugar del hecho: observándose el domicilio del denunciante, la habitación de la víctima, el lugar donde fue víctima de agresión física y prendida con fuego, de fecha 12/08/2020. Acta de recolección de evidencias: secuestro de objetos quemados y prendas de vestir con la que estaba puesto la víctima, y también los frascos de alcohol con la que le denunciado le habría roseado y el fosforo con el que le habría prendido de fecha 12/08/2020. Acta de consentimiento e ingreso voluntario a inmueble: de fecha 12/08/2020. Donde la señora Teófila madre del denunciado autoriza al personal de la FELCV a ingresar al domicilio y poder observar detalladamente el lugar del hecho, Muestrario fotográfico de registro de lugar del hecho: observándose detalladamente en interior y exterior del inmueble de fecha 12/08/2020. Informe preliminar: de fecha 10/10/2020. Donde se le toma a la señorita Thalía Cruz Daza una entrevista ampliatoria. Entrevista informativa policial: de la Sra. Thalía Cruz Daza, entrevista ampliatoria. Donde manifiesta que el señor Wilber Jiménez Murmures (denunciado) le habría llamado en reiteradas ocasiones intimidando a la misma. 6. DE L EXISTENCIA DEL HECHO. De los elementos de convicción descritos anteriormente establecen de manera razonable la existencia de un hecho de FEMINICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA, en donde se evidencia que el Sr. Wilber Jiménez Murmures habría agredido físicamente y atentado contra la vida de la Sra. Melvi Karen Cruz Daza. DE LA PARTICIPACIÓN DEL IMPUTADO EN EL HECHO INVESTIGADO. De todos los elementos señalados a detalle anteriormente se llega a establecer que el hecho penal efectivamente existió, y que la víctima identificó plenamente al ciudadano Wilber Jiménez Murmures como el presunto autor del delito de FEMINICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA. 8. CONCLUSIONES. El suscrito investigador asignado al presente caso, tiene como conclusión que de todos los elementos señalados a detalle anteriormente concluyo que el señor Wilber Jiménez Murmures es culpable por delito de FEMINICIDIO EN EL GRADO DE TENTATIVA. B.- TESTIFICAL. -Se recibió la declaración de los siguientes testigos:1.- THALIA CRUZ DAZA: A quien se le tomó el correspondiente juramento de ley, señala corresponderle el C.I. N° 12573380 Ch., señala tener parentesco con la víctima es su hermana, es médico cirujano de profesión, nació el 17 de marzo de 1995 en Sucre-Chuquisaca, con domicilio en Barrio Canadá Nº 64, sabe que prestar falso testimonio es un delito, que no tiene amistad íntima o enemistad manifiesta con alguno de los sujetos procesales, que no trabaja para ellos, y que ellos tampoco trabajan para ella, que no les debo dinero, ni le deben dinero, que no pretende perjudicar ni favorecer a nadie, sino decir lo que sabe y conoce. A las preguntas realizadas por el representante del Ministerio Público respondió: “…Desconozco como era su relación de mi hermana con Wilber, como le digo vivía con mi abuela y con nosotros era medio apartada, conocí a Wilber porque mi hermana enamoraba fuera de su casa de mi abuelita y ahí fue que le conocí, no le vi muchas veces solo unas 3 o 4 oportunidades, en fecha 12 de agosto del 2020 recuerdo que pasó con mi hermana, estábamos en mi domicilio y tocaron la puerta los policías a eso de la 1 o 2 de la mañana ahí fue cuando yo subí y mi hermana estaba prácticamente desnuda de la parte superior cubierta con sabana y los policías nos dijeron que fueron a buscar a todos los hospitales para que le atendieran refiriéndonos ellos que le había sido quemada por Wilber, los dos dijeron eso mi hermana y el policía y que no pudieron encontrar hospital y por ese motivo fue que le trajeron a mi casa, por el dolor y todo mi hermana no podía aguantar, estaba en shock, iban de un hospital a otro y no le querían recibir y ella dijo que yo era doctora y que le trajeran aquí para que le atendiera. Si atendí a mi hermana ya que nadie quería atenderle en ningún hospital por el problema de Covid. Las lesiones que presentaba eran quemaduras en todo el miembro superior torso izquierdo, axila, el brazo izquierdo todo lo que es la mama, el cuello, todo con quemaduras y aparte presentaba equimosis en la parte de sus rodillas en su cara igual pero ya eran de unos 4 o 5 días, no era reciente los golpes, ella nos dijo que habían consumido bebidas alcohólicas con Wilber y posteriormente se dirigieron a su domicilio y que ella estaba quedándose dormida mientras él supuestamente iba a traer comida y ella se había echado de lado pero cuando el volvió no trajo comida y que le había echado alcohol y ella para protegerse se tapó con su brazo su cara y es por eso que la parte de su axila estaba quemada y se dio cuenta pero cuando se dio cuenta el otro ya le prendió el fuego y ella entonces en momento de desesperación se empezó a sacar su ropa y se estaba quemando hasta sus cabellos estaban quemados paso un rato y su suegro llamo a la policía, si percibí que mi hermana ese día estaba bajo los efectos de alcohol, ahí recién nos contó que en varias oportunidades ya le había pegado y que incluso él tiene más antes demandas por parte de sus familiares no se con esa actitud que haya pasado pero antes ya entró a la cárcel y nos dijo que como ella se iba a su casa ya que tiene una hija pequeña se iba a su casa y en varias oportunidades ya le había pegado solo que ella no venía a la casa y cuando ya pasaba un tiempo ya desaparecían los moretes ahí recién venía a la casa nosotros desconocíamos lo que estaba pasando y ella lo mantenía oculto, lo que entró a la cárcel Wilber, con esa actitud no sé pero sus mismos papás creo que le metieron ahí, por faltarles el respeto o agresión física, estuvo mi hermana más o menos 1 mes y medio en mi casa porque presentaba quemaduras de segundo grado, le llevamos al cirujano plástico, nos dieron unas cremas, unas pomadas y también le llevamos al médico internista para que le haga valoración y también vinieron a casa la médico internista para colaborarnos con mi hermana porque ella estaba en estado muy delicado, a finales del año pasado yo me fui a trabajar a provincia y mi hermana estaba asistiendo a la psicóloga y posteriormente desapareció ella, desapareció de casa ya no volvió no sabemos su paradero solo escuchamos rumores de gente que le conoce que le han visto entrar a un lugar a otro lugar o que se haya ido no sabemos con exactitud porque se haya ido, si ella tomaba en varias oportunidades con Wilber él es el que tomaba desde que empezó su relación ha empezado a tomar. Mi hermana tiene 4 hijos, tiene un hijo en común con Wilber, están a cargo de mi hermana que me sigue, faltaba que cicatrice la parte interna de su brazo la parte más profunda que estaba llegando a quemadura de tercer grado porque más de mes y medio seguía; si Melvi vino con golpes pero siempre lo ocultó nunca dijo que él le hizo siempre decía que no me hizo él y siempre lo ocultaba, le vi con golpes en dos oportunidades o una como le digo ella no venía a casa cuando tenía golpes solo cuando se le pasaba y solo nos dijo el día que le quemó todo, ella era florista, la familia de Wilber le buscaron a mi mama me dijo que fue su mamá en el mercado cuando mi mamá estaba yendo a vender en el puesto de mi hermana, le señalo su actitud pero no sé, solo me dijo que fue al mercado a buscarle. Si desconozco donde está mi hermana solo son rumores pero no sabemos si está ahí, Uyuni, o Potosí, Oruro, La Paz, si le buscamos pero no dimos con su paradero nos dijeron que le habían visto que puede ser que nos van a llamar, les dejamos nuestro número…” A las preguntas realizadas por el SEPDAVI, la testigo respondió: “…El domicilio de Wilber, es por el primer puente es una casa amarilla, pasando el primer puente en plena esquina. Si soy médico cirujano. Mi hermana tenía quemaduras de segundo grado, estaba comprometiendo lo que es el musculo, tenía heridas de primer y segundo, ya en el brazo le dije que ya se podría decir que estaba yendo a tercer grado porque ya más de un mes no cicatrizaba y en el segundo brazo ya estaba comprometiendo musculo no solo piel, las quemaduras de algunas zonas si son graves, la región del brazo, región posterior de la escapula región dorso-lumbal región de mama y región de axila, si le hice la curación, le vi en estado de shock porque ya había pasado como 2 horas de lo que había pasado el incidente como nadie le podía atender ella estaba con hipotermia ya que estaba solo cubierta con una sábana y por el dolor y demás estaba shockeandose se podría decir no estaba recibiendo ninguna atención ni analgésico, si no recibía esa ayuda hubiera perdido la vida, si estaba bien descompensada le tuve que comprar suero y en una ocasión casi se me va porque entró en una hipotermia bastante ya que no teníamos los medios para atender en casa, las curaciones al principio fueron dos veces por día ella necesitaba antibióticos necesitaba sueros porque estaba deshidratada y estaba descompensándose, necesitaba tranquilizantes porque se quedó con traumas porque al momento de dormir no podía porque estaba en estado de shock ella se levanta gritaba tenía pavor al fuego y estuvo dos semanas con tranquilizantes, las curaciones eran 3 o 4 horas porque eran muy extensas las heridas que ella presentaba, las curaciones le hacían sufrir a mi hermana lloraba y le maldecía a Wilber que porque me ha hecho esto y gritaba de dolor mi mama en cada se quería descompensar le teníamos que sacar del cuarto y llamaba a una amiga enfermera que me ayude con las curaciones porque eran terribles y muy dolorosas pese que estaba con analgésicos, Wilber no trajo ningún analgésico ni suero, desconozco las causas porque desapareció mi hermana, se necesita unos 500ml de alcohol más o menos para poder hacer ese tipo de quemaduras, mi hermana estaba muy afectada muy deprimida por eso mismo fue donde el psicólogo no podía dormir todas las noches tenía que estar ahí casi 2 semanas he estado con ella porque se soñaba gritaba por las quemaduras que le ha hecho y por ese motivo yo estaba ahí, si creo que mi hermana era una víctima recurrente por parte de Wilber…” A las preguntas realizadas por el abogado de la defensa, la testigo respondió: “…Lo que comprometió su visa fue el medio interno, ha habido un desequilibrio por una deshidratación que podía entrar en un shock, si recuerdo que presté una entrevista informativa fui con mi mamá, no tengo conocimiento en que terminó las otras denuncias de Wilber, no sé si mi hermana anteriormente le denunció a Wilber, mi hermana si me dijo que Wilber le golpeó una semana antes que era por celos pero no nos relató bien solo nos dijo que le pegó por celos, porque los moretones no eran recientes, si vinieron le sacaron fotos y si puse a conocimiento del investigador porque nos dijo que describamos las lesiones y les dije que esas lesiones no eran recientes, ella siempre refería o paraba con él porque él venía a recogerle de la casa de mi abuela y el venía a recogerle y le llevaba a su domicilio por las noches y yo no veía pero mis familiares me decían que le veían y siempre que se iba con él llegaba mareada, ella era lo que refería eso porque siempre se iba con él en las noches pero yo no vivía con ella, pero mi abuelita si ella era la que estaba al tanto, mi hermana estaba con un estado de ebriedad pero estaba consiente de todo lo que había pasado, gritaba…”El tribunal, no pidió mayores aclaraciones. Declaración testifical que merece fe y valor probatorio, por cuanto la testigo fue clara, coherente y firme en su declaración, no se advirtieron contradicciones y que si bien, la experiencia nos refiere que en la declaraciones de familiares de primer o segundo grado de la víctima, por lo general se trata de favorecer mediante las declaración al pariente, en el presente caso no se advirtió ese extremo, puesto que se pudo evidenciar la sinceridad en su declaración en referencia a la información que la propia víctima le había transmitido de forma posterior al hecho, quien luego de peregrinar varias horas en busca de atención médica, debido a las quemaduras, en lo principal pudo comunicar a su hermana, como es que fueron provocadas las heridas, alegando que luego de llegar de una fiesta y discutir con su pareja Wilber, este le había referido que estaba yendo a traer comida pero volvió y mientras descansaba, el agresor le roció con alcohol para luego prenderle fuego, siendo solo ella la que se quitó su ropa y cubrió con una sábana para cubrirle del fuego, refiriéndole en esa oportunidad de forma complementaria que no era la primera vez que Wiilber le pegaba, y la testigo en su condición de médico cirujano pudo ver contusiones y lesiones de data antigua al hecho de las quemaduras lo cual guarda coherencia con el relato prestado por la víctima hacia su hermana, en su segunda parte el testimonio goza del componente complementario de cientificidad por cuanto la testigo resulta que tiene la profesión de médico cirujano y por cuanto conocía muy bien cuáles eran los procedimientos para realizar la contención y curaciones de las quemaduras provocadas por el acusado hacia su hermana, habiendo brindado información suficiente, sobre la ubicación en el cuerpo de la víctima de las lesiones por quemaduras, como el procedimiento de curación y sobre las consideraciones médicas legales por las que asume que la vida de su hermana estuvo en riesgo aquella noche, no solo por el hecho de verificar la existencia de lesiones de primer y segundo grado y algunas en la zona del brazo izquierdo y axilar que se aproximaban al tercer grado, sino porque aquella noche al no poder ser auxiliada por personal médico idóneo de forma inmediata y posterior al hecho, pudo notar estado de hipotermia, porque por las quemaduras la víctima solo se tapó su cuerpo con unas sábanas, para cubrir de alguna manera su cuerpo que estaba completamente desnudo de la mitad de cuerpo para arriba, asimismo evidenció el estado de shock y pudo ser testigo del gran sufrimiento que se causó en la víctima por el hecho y el proceso de curación y recuperación que se extendió más de un mes, por cuanto el testimonio es plenamente compulsado y sometido a valoración de forma individual, pero a su vez de forma integral y conjunta con los diferentes medios de prueba aportados. 2.- LIDIA DAZA LOAYZA: A quien previo juramento de ley, señala que su cédula de identidad es el Nº 1119256 Ch.., divorciada, nació el 3 de agosto de 1970 en la ciudad de Sucre, con domicilio en Barrio Canadá, refiere ser católica, manifiesta que es progenitora de la víctima Melvi Karen Cruz Daza, que no tiene otras relaciones de parentesco o afinidad con ninguna de las partes, que no tiene amistad íntima o enemistad manifiesta, que no trabaja para ellos, ni ellos trabajan para ella, que no les debe dinero y que ellos tampoco le deben dinero, que no pretende perjudicar ni favorecer a nadie, y que sabe que prestar falso testimonio está penado por ley.A las preguntas del representante del Ministerio Público, la testigo respondió: “…Tengo 4 hijos Melvi Karen es la mayor, lo sucedido era a 1 a 2 de la mañana no sé exactamente la hora, llegó mi hija acompañada de un policía de la EPI Patacón creo que es tocaron la puerta y yo Salí y cuando vi que mi hija estaba agarrada de los policías y yo grite que pasó!!!; y los policías me dijeron su hija está mal, les pedí ayuda de que me la metieran le hicieron reposar en la cama y grite al ver a mi hija porque estaba mal y yo al verle a mi hija así grité, me impacté al verla, después mi hija gritaba de dolor se quejaba estaba totalmente mal y mi otra hija salió a comprar medicamentos yo me tuve que quedar con ella casi se me fue mi hija estaba totalmente mal no sabía cómo ayudarla mi otra hija igual desesperada salió a comprar medicamentos para poder auxiliar a mi hija, ambos policías lo tenían en los dos brazos porque mi hija estaba totalmente mal, estaba con una sábana envuelta, si vi las heridas estaba totalmente quemada por parte de su oreja estaba totalmente mal, ella lloraba, maldecía al chico decía: él me quemó quería que me muera me dijo, decía que era Wilber Si conozco al señor porque ha vivido con mi hija se fue a vivir con mis nietos incluso a la casa siempre paraban mal y destrozaba sus cosas. Días antes su mamá llamó a mi mamá y le dijo que se habían peleado, vengan a llevárselo yo fui a la EPI Patacón a recogérmelo a mi hija, antes del incidente que pasó, le recogí porque le pegó y justamente su mamá me dijo llévenselo delante del policía ya no quiero verla acá y de esa manera agarré sus cosas y cargué a mi vagoneta, después ya estaba bien trabajando, pero el chico vino a rondar de nuevo y yo le dije que quieres hasta incluso he sido agredida verbalmente por él me dijo vieja enana de mierda, va a estar conmigo aunque no quieras o sea ahí fue la última vez que le vi a Wilber, le recogí de la casa antes del incidente esos días de la pandemia paso eso y de casa de mi mamá fue a recogerla y ahí desapareció y ahí paso el incidente, mi hija estaba totalmente quemada, gritaba de dolor, ni me di cuenta si estaba o no ebria solo vi que estaba gritando de dolor estaba como casi se me iría, perdió el conocimiento porque mi hija fue a buscar y yo tuve que darle respiración boca a boca pensando que la estaba perdiendo y en ese momento llegó mi otra hija y le medicaron, y a mí me sacaron afuera; Sí, me comentó lo sucedido me dijo que por la mañana fueron con su suegra y con Wilber a sacar plata de la florería para ir a llevar comida con sus amigos y él le insistió y que le decía que sus amigos le iban a pagar y le devolvería y ahí fue que le celoso y luego se fueron a beber incluso ella no quiso estar ahí porque antes ya le había pegado y encima de eso le pegó y con engaños le llevó y le dijo ya no vamos a pelear descansa y ella se hecho en la cama cuando ahí sintió que le roseo con algo y dijo no sé si era el tiner o el alcohol porque había tiner pero yo me cubrí la cara y ella me comentó eso, le incendió a ella, con la desesperación trató de apagarse y de ahí Wilber salió y le dijo a su madre le queme le queme a la Melvi mami y cuando sus papás entraron mi hija ya se había apagado. Conozco la casa he ido en varias oportunidades porque la mamá en cada problema que había le decía a mi mamá y me decía que como yo era la madre tenía que ir yo y varias veces he sido agredida tanto de su madre como por él pero aun así he seguido yendo la última vez que fui ha sido cuando le fui a recogérmela y su mamá de Wilber me la dio, de ahí él le volvió a buscar y pasó el incidente, fui varias veces que la misma señora le llamó a mi mamá diciendo que han peleado llévenselo que mi hijo cualquier cosa me lo iba a hacer, antes de que tengan la bebida convivían unos dos meses antes mi hija venía a la casa de mi mama y luego se llevaba otra vez y así era siempre, mi nieta tiene 5 añitos a 6 años esta, Melvi tiene 3 hijos más están a cargo de mi hija de Marilyn, la agresión de Wilber hacia mí era verbal y me decía que nadie le iba a separar de ella que él iba a estar con ella siempre, me decía palabras vulgares que no puedo repetir, decía trabajar en el puente pero trabajaba dos días creo yo porque lunes no paraba ahí porque mi hija me decía que lunes se iban a tomar, su propia madre nos informó que le habían denunciado por agresión familiar algo por ahí entró a la cárcel su misma mamá le metió y luego su misma familia denunció que a mi hija le había querido matar y también por eso entró, las agresiones eran físicas y verbales hacia mi hija porque aparecían moretones y ella decía que les pegaron en la calle, yo las agresiones no las vi, mi hija ha estado con tratamiento médico como 1 mes y más estaba con terapias, desconozco donde esté mi hija, incluso escuché rumores y fui a buscarla con mi familia que estaba en Potosí, Uyuni o La Paz y no sé qué está pasando, la señora nos dijeron en la calle que vi la foto y nos decían que la vieron pasar y dejamos números pero no especificaron el paradero de mi hija, le vi hace 3 meses antes de que fallezca mi mama, falleció el 5 de abril de este año, Melvi salió de la casa diciendo que iba a trabajar y ya no volvió más, ella es florista, mi hija tiene adicción al alcohol porque desde el momento que estuvo con Wilber se dedicaban a beber él le llevaba, nunca les pude ver porque siempre decían en su casa de su amigo y nunca los encontré, ella era una mamá tranquila trabajadora, mi hija estaba totalmente mal, decepcionada, decía me quería matar no sé porque quería matarme cuando me eché me dijo quiero que te mueras me dijo que le decía Wilber, por rumores me dijeron que si fue a visitar a Wilber al Penal pero no sé exactamente…”.A las preguntas realizadas por el abogado del SEPDAVI respondió: “…Mi hija estaba como descompensada como em estado de shock, gritaba de dolor o sea estaba muy mal se iba a morir, cuando la vi yo grité, como yo tengo problemas del corazón, yo más me puse mal al ver a mi hija en el estado que estaba, estaba parte de su rostro el cabello su oreja todo quemado, sus brazos toda la mitad de su cuerpo estaba totalmente, por eso entré en shock yo igual, yo la socorrí le dejaron ahí y le dije a mi hija que le vea, ella desesperada salió y yo le dije que yo iba a ir y me dijo que me iba a pasar algo y ella corrió sentía que se estaba muriendo le decía hija que te pasa y le di respiración, en ese momento estaba Thalía Cruz que es medica mi hija, los policías nos decían que fueron a varios hospitales y que ninguno le había querido atender incluso creo que con Wilber estaban en la camioneta, la mamá de Wilber se llama doña Teo le dicen y varias veces fui él se llevaba a mi hija y la señora me hablaba mal de mi hija y cuando ella iba le trataba bien pero cuando tenía problemas con su hija me decía que me lo lleve a mi hija, las agresiones físicas y verbal que le hacía Wilber a mi hija, dos veces me dijeron que una le había querido cortar y ahí entró a la cárcel y una de su familia, creo que era y ahí le había querido echar con gasolina eso es lo que me comentó mi hija, pero eso dijo en momento de dolor, pero siempre le encubrió y estuvo a favor de él, esa vez puse la denuncia a la EPI Patacón y juntamente con los policías esa vez le recogimos, mi hija cambió, ya no era la misma psicológicamente estaba totalmente mal ya no era la misma era diferente agresiva ya no era la misma, era agresiva porque con el ya verbalmente no era la misma ya no era ella o sea antes era una buena madre y buena hija y luego se convirtió en la misma forma que era el, Melvi le trataba bien a su mama de Wilber solo él era el agresivo porque incluso sus mismos papas le denunciaron, estaba bien descompensada casi se me va estaba como un trapo viejo, Wilber es agresivo con su familia también, por eso su mismo padre lo metió a dentro y su madre lo último vino a buscarme a la florería y me dijo Lidia que vamos a hacer con mi hijo quieren dejármelo adentro, ella misma llamó a la policía porque presenció primero el incidente, nosotros no vimos.…”A las preguntas realizadas por el abogado de la defensa, la testigo respondió: “…Los papás de Wilber fueron los que le vieron primero así a mi hija, no había nadie que vea que le di respiración a mi hija Melvi porque mi otra hija fue a traer los medicamentos, no me di cuenta si estaba en estado de ebriedad porque yo también estaba desesperada al ver a mi hija así, en ese momento yo lo vi toda la mitad de su cuerpo estaba mal…”El tribunal no pidió mayores aclaraciones.Declaración testifical que merece fe y valor probatorio, por cuanto la testigo fue clara y firme en su declaración y si bien no es una testigo presencial y su valor probatorio es referencial en referencia al hecho, pero si tuvo contacto inmediato posterior con la víctima y la pudo observar de forma directa, como observar las lesiones provocadas por las quemaduras que presentaba, por otra parte, si bien se trata de la progenitora de la víctima y por la experiencia las familiares directos de las víctimas, siempre tratan de favorecer con su atestación a la parte que los propone, debe considerarse que no se han identificado contradicciones o al menos criterios por tratar de tergiversar la verdad, posiblemente se tenga una exageración en cuanto a la indicación de algunos detalles que pudo presenciar, empero eso no le resta veracidad a los detalles que ha presentado, puesto que se trata de una testigo que pudo ver de forma directa, el estado de salud de la víctima, principalmente las quemaduras que presentaba en su cuerpo, siempre zonificando que las quemaduras se presentan de mitad de cuerpo hacia arriba, parte lateral izquierda, lo cual es importante para poder establecer que la víctima no se encontraba de frente cuando fue rociada con alcohol, como combustible, se encontraba de lado, por lo general esa es una posición común cuando una persona se echa en la cama a descansar, es por ello que como toda madre se impresionó de forma inmediata al ver el cuerpo de su hija, refiere que su hija estaba en shock, y ella por la impresión también entró en trance, se considera la información prestada y la misma nos acredita la coherencia y consistencia de su relato, los sentimientos y expresiones naturales son propios de su condición de testigo madre de la víctima, asimismo aporta con información sobre los varios episodios de violencia psicológica y física que su hija venía sufriendo, y no solamente su hija, sino también refiere haber sido agredida verbalmente por el acusado y lo que le sorprendió es que los antecedentes de violencia del acusado provienen también de su propio hogar, cuando afirma que han sido ellos mismos los que han denunciado y en más de un oportunidad han metido a la cárcel a su hijo, finalmente admite que su hija tenía problemas con su consumo de alcohol, que se reprodujo durante el tiempo que su hija convivió con el acusado, que apenas una semana atrás al hecho su hija fue víctima de otro episodio de violencia y por nueva oportunidad fue a recoger a su hija, porque la madre del propio acusado le manifestó que se lo recoja, porque la vida de su hija estaba en riesgo, lastimosamente asimila que su hija no les hacía casa, porque retomaba su relación con su agresor de forma constante. 3.- NANCY FLORES DAZA: Quien al ser médico forense del IDIF, ha realizado juramento de ley a momento de posesión en el cargo, señaló corresponderle la matrícula profesional N° MP-536, y ser médico forense del IDIF, manifestó que no tiene relaciones de parentesco ni de afinidad con ninguna de las partes, que no tiene amistad o enemistad, que no trabajo para ellos ni ellos trabajan para ella, que no debe dinero ni les debe dinero, que no pretende perjudicar ni favorecer a nadie y sabe que prestar falso testimonio está penado por ley. A las preguntas realizadas por la representante del MºPº, la testigo respondió: “…En fecha 12 de agosto de 2020 me encontraba de turno en el IDIF cumpliendo mi rol como médico forense, si atendí a la señora Melvi Cruz Daza, me llegó un requerimiento fiscal para hacer la valoración de la señora donde fui al domicilio de la señora para hacer su valoración, no recuerdo donde queda el domicilio, la señora se encontraba en su domicilio en su habitación sobre una cama donde tenía puesta vendas en algunas regiones de su cuerpo en las que evidencié que tenía quemaduras haciendo la valoración se llegó a la conclusión que tenía quemaduras de 1er grado con una extensión del 10% obviamente como era recientemente la primera valoración no se podía decir con certeza que grado de profundidad tenía la examinada, encontré las lesiones que son compatibles con quemaduras en algunas regiones del cuerpo en región ocular una equimosis de edad antigua de color verde amarillenta, se encontró las quemaduras en región auricular izquierda en cara lateral izquierda del cuello en brazo izquierdo en mama izquierda en la muñeca y también en región posterior de izquierda y en la parte post lumbar izquierda. Existen 3 grados de quemaduras el de primer grado, segundo grado y tercer grado, la quemadura de segundo grado se puede ver con una superficial y profunda, el peor es el tercer grado, dependiendo la extensión de las quemaduras de tercer grado depende de la extensión si hubiera un 20% la quemadura la persona si correría el riesgo de perder la vida, la extensión de quemaduras de la señora corresponde al 10% como había hablado anteriormente en la primera valoración no se podía decir con certeza cuál era la profundidad de las quemaduras ya que se necesita hasta las 48 horas para poder determinarlo en una segunda ampliación, se volvió a revisar a la señora donde se pudo evidenciar que la señora tenía quemaduras de segundo grado superficial y profunda y se continuó con la extensión de las quemaduras del 10%, la señora con estas quemaduras no pudo haber perdido la vida, porque las quemaduras más graves son las de tercer grado en las quemaduras de segundo grado y también tiene que ver mucho la extensión porque en una quemadura de segundo grado con un porcentaje más del 50% si correría riesgo la vida de la persona, las capas que se llegan a afectar en quemaduras de segundo grado son la superficial hasta la epidermis y dermis capilar y en una profunda aparte de la dermis capilar y retícula hasta la capa reticular. Se pudo advertir de todas formas que se le había pedido una valoración por cirugía plástica que sería el especialista pero si se pudo advertir en una segunda valoración porque había ya en algunas regiones en proceso con cicatrices recientes y en algunas tenía solución de continuidad y eso me indica que había quemaduras de segundo grado porque la segunda revisión se había hecho después de 20 días desde el hecho si hubieran sido solamente superficial hasta esos días ya estuviera curado. De un segundo grado superficial porque hubiéramos encontrado las lesiones en proceso de cicatrización, pero en algunas regiones del cuerpo todavía había proceso de continuidad eso nos indica y nos da la certeza que había quemaduras de segundo grado profundas, se encontraban en la fosa lumbar izquierda también en la cara anterior interna del brazo izquierdo, debajo de la axila estaríamos hablando de capas de músculos y vasos, esos vasos sanguíneos son vitales para el ser humano, la señora se encontraba en su cama adolorida obviamente estaba con mucha limitación como para ponerse en posición de sentada o hacer movimientos de rotación lateral obviamente por los dolores que sentía, ella solamente estaba cubierta de gasas. Al señor Wilber Jiménez si le hice una valoración, el requerimiento fue por la agresión que había sufrido la señora y más que todo determinar para ver su estaba en estado de ebriedad, tenía una quemadura en dedo de mano derecha no recuerdo bien, me dijo que habría tenido una discusión con su pareja y que uso el alcohol para rosearla y se había arrepentido y trato de ayudarle. El señor Wilber Jiménez roció el alcohol a la señora…”A las preguntas realizadas por el abogado del SEPDAVI, la testigo respondió: “…Tengo 13 años como médico cirujano, en el IDIF tengo 2 años, hay muchos factores que se tienen que tomar en cuenta en las quemaduras hay que ver las profundidades o extensión pero si podría haber secuelas si es que no se habría atendido a tiempo, las curaciones deben ser permanentes porque si no hay riesgo de infecciones y en caso de infecciones depende si la profundidad y extensión de las lesiones se puede o no perder la vida, el alcohol es de alto combustible se enciende rápido, si lesionan de manera rápida la piel si no se les apaga a tiempo puede llegar a tener lesiones más graves como las quemaduras de tercer grado, considero que por las quemaduras se apagó a tiempo porque no llegamos a ver quemaduras de tercer grado, la de primer grado y segundo grado hay que esperar la profundidad después de 48 horas para poder hablar con certeza de la profundidad de las quemaduras, le vi a las 6 horas a la señora, no por eso es que le digo que la profundidad a las 48 horas se puede ver pero una quemadura de primer grado no se puede convertir en tercer grado a no ser que haya una infección y que la infección dañe más capas y pueda hacerse una lesión mucho más profunda.…”A las preguntas realizadas por la defensa del acusado, la testigo respondió: “…La señora si podía hablar estaba consciente podía movilizar los brazos las manos porque a eso se refiere el déficit motor sensitivo, sensitivo es la sensibilidad motora que podía mover y el cognitivo que estaba consciente estaba orientada, sabía su nombre, no pude percatarme si tenía aliento alcohólico, le otorgue una re valorización en 5 meses porque es lo que tarda una lesión en cicatrizar y ver por lo menos dar con certeza si va a quedar alguna secuela estética o cicatriz o funcional por la quemadura ya que la señora tenía quemaduras en rostro en la parte del cuello en la cara lateral y funcional porque también tenía una quemadura a nivel de la axila izquierda y por eso se le pidió una valoración en 5 meses para ver como ha quedado esas cicatrices. Sí, me manifestó de que ella se quitó la ropa y también salió a pedir ayuda a la suegra y con ayuda de ella también pudieron apagar el fuego, no recuerdo bien si el también ayudo a apagar el fuego pero si ella manifestó que era la suegra.…”El tribunal no pidió mayores aclaraciones.Declaración testifical que merece fe y valor probatorio, por cuanto la testigo fue clara y firme en su declaración y se trata de un testimonio especial puesto que es la médico forense, que realizó la valoración médico legal, tanto a la víctima, como al acusado, así como la valoración médica ampliatoria a la víctima, el cual se lo valora de forma integral con las certificaciones e informes médicos complementarios, como la declaración de la testigo que curó a la víctima y que en lo principal, nos refirió que por las quemaduras que presenta que no superaron el 10% de la integridad corporal de la víctima, no se habría llegado a perder la vida, de no ser por haber evitado la misma víctima que se propague el fuego en su cuerpo de la víctima y principalmente por la atención médica oportuna que recibió de su hermana, por otra parte; inicialmente la médico legista pudo observar quemaduras de primer grado y en una segunda valoración con mejor panorama, pudo afirmar además la existencia de lesiones de segundo grado superficiales y profundas, se extrae en lo principal que al margen de considerar que las quemaduras pueden llegar a causar la muerte por las mismas quemaduras, existirían además otras causas que pueden provocar la muerte en víctimas de quemaduras, como ser infecciones a consecuencia de las quemaduras o ingresar a capas donde se tengan vasos sanguíneos. Finalmente refiere haber tomado contacto y valorado en las lesiones también al acusado, quien tenía una quemadura en la mano (dedo), que le habría afirmado haber tenido una discusión y haber quemado a la víctima, asimismo la víctima tuvo contacto directo con la médico forense y en la labor de anamnesis también le refirió el origen del hecho, señalando que el acusado le echó con alcohol en su cuerpo que ella se sacó su ropa e que intentó apagarse, por cuanto la información prestada por es compulsada de forma integral, conjunta y armónica con las demás declaraciones y especialmente la documental consistente en los certificados médicos y médicos forenses. 4.- MARCELO ARANIBAR MALDONADO: Quien al ser médico forense del IDIF, ha realizado juramento de ley ha momento de posesión en el cargo, el misma manifestó que le corresponde la cédula de identidad con N° 99248, matrícula profesional N° A-797, casado, con fecha de nacimiento el 28 de julio de 1961 en Oruro, pero que radica en Cochabamba, manifestó ser médico psiquiatra especialidad en sub psiquiatría forense, funcionario del IDIF, es católico, sabe que prestar falso testimonio está penado por ley, manifestó no tener relación de parentesco ni de afinidad con ninguna de las partes, que no tiene amistad íntima o enemistad manifiesta con alguna de las partes, que no trabaja para ellos ni ellos trabajan para él, que no les debe dinero, que ellos tampoco le deben dinero, que no pretende perjudicar ni favorecer a nadie con su testimonio, solo decir todo cuanto sabe y conoce.A las preguntas realizadas por el representante del Ministerio Público, el testigo respondió: “… Si valoré y entregué un dictamen a la instancia correspondiente, más allá de estos dos rasgos de personalidad que vamos a decir son estructurales a su conducta hay algunos elementos disociales o antisociales que se señaló en el dictamen, pero yendo al punto sobre la personalidad, el peritado es narcisista en este caso es un narcisismo primario, un narcisismo primitivo, son personas con mucho auto engreimiento con una tendencia a verse así mismo como la persona que está por encima de los otros y no se pone en el lugar de los otros no tiene una conducta empática y solamente muestra vamos a decir como una persona que tiene una necesidad de ser admirada adulada y de ser considerada siempre por encima de las otras personas y en el dato histriónico pues son personas que tienden a llamar la atención en función de sus propios intereses que son siempre transitorios o pasajeros decía también que hay elementos disociales o antisociales en un nivel sub lumbral, dan cuenta de la dificultad de normativas sociales, hice la valoración con él en el recinto penitenciario y a partir de allá hemos trabajado en el dictamen pericial que nos han requerido, son personas que son poco autocriticas no siempre están pensando que tienen un lugar privilegiado frente a los otros y por eso les cuesta aceptar sus errores o dificultades y es por eso que culpa a los otros de sus problemas, les cuesta mucho tener estos elementos autocríticos y de socialización por interpersonales difícil y conflictiva especialmente con personas con quienes mantiene una relación estrecha como el caso de su pareja entonces hace que estas personas tengan dificultades de ajuste el tema de la ocultación falsificación o negación de conducta ha sido especialmente claro durante las entrevistas porque hemos evidenciado esta tendencia del peritado, especialmente por las implicaciones judiciales que tiene el trabajo forense unos más que otros, tienen una tendencia a minimizar a justificar sus conductas o a negar o falsificar algunos datos que se tiene de la persona y está a sido la actitud de peritado cuando hemos trabajado con él, hay algunas escalas que nos permite ver el nivel de reactividad impulsividad o agresividad que está en una escalada oculta y salen a relucir en situaciones críticas que eso es lo que ha pasado con el peritado habitualmente nos basamos más en los antecedentes, ha sido una persona que ha estado ya en procesos judiciales previos por la misma conducta y por eso el tema del autocontrol impulsivo, es un tema central en su conducta y está basado en evidencias previas de conflictos y de una situación torpe por decir o poco agresiva en la relación con su pareja y de ahí viene la impulsibilidad y el pobre autocontrol impulsivo, ha tratado de justificarse y hacer ver como que es una relación relativamente normal y sin embargo tanto en el cuaderno de investigaciones como en la valoración de antecedentes hemos sabido que el peritado si ha tenido dificultades significativas en la relación con su pareja. Estoy trabajando con la realización de pericias desde hace 17 años y en el ejercicio de la psiquiatría clínica casi 22 años, hay una ideación celotípica, hay una conducta muy agresiva que se ha generado en la relación de pareja y que pues se ha ido perpetuando con el tiempo y esto generó seguramente por muchos elementos para hacer esta afirmación también una retroalimentación positiva es decir una contra conducta de la víctima y también demostrarse torpe o agresiva entonces es una escalada de violencia reciproca porque es un vínculo muy toxico que ha establecido el peritado con su pareja, claro que si habitualmente esto ocurre entre personas adultas o mayores en las cuales se supone que existe un vínculo horizontal esto no ocurre en una relación paterno filial como por ejemplo cuando el hijo es menor de edad no existe esta reciprocidad violenta, pero si en la relación de pareja con el tiempo se genera más aún si hay antecedentes de dependiente de alcohol se genera una escalada de violencia que se traduce en esta relación reciproca de violencia en los cuales en general el varón es quien saca un beneficio de provocar la agresión hacia su pareja, el alcohol en general es desinhibidor de la conducta las personas que están bajo el efecto del alcohol desinhibidor en su comportamiento en general en un determinado nivel o fase de consumo de la bebida del nivel de alcoholemia tiene un efecto euforizante des inhibidor social, desinhibidor sexual en esta fase del nivel de alcoholemia las personas se muestran habitualmente agresivas y torpes cuando se enfrentan a una hipotética situación de infidelidad; el tema de la infidelidad real o imaginaria que señala el peritado ha sido el catalizador de las conductas violentas en esa relación de pareja. Se aplicó el psicopatich checklist que es un instrumento de evaluación o listado o chequeo de conductas antisociales psicopáticas, se ha utilizado una escala de impulsibilidad la escala de barra, se ha realizado la entrevista clínica, el examen mental, la exploración de las funciones mentales o de la conducta que es el principal recurso que se utiliza en psiquiatría, se ha utilizado también un inventario clínico para evaluar la estructura de personalidad y sus trastornos que es el elemento clínico multifacético, eso entre los elementos más significativos no sé si se me ha ido uno. Claro que si la entrevista clínica y el examen mental no solo están autorizados sino también son obligatorios en cualquier trabajo pericial, los instrumentos psicométricos y o proyectivos son complementarios varían en función de la persona a quien se está evaluando por ejemplo si es una persona con dificultad de lector escritura o comprensión difícilmente va a trabajar en un instrumento o test que implique asociación lógica que no era el caso del peritado porque si el comprendía al menos de manera mínimamente suficiente las preguntas que se le realizaba, si el hecho de haber estado ya en situación penitenciaria en dos ocasiones da una pauta clara de la impulsividad que tiene el peritado en situaciones críticas esto está basado en evidencias, existe una alta tendencia no solamente de agresividad física de lesiones, sino también de muerte porque ha ocurrido una escalada de violencia que tiene ya mucho tiempo y que de persistir este vínculo esta relación no es imposible, ni improbable que termine en la muerte de alguno de ellos en este caso de la persona que tenga en ese momento algún instrumento para provocar el daño más grave a su pareja. Sí claro, que si es una violencia que no solamente se puede colegir el producto de la valoración que se ha hecho con el peritado sino también hay que considerar las situaciones previas que ha llevado a tomar decisiones judiciales de encarcelamiento precisamente por temas de violencia doméstica, hemos basado nuestro criterio de riesgo en relación a estos antecedentes de violencia previa, habitualmente las personas que tienen una alta impulsividad provienen de familias pobremente estructuradas disfuncionales donde no existe un modelo positivo de los padres hacia sus hijos existe mucha permisividad entonces de ahí surgen conductas disociales o antisociales conducta muy egocéntricas de dificultades de adaptación de ajuste y esto es un elemento claramente estructural en la conducta del peritado, aparentemente los momentos donde ha existido mayor violencia fue con la relación de pareja, ha sido en momentos de alcohol que es un desinhibidor de la conducta, entonces es difícil saber cuál era el nivel de alcoholemia del peritado al momento de la agresión ejercida con la pareja, sin embargo no es un eximente absoluto para pensar que la persona no tenía un mínimo juicio de la realidad y no podía valorar los efectos de su conducta la persona a pesar de estar bajo los efectos del alcohol podía distinguir lo que es estar sancionado socialmente de aquello que no está sancionado, entonces esto es un eximente muy parcial el tema del consumo de bebidas para las personas que llegan a un nivel de intoxicación más grave, pues tienen una pobre coordinación motora y habitualmente pues se duermen se orinan que no ha sido parece el caso y es difícil saber cuál era el nivel de alcoholemia que tenía la persona al momento que ocurrieron los hechos. Sobre la función de cada persona, algunas personas que ven en riesgo su vida van a pedir ayuda asistencia porque están atravesando un momento muy difícil, un momento crítico en la relación con su pareja si es que existe una pelea una agresión reciproca quien tiene riesgo de perder la vida va a pedir ayuda no sé cuánto de esto se ha dado al momento del conflicto entre los dos esposos y claro que el acusado si estaba consciente de sus actos sino no pediría ayuda…”A las preguntas realizadas por el abogado del SEPDAVI, el testigo respondió: “…Un modo de justificar su conducta es el hecho de decir que no ha sido una agresión unidireccional sino un problema de a dos, entonces es una tendencia innata una tendencia natural de las personas que tenemos para justificar nuestros actos señalar que los efectos del conflicto pues son producto de dos actores y no de dos, esto es lo que naturalmente hacen las personas, para mi gusto ha sido y es una relación toxica salpicada de mucha agresividad probablemente no solo verbal sino física y que tiene antecedentes de una agresión física y que tiene antecedentes de agresiones anteriores, por una parte la celotipia es un elemento generador de conflicto de malestar de discusión incluso de agresión física y este es un elemento constante en esa relación de pareja, porque el mismo peritado pues reconoce que su pareja es muy simpática y pues la han estado viendo muchas personas y a criterio de él pues ella ha respondido a estas señales de aparente seducción que tenia de otras personas entonces esta celotipia genera pues una situación de conflicto cotidiano, especialmente para la víctima porque es una relación de celotipia que está de por medio entonces a medida de que persista este vínculo que es un vínculo tóxico, seguramente se van a volver a reproducir y repetir las conductas de agresividad y violencia que con el tiempo inclusive van a tener la posibilidad de perpetuarse y de ser de alto riesgo para la vida de uno o de ambos en la relación de pareja enferma o tóxica, no para nada esto es una reacción impulsiva más primitiva hay mucho primitivismo en la conducta del peritado hay una conducta muy primitivista egocéntrica, no tiene que ver con otros móviles más sociales y demás tiene que ver más con la actitud egocéntrica, seguramente en algún momento. Sobre la pregunta si el ahora imputado ha sido víctima de la agresión de la ahora victima cuando se ha generado una violencia recíproca, pero no parece hacerse probable el que haya sido víctima en la relación de pareja, especialmente en relación con la pericia que es la agresividad o el intento de feminicidio. Yo entregué la pericia den fecha 2 de octubre y se ha hecho un periodo inmediatamente antes. No hemos orientado la entrevista a saber si la persona tiene una tendencia auto cognitiva o de arrepentimiento, probablemente ha estado más bien preocupado o asustado en la idea de justificar las situaciones o de minimizar la conducta de agresividad que ha tenido, es hacerlo ver como algo normal, natural en la relación de pareja, es hacer ver la agresión de pareja como algo natural, este es un modo de minimizar una realidad, los derechos que deben prevalecer de todos, es una persona que sabe distinguir perfectamente lo positivo de lo negativo, lo socialmente condenable, El peritado tiene absolutamente claro y sabe diferencia de aquello que es licito de lo que es ilícito...”A las preguntas realizadas por el abogado de la defensa, el mismo respondió: “…En general es una violencia psicofísica es una violencia en términos de que hay amenazas hay desacreditación y es una violencia física porque está de por medio conductas agresivas, precisamente porque es una relación basada en una agresividad que es reciproca que es una agresividad en escalada es una agresividad que viene de ambos lados, es una agresividad que se ha instalado como un patrón de conducta en ambos seguramente en uno más que el otro pero igualmente termina siendo recíproca porque hay antecedentes que la víctima en anteriores ocasiones, sea en situación de defensa, no conozco este dato especifico, no hay dificultades de comprensión y juicio por lo menos tiene una inteligencia normal lento que nosotros llamamos normal lento y comprende los efectos de su conducta. Ha momento del examen mental, porque el examen es del aquí y el ahora, al momento de la valoración no había conductas desorganizadas para nada, la evaluación duro aproximadamente 2 horas, el nivel de impulsividad ha sido progresivamente significativo porque ya hay huellas físicas en el tema de la violencia, sí...”El tribunal no realizó mayores preguntas o aclaraciones.Declaración testifical que merece fe y se le otorga pleno valor probatorio, por cuanto el testigo fue claro y firme en su declaración, no se advirtieron contradicciones, al margen de considerar su declaración, como de testigo especial, porque el testigo fue perito en etapa preparatoria y realizó un dictamen pericial en este caso en el área de su especialidad, es decir psiquiatría forense, habiendo tomado contacto directo con el acusado y realizado los estudios correspondientes aplicando los instrumentos necesarios e idóneos para este tipo de estudios, además se considera su experiencia amplia en el área de su especialidad, ratifica el dictamen pericial que ha realizado, y complementa entre lo más relevante que el peritado reúne criterios vinculados a conductas disociales, es narcisista de tipo histriónico, pudo referir que las características de su conducta, personalidad y comportamiento, responden también a los criterios que tienen que ver con sus antecedentes y problemas previos que tuvo con la justicia, en lo principal en referencia al hecho, pudo observar una conducta de negación a la responsabilidad, es decir no negó que el hecho pasó, pero si pretendió camuflar o justificar los actos realizados, por los episodios de violencia recíproca que habría vivido con la víctima, puesto que estos problemas al interior de su relación manifiesta que fueron recurrentes, cataloga que la relación conyugal que tuvo con la víctima es tóxica y esto se comprende peligroso, puesto que al hacer énfasis el agresor tiene en un pobre autocontrol impulsivo, consiguientemente sus reacciones pueden llegar a ser muy agresivas y hasta incontrolables, por otra parte el testigo resalta mucho el hecho que en términos de psiquiatría y hasta psicología de los rasgos de personalidad del imputado influye mucho su vida antes del hecho, es decir sus antecedentes y problemas con la justicia, a ese fin enfatiza mucho que de acuerdo a la investigación y revisión del cuaderno de investigaciones se percató que los hechos de violencia familiar y doméstica, fueron reiterados con la víctima y con otros miembros de su propia familia, es importante establecer que el perito pudo constar una gradualidad en ascenso es decir incremento de la violencia, particularmente el expresado hacia su pareja, no descartó la posibilidad que estos episodios de violencia tengan como resultado la muerte, y finalmente un elemento que es compulsado de forma individual, pero a su vez conjunta, con los diversos elementos de prueba es el hecho de que el consumo reiterado alcohol fue un detonante constante de los episodios de violencia, de forma recíproca, pero que en cuanto al hecho objeto del presente juicio, si bien el imputado pudo haber consumido bebidas alcohólicas en todo momento estaba consciente de sus actos y de los resultados que podía ocasionar con sus acciones y que estos conflictos de pareja si bien se daban más cuando consumían bebidas alcohólicas, otro motivo reiterado era producto de los celos que el agresor sentía, porque éste mismo reconoció que su pareja era una mujer agraciada y habían otros hombres que la pretendían y en cierta medida la víctima, a criterio del peritado, les daba cierta aceptación, consiguientemente la celotipia es considerada como un verdadero disturbio de tipo delirante, a veces irreversible y multifactorial que se encuentra dentro de los varios indicadores y más recurrentes que hacen a la violencia en razón de género y particularmente a la violencia feminicida, porque de la mano a estos actos enfermizos de celos, el testigo señala que ha momento de practicar la pericia en el acusado a denotado que este ha tratado de justificar o de minimizar su conducta agresiva y a tratado de hacer ver que su reacción ha sido algo normal, por cuanto esta declaración es compulsada de forma individual, pero a su vez conjunta e integral con el dictamen pericial realizado en etapa preparatoria por el mismo testigo e ingresada para su valoración en juicio como prueba documental, como las declaraciones de los testigos de cargo y de descargo.5.- M. ROXANA QUIROZ FUERTES, A quien previo juramento de ley, la misma señaló que le corresponde la identificación con C.I. Nº 6612909 Ch., que nació el 6 de junio de 1985 en la ciudad de Potosí, casada, trabajadora social de profesión, con domicilio en calle Aniceto Arce Nº642, trabaja en la Fiscalía Departamental de Chuquisaca, que no tiene relaciones de parentesco ni de afinidad con ninguna de las partes, que no tiene amistad íntima o enemistad manifiesta con alguna de las partes, que no trabaja para ellos, ni ellos trabajan para allá, que no les debe dinero, ni le deben dinero, que no pretende perjudicar ni favorecer a nadie, y sabe que prestar falso testimonio está penado por ley. A las preguntas realizadas por el representante del MºPº, respondió: “…Trabajo en la fiscalía departamental de Chuquisaca. Si recuerdo sobre este hecho, para la elaboración de esta entrevista tengo que hacer conocer que por la situación crítica de la víctima he procedido a realizar una entrevista en el domicilio de la familia de ella para ver su situación y conocer muchos antecedentes relativos a la relación que ella tuvo con el denunciado y también conocer de manera expresa lo que le había ocurrido sobre el hecho, me refiero a que la señora se encontraba en un estado de convalecencia por las quemaduras que había sufrido, le hemos encontrado en el domicilio de su madre era por el patacón estaba postrada en la cama bajo cuidados de su hermana y su progenitora, podía levantarse pero movilizarse a grandes distancias no considerando que tenía varias quemaduras en el cuerpo, de forma cronológica la victima ha hecho conocer que desde el año 2015 ha iniciado una relación de unión libre con el ahora denunciado una persona que la convenció de iniciar esta relación y que la llevó a la casa de la familia de él, la familia de origen, en esa casa ella pudo advertir algunas situaciones de violencia las mismas que se han dado a raíz de que esta persona tendía al consumo de bebidas alcohólicas, así mismo ella ha sido evidente que dentro de esos conflictos que se han ido suscitando por este motivo se han dado hechos de violencia en la misma casa de el donde inclusive su progenitor lo ha llegado a denunciar en una oportunidad y él tuvo que ser detenido entro a régimen penitenciario posteriormente igual de salir y darse un embarazo no planificado entre ellos han continuado las situaciones de violencia los mismos que inclusive ella lo tuvo que denunciar y existen antecedentes de esa denuncia por el cual el denunciado ha sido recluido nuevamente, en ese tiempo de su reclusión ella ha tratado de guardar distancia pero ella se ha visto sujeta a amenazas por el denunciado quien la trataba de localizar con el fin de restablecer la relación y por la hija en común que tenían; Una vez que esta persona ha salido de la penitenciaria el año 2019 la convence para restablecer la relación y posteriormente siguen dándose las situaciones de violencia hasta que se ha dado el ultimo evento suscitado en el mes de agosto en el año pasado, según lo que ha referido la victima nos ha indicado que ella salió a compartir con su pareja a la casa de unos amigos allí el denunciado le empezó a celar a manifestar su desconfianza en donde inclusive se había generado una pelea con el amigo del mencionado por defender a ella ya se advertían situaciones de violencia física por el cual estas personas les piden que se retiren de la casa retirándose de la casa en el trayecto iban discutiendo este iba agrediéndola físicamente y cansada de esa situación ella le advierte que lo iba a denunciar por el cual el cambia su postura agresiva ya llegando a la casa donde ellos recibían de la familia ampliada cuando ella se estaba disponiendo a dormir esta persona le echó con alcohol y le prendió fuego y entonces su reacción inmediata de ella fue salir de la casa y pedir auxilio a la familia del denunciado. Claro, a partir de estas circunstancias que se han dado los factores de vulnerabilidad han estado presentes toda vez que dentro de la pareja ha habido situación sin resolver sujetos a amenazas o a verse intimidada por el denunciado de forma permanente durante la relación de pareja, inclusive durante el último evento de violencia que no le ha permitido tomar decisiones personales, dentro de esos factores de vulnerabilidad en condición de mujer de madre sabemos que las circunstancias que ya había expresado anteriormente han estado condicionadas a amenazas porque ella debería permanecer junto al denunciado, una persona que incluso ya le advertía de hacerle daño si le veía con otra persona. Sí se ha entrevistado a su madre a la señora Lidia Daza quien inclusive nos hizo conocer de su disconformidad de las decisiones que la usuaria ha tomado para encaminar esta relación de unión libre porque ellos ya tenían unos antecedentes de que el denunciado era una persona antisocial que tenía un comportamiento negativo en la sociedad que consumía bebidas alcohólicas inclusive las amenazas ya eran expresas a la madre de la víctima por cuanto le decía que solo muerto le iban a separar de su hija, la metodología para este informe social es la entrevista la visita domiciliaria a las entrevista a informantes claves en este caso la mama y la sistematización que se plasma en un diagnóstico social…” A las preguntas realizadas por el abogado del SEPDAVI, la testigo respondió: “…Se realizó la evaluación de su entorno familiar, en este caso su mamá que es su inmediata referencia, al respecto de lo que ha referido la madre de la víctima sobre el denunciado comprobar, prácticamente, se lo puede hacer mediante los antecedentes de violencia que tiene el mencionado sabemos que es una persona que se ha recluido por temas de violencia interior inclusive a la familia, entonces eso ya nos daba un indicio de que es una persona que no tiene buen comportamiento que es agresiva y aparte conocían que él es una persona que consume bebidas alcohólicas de manera frecuente y raíz de esa situación se han ido suscitando las agresiones hacia la víctima, no sabemos que la víctima ha estado a partir de estas situación en constante comunicación con su familia inmediata, su madre, hermanas, abuela materna inclusive en relación con la familia del denunciado se tenía todavía esa comunicación quienes cuando se ha dado esta situación la familia hizo referencia que según lo que ha indicado la madre de la víctima que la familia del denunciado iba a sentirse tranquilos si el hijo se encontraba detenido que en libertad entonces no ha habido ningún inconveniente con ambas familias en relación a la víctima. Sobre una dependencia económica, no existía, considerando que la víctima tenía un trabajo apoyado por su progenitora, ella tenía unos ingresos que percibía en el puesto de venta de flores en el mercado central; sobre la dependencia emocional, tampoco porque ella ha referido en toda la entrevista que ha sido sujeta a intimidación amenazas para que siga adelante con esa relación, tal vez hablar sobre una dependencia emocional un informe psicológico podrá contestar esa respuesta, por lo que ha referido la misma víctima en la entrevista y su mamá y también por referencia de alguna de sus hermanas que estaba presente, no…”A las preguntas realizadas por el abogado de la defensa la testigo refirió:A las preguntas del abogado de la defensa, la testigo respondió: “…Al domicilio de la madre de la víctima, no con precisión, pero creo que era por la zona del patacón o al otro lado no recuerdo con precisión, la única informante clave ha sido su progenitora la señora Lidia Daza…”El tribunal no pidió mayores aclaraciones.Declaración testifical que merece fe y valor probatorio, por cuanto la testigo fue clara y firme en su declaración, no se advirtieron contradicciones, si bien la información aportada es referencial, al haber extraído los antecedentes sociales y sobre el hecho de fuente de la propia víctima, se considera la misma a los fines de poder cruzar toda la información que prestó la víctima con las personas a quienes contó inicialmente lo ocurrido, como sobre su relación con su agresor, los antecedentes de violencia que había sufrido en el interior de esa relación conyugal extendida por seis años aproximadamente, como rasgos y caracteres que hacen a la personalidad del imputado, al tratarse de una trabajadora social, el mayor aporte científico que realiza mediante su declaración, apoyada por la experiencia que lleva realizando informes sociales, la atestación es compulsada de forma individual pero a su vez conjunta con lso diferentes medio de prueba en especial con el informe social que ella misma realizó orientado a poder identificar criterios sobre la vulnerabilidad que presentaba la víctima frente a su agresor, estando presentes estos criterios, puesto que la relación tóxica que tenía con el acusado ha sido prorrogada por constantes amenazas, intimidaciones y presiones que realizaba el agresor ante cada rompimiento de relación pasajero, ello en el entendido que al tener una hija en común y no hacerse ninguno de los dos cargo de la menor, ese vínculo los unía y hacía que el contacto vuelva una y otra y otra vez, pese a los constantes episodios de violencia en los que según lo informado por la víctima hacia la trabajadora social y lo indagado por esta profesional en su núcleo familiar, particularmente lo referido por la madre de la víctima, nunca estuvieron de acuerdo con esa relación, por las constantes peleas que había en el interior originadas en la mayor parte de los casos por el consumo constante de alcohol. 6.- ALEJANDRO JIMENEZ LIMACHI.- A quien previo juramento de ley, la misma manifestó corresponderle la cédula de identidad N°.1078748 Ch , que nació el 11 de enero de 1963 en Tucsupaya Chuquisaca, casado, albañil con domicilio en Av. Juana Azurduy de Padilla N° 980, manifestó tener relaciones de parentesco, es padre del acusado y pese a ponerle a conocimiento que tiene el derecho o la facultad de abstención parcial o total por la relación de parentesco en primer grado con el acusado, señaló que de forma voluntaria desea declarar todo cuanto sabe y conoce, refiere no tener amistad íntima o enemistad manifiesta con ninguno, manifestó que no trabaja para ellos, ni ellos trabajan para él, que no les debe dinero y que tampoco le deben dinero a él, que no pretende perjudicar ni favorecer a nadie, y sabe que prestar falso testimonio está penado por ley. A las preguntas realizadas por el representante del Ministerio Público, el testigo respondió: “… En agosto del año pasado me encontraba en mi casa junto a mi esposa a eso de las 11 de la noche yo no vi nada pero solo me dijo mi hijo, que él se había quemado junto a su esposa, y me pidió el dinero que me había prestado yo ni siquiera fui a verles, fui a dar parte a la policía, la chica estaba borracha y tapado con una sábana después no vi nada, la dejé en la policía y me fui a mi casa, esa noche mi hijo también estaba quemado pero no vi mucho, porque yo estaba como en sueños, sé que la chica estaba borracha, mi hijo creo que también estaba borracho pero sé que estaba medio nervioso, no le vi muy bien, no sé nada sobre elementos de violencia entre mi hijo y su esposa, anteriormente sé que mi hijo estaba en el penal por culpa de su mujer ella le ha metido no sé muy bien porque yo siempre trabajo y viajo, sé que ese día la chica estaba borracha porque a veces entra borracha por la pared, sé que la chica estaba borracha porque los policías me dijeron que estaba borracha, cuando ingrese al cuarto la chica estaba en el cuarto y vi que estaba quemado la frazada y la chica estaba tapada con sábanas, tienen una hija pero no sé si es de mi hijo porque esos tiempos mi hijo no vivía en mi casa, si he hablado con mi hijo sobre el hecho siempre le recomiendo y me dice que se portara bien. Sobre el 28 de agosto de 2021 en horas de la noche yo estaba en mi casa, ese día estaba llegando a mi casa, y me dijeron que estaban discutiendo con mi mujer y mi hijo, ese día después de que han discutido él se fue a su cuarto ya que él vive en el sótano y yo vivo con mi esposa en el patio, las paredes de mi casa son altos y ella ingresaba por la parte de donde han construido, la chica se llamaba Melvi, cuando le deje en la policía le regale 20 bolivianos, él siempre ha trabajado conmigo desde niño su mano también se ha cortado con sierra, después me fui a la Argentina, y él seguía trabajando, después llegue y empecé a agarrar proyectos y siempre trabajo conmigo, mi hijo es bueno cuando está sano pero cuando se emborracha es otra cosa, es decir el habla grita yo me entro a mi cuarto y le cierro la puerta no le digo nada, cuando esta mareado mi hijo siempre me ha gritado, y yo me oculto junto a mi mujer, entre Melvi y mi hijo no sé cómo fue la relación porque cuando trabajaba conmigo la chica venia recogerle y se iban a tomar, no sé si ella trabajaba pero decían que ella vendía flores, yo nunca compartí con ella ni un plato de comida, no le conozco a sus familiares solo a su abuela creo que vendía chicha, a veces mi hijo se perdía semanas y creo que se iban a tomar además ella tomaba con otros hombres y mi hijo llegaba a la casa sin zapatos mareados, desde el día de los hechos no le vi a la chica, yo le vi a la chica destapada y cuando llegaron los policías le taparon con sabana y le hicieron despertar, todo el cuerpo estaba tapado, no vi muy bien si tenía heridas …” A las preguntas realizadas por el abogado del SEPDAVI, el testigo respondió: “…El 11 de agosto de 2020 cuando vi el cuarto estaba olor a quemado, no estaba oliendo a cabello era un olor a ropa quemada, las manos de mi hijo estaban quemados y los primeros que entraron al cuarto fueron los policías, primero mi hijo entro a mi cuarto a avisarme que se habían quemado y me dijo que agarre auto y ese rato yo fui a la policía de Patacón yo vivo a 3 cuadras del EPI Patacón, y junto con la policía hemos ido a mi casa, la Sra. Melvi, no sé cómo era porque nunca compartí con ella mi hijo rara vez toma cuando trabaja, yo creo que de mi hijo es agresivo, el 28 de agosto de 2021 cuando mi hijo le falto el respeto a mi esposa no hice nada porque ya había pasado todo y no vi nada, no sé si mi hijo tiene confianza en mí, y él sabe que es lo que tiene que hacer, nosotros no podemos hacer nada con respecto a mi hijo la policía tiene que hacer algo, no hice nada para socorrer a Melvi y a mi hijo…” A las preguntas realizadas por el abogado de la defensa, el testigo respondió: “…no recuerdo si el día de los hechos había inquilinos, de mi cuarto al cuarto de mi hijo está a unos 10 metros ya que él vive en sótano en otra planta y tiene su propia entrada de la calle, y no escuché ni vi nada ese día, yo no he denunciado fui a avisar a la policía, no recuerdo como estaba vestido mi hijo ese día ya paso tanto tiempo. En el cuarto de mi hijo no hay nada, él tiene su propia cocina, que está a unos 3 metros, no sé con que se ha causado esas lesiones a la Sra Melvi, no sé qué bebidas alcohólicas consume ni hijo, no se conque se ha quemado, mi hijo no fuma, y él siempre trabaja de albañil, cuando le cancelamos su sueldo él toma y se le cancela cada quincena, yo no le dejo tomar en mi casa a mi hijo porque mi casa no es para tomar yo no entro al cuarto de el por eso no sé si él toma…” A las preguntas del Tribunal, el testigo respondió: “… No entre al cuarto, por eso no vi nada…”Declaración a la que se otorga valor probatorio relativo, puesto que ha momento de responder las preguntas se ha podido denotar que el testigo ha tratado de camuflar o minimizar algunos detalles que podría conocer en referencia del hecho, posiblemente por favorecer al acusado, tomando en cuenta que es su propio hijo y que por un carácter de logicidad, es obvio que el progenitor de un acusado, siempre trate de favorecer a su hijo en un testimonio, asimismo se notó la existencia de algunas incoherencias en su relato, como el hecho de referir por una parte llegado a ver a la víctima, sin embargo, de forma contaría reitera en varias partes de su relato, no haberle llegado a ver de forma directa, por otra parte se tiene que el manifiesta que fue a dar parte del hecho a la policía, se entiende que realiza este acto porque sabía que había ocurrido un hecho antijurídico y que pese a que sabía que su propio hijo podría ser el principal implicado, tomó la decisión poner a conocimiento de las autoridades policiales el hecho, esto en términos legales se llama “denunciar un hecho”, empero más adelante en su misma declaración refiere que él no denunció el hecho, no era su intención, estas incongruencias en el relato son entendibles, porque en cierta medida el progenitor del agresor trata de enaltecer o al menos busca mejorar la imagen de su hijo frente a su situación jurídica, es decir trata de limitar sus respuestas, refiriendo que no vio nada, señala no recordar, señala que no se auxilió a la víctima en ningún momento, pero por el hecho de haber estado en el lugar del hecho el día y hora del mismo, no resulta creíble, finalmente sobre los episodios de violencia, trata de indilgar como la causante de los problemas a la víctima, porque constantemente bebía con su hijo, se trepaba los muros para entrar refiere y otros detalles que muestran su intencionalidad de buscar una justificación de lo que ocurrió a consecuencia de la propia víctima, como el mismo acusado, lo realizó en su declaración, a momento de la última palabra y que fue advertido por el psiquiatra forense, en consecuencia la declaración del testigo se la compulsa de forma armónica e integral con esos medios de prueba, para que finalmente en cuanto a la información de la personalidad el autor, refiere que el mismo siempre era trabajador, es una buena persona y que los antecedentes de violencia y problemas con su pareja serían de ellos, no hace mención a episodios de violencia que él o su esposa habrían sufrido previamente, solo refirió que su hijo es agresivo cuando consume bebidas alcohólicas, pero cuando se le preguntó sobre un episodio de violencia familiar reciente que se suscitó en su propia casa y del cual su esposa habría sido víctima, por parte de su hijo, el refirió que no conocía nada del hecho, porque no estaba en la casa, llegó después, por cuanto en referencia a este hecho la lógica y experiencia nos enseñan que por más que el testigo no se hubiere encontrado en su casa y presenciado este último hecho, necesariamente habría tenido que ser de su conocimiento porque su esposa fue agredida por su hijo, el acusado, según el mismo lo refirió, consiguientemente se valora la prueba en esa dimensión de relativa. 7. TEOFILA MURMEREZ CABA de JIMENEZ, A quien previo juramento de ley, la misma manifestó corresponderle la cédula de identidad N° 1069547 Ch , que nació el 22 de Julio de 1964 en Sucre - Chuquisaca, casada, costurera, con domicilio en Av. Juana Azurduy de Padilla N° 980, manifestó tener relaciones de parentesco, es madre del acusado y pese a ponerle a conocimiento que tiene el derecho o la facultad de abstención parcial o total por la relación de parentesco en primer grado con el acusado, señaló que de forma voluntaria desea declarar todo cuanto sabe y conoce, refiere no tener amistad íntima o enemistad manifiesta con ninguno, manifestó que no trabaja para ellos, ni ellos trabajan para él, que no les debe dinero y que tampoco le deben dinero a él, que no pretende perjudicar ni favorecer a nadie, y sabe que prestar falso testimonio está penado por ley. Quien a las preguntas realizadas por la representante del M°P°, respondió lo siguiente: “…Yo estaba durmiendo ese día y entró mi hijo a la casa gritando, mamá, papá nos hemos quemado, me puse mi polera y le vi a mi hijo que estaba quemados su manos, fui al cuarto y la mujer estaba quemado todo y le pregunté que pasó y ella me dijo que le importa, mi esposo me dijo que les llevemos al hospital pero no había ningún auto porque estábamos en cuarentena, mi hijo estaba medio mareado, y no la vi a Melvi porque estaba todo tapado, no recuerdo la fecha creo que fue 12 de agosto del año pasado. La relación que ellos tenían, la mujer llegaba de noche y al día siguiente salía a las 5 am y a veces llegaba borracha y se quedaba dormida en la puerta de mi casa tapada con su mandil, y me decía que le quería a mi hijo, yo nunca conocí a los familiares de Melvi, pero ella había tenido su pareja y sus hijos, han estado separándose volvían se separaban y volvían, le ha metido a mi hijo 3 veces a la cárcel, y la mujer no le dejaba en paz a mi hijo y le dije a mi hijo que se vaya a quejar a la policía y mi hijo me decía que no me meta en su vida, yo como madre me siento muy mal. A Melvi le conozco desde hace 7 a 8 años atrás, ellos no se llevaban muy bien porque ellos tomaban mucho, tiene una hijita, mi hijo entró a la cárcel por discusiones de dinero y celos de ambos, no sé a qué se dedica ella solo me decía que vendía flores en el mercado central pero no la vi nunca, la segunda vez que entro a la cárcel fue también por discusiones, pero ellos no querían que me meta en su vida, cuando vi el cuarto estaba quemado todo el colchón, la ropa y todo estaba quemado. El 28 de agosto de este años yo llegue a mi casa y mi hijo había estado loqueando porque le había perdido su celular, y me dijo que yo le había robado el celular y me pidió el celular y agarró cuchillo y empezó a punzar a la mesa con el cuchillo yo le dije que no me haga asustar porque no vi nada de celulares; De niño Wilber era tranquilo tenía su pareja y vivía bien tiene una hijita de 10 años, desde que se ha concubinato con esta Sra. Melvi ha cambiado total, empezó a tomar. Mi hijo se dedica a trabajar de albañil además hace artesanías, barcos, manillas y empieza a vender, después de agosto no hablé con mi hijo pero en una oportunidad si hable con él y él me dijo que del porque le había parido con esa suerte, mis demás hijos no tienen problemas viven felices.A las preguntas realizadas por el abogado del SEPDAVI, la testigo respondió: “… A Melvi no la conocía, la Melvi me decía que estaba enamorado de mi hijo, iba a mi casa 2 a 3 veces a la semana, el día de los hechos ese día le hemos auxiliado en todo junto a mi esposo y mi hijo Wilber, mi marido no entró al cuarto solo dijo que le llevemos al hospital, ella se ha parado de la cama y ha bajado al patio la policía no tardó mucho en llegar, después mi hijo le llevó al hospital yo me quedé junto a mi marido en mi casa, el 28 de agosto de este año mi hijo se ha loqueado, mi hijo toma cada cuando tiene su platita, ese día me ha hecho asustar, no considero que mi hijo es agresivo, físicamente nunca me ha agredido…” A las preguntas realizadas por el abogado defensor respondió: “… Mi hijo nunca ha tenido problemas con otras personas, cuando salía Melvi y mi hijo, la mujer a veces no llegaba y solo mi hijo llegaba, no sé porque se han quemado, la mujer llegaba de una a 2 semanas mi hijo le iba buscar, no sé dónde está mi nieta menor pero la mayor está en casa de su mama, Melvi salió de la casa caminando, antes que me avise mi hijo no escuché nada, entre la distancia del cuarto de mi hijo y mi cuarto debe haber unos 15 a 16 metros, no sé cuántos días de impedimento tienen los dos, no sé si las heridas eran graves, los familiares de Melvi solo vino su abuelita después nadie más, cuando tenían problemas nunca vino con sus familiares, no sé si Melvi pernoctaba en casa de sus papás, cuando no llegaba a mi casa no sé dónde dormía Melvi, cuando a ocurrido el hecho tenía un inquilino pero no quieren saber nada…”A las preguntas realizadas por el tribunal, el testigo respondió: “…Wilber tiene hijas en diferentes mujeres, la hija de Melvi y Wilber tiene 6 años, la Sra. Melvi, iba algunos días a la casa mientras tanto la niña, como ella, no se sabe dónde está, parece que se quedaba con una de sus tías porque no tiene la custodia de su hija Melvi, a mí me ocultaba a su hija… Cuando entre al cuarto Melvi estaba sentada en la cama, ese día no vi nada, pero al día siguiente encontraron 2 botes de alcohol, yo tenía miedo de entrar a su cuarto, en el cuarto había un olor a quemado que era olor a ropa…” Declaración a la que se otorga valor probatorio relativo, puesto que al igual que la declaración que presentó el progenitor del acusado y si bien es prueba en mancomunidad, ofrecida tanto por el Ministerio Público, como por la defensa, ha momento de responder las preguntas se ha podido denotar que la testigo ha tratado de obviar algunos detalles que podrían ayudar al mejor esclarecimiento del hecho, posiblemente por favorecer al acusado, actitud entendible por parte de toda madre, para tratar de justificar el actuar de su hijo, refiere que ante el conocimiento del hecho por parte de su hija, su intención fue la de auxiliar a la víctima, pero en todo caso ella vio a la víctima cuando las llamas de fuego ya fueron apagadas por la víctima, refiere que la víctima hizo meter tres veces a la cárcel con anterioridad a ese hecho a su hijo, por problemas de violencia, se ha podido percibir que responsabiliza del hecho objeto del presente juicio, como los episodios previos de violencia, a la propia víctima, porque según la testigo, era la víctima la que siempre buscaba a su hijo y era ella quien inducía presuntamente al consumo de alcohol de su hijo, finalmente, en cuanto a la personalidad del imputado la testigo hace mención a un hecho reciente, en el que su hijo habría consumido bebidas alcohólicas y estaba desesperado por cuanto creía que su progenitora agarraba su celular, esto provocó la ira del acusado, quien pese a guardar detención domiciliaria con escolta policial permanente, habría agarrado inclusive un arma blanca y lo sonó contra la mesa, elementos que se consideran por el tribunal para considerar factores que puedan ayudar a determinar cuál es el comportamiento habitual y los rasgos de su personalidad.8.- JUAN JESUS DURAN MONTALVO; A quien previo juramento de ley, el misma señaló que le corresponde la identificación con C.I. 7534147 , nació el 2 de octubre de 1997 en Ravelo Potosí, soltero, de ocupación policía, con domicilio en B. Cerro Verde Zona Alegría, que no tiene relaciones de parentesco ni de afinidad con ninguna de las partes, que no tiene amistad íntima o enemistad manifiesta con alguna de las partes, que no trabaja para ellos, ni ellos trabajan para allá, que no les debe dinero, ni le deben dinero, que no pretende perjudicar ni favorecer a nadie, y sabe que prestar falso testimonio está penado por ley.Quien a las preguntas realizadas por la fiscal de materia respondió: “…el año pasado estaba cumpliendo servicios en EPI Patacón, a eso de las 12:00 más o menos radio patrullas trajo un caso de violencia familiar y o como investigador me tocaba atender el caso y trajeron como aprendidos a Wilber y Melvin como aprendidos Melvi estaba tapada con sábanas y gritaba de dolor, y nos pusimos a buscar un hospital el Sr. Wilber estaba con las manos rojas esa noche hemos buscado hospital pero no había ya que nos pedían certificado de no tener Covid, en la entrevista Melvi me dijo que el Sr. Wilber le habría llevado a compartir bebidas alcohólicas en el barrio Patacón y entre celos creo que le dio un puñete Wilber a Melvi, después se fueron al domicilio ahí el Sr. Wilber salió del cuarto a traer comida pero trajo alcohol y la hecho y empezó a quemarla y la señora con la desesperación se tapó con las sábanas, la señora. estaba gritando de dolor sin ropa y solo estaba tapada con sábana, al día siguiente no sé si la revisó el médico forense yo solo presente informe conclusivo después me transfirieron a otra unidad, en mi informe indique que cuando el señor Wilber llegó a mi oficina, él estaba nervioso y asustado e indicaba que estaba asustado, además nos ha mostrado el alcohol, la habitación era 3x2 en la cama había mucha ropa y no podíamos encontrar el fosforo, y los familiares nos ayudaron a encontrar, había vasos y cuchillos en el cuarto ya que el cuarto estaba en desorden, parte del colchón estaba quemado, la habitación de Wilber quedaba a unos 15 a 16 metros al cuarto de sus papas, cuando revise el cuaderno de investigaciones de la fiscalía se pudo evidenciar que el señor Wilber ha ingresado al penal por tres años y la víctima era la misma persona, la señorita indicó que Wilber siempre era agresivo y siempre recibía puñetes y patadas, al víctima es de 1.58 piel blanca, el cabello era teñido del color crema, aparentemente de unos 27 años, el sr Wilber si está en esta sala con una gorra y canguro guindo, no se podido verificar si el señor Wilber tenía algunas lesiones en las manos. El señor Alejandro es el padre de Wilber y la señora Teófila es la madre de Wilber el padre refiere que una vez que su hijo le ha pedido auxilio que se habían quemado acude a la policía donde se encontró con un patrullero y fueron ellos que socorrieron, en cuanto a la madre refiere que su hijo siempre ha tenido ese comportamiento y que hasta a ella le ha indicado que no se meta en su vida, con respecto a la relación me indicaron que siempre han tenido problemas y que siempre ha vivido así y es por eso que ha ingresado al penal, por esa situación a Melvi le tomé la entrevista en su domicilio, ella estaba vendada todo el cuerpo y apenas pudo firmar la entrevista , todo estaba cubierto de venda parte de su cara, manos además que su cabello estaba quemado, yo soy investigador en la FELCV como un año…” A las peguntas realizadas por el abogado del SEPDAVI, el testigo respondió: “…hemos encontrado solo 2 envases de alcohol de los pequeños también hemos encontrado latas de cerveza vacías, considero que la vida de la víctima estaba en alto riesgo porque el cuerpo estaba todo quemado, el estado del a víctima era que estaba ardiendo y desesperada y al día siguiente apenas podía hablar, y no se encontraba bien de salud...”A las preguntas realizadas por el abogado de la defensa, el testigo respondió: “…Me ha derivado el caso el sub teniente Joel Rueda con una acción directa; quien ha tomado contacto con el padre del acusado por que su hijo le habría quemado a su esposa, a eso yo tengo que derivar un informe a la fiscalía, y yo he pasado el informe con el tipo penal tentativa de feminicidio, nosotros determínanos el tipo penal y luego mandamos a la fiscalía, al día siguiente se ha tomado contacto con los familiares porque ese día primero era resguardar la salud de la víctima, cuando hemos ido al lugar de los hechos se ha secuestrado varias prendas junto con laboratorio, se ha tomado las entrevistas de los cuales los testigos eran presenciales de cómo le han sacado a la víctima, se ha elaborado informe complementario y conclusivo, el médico forense tenía que ir al domicilio de la víctima, yo no sé nada y en la complementación vino su hermana a quien se le ha tomado la entrevista, no sé dónde está la víctima, ni se ha apersonado a oficinas por lo que siendo que no se encuentra bien es por eso que ha ido al SEPDAVI para que le ayuden, en el informe se ha puesto que ella estaba dolorida y gritando, las lesiones no pude percatarme e que eran en el rostro porque todo estaba cubierto…” El tribunal no realizó mayores preguntas.Atestación a la cual se otorga pleno valor probatorio puesto que no se advirtieron contradicciones en el testimonio prestado por el deponente, además la información prestada por el mismo resulta relevante y es pertinente al objeto del proceso en cuanto al hecho, como para coadyuvar a determinar la personalidad del imputado, porque se trata de todas las actuaciones y pesquisas investigativas realizadas por el investigador asignado al caso quien tuvo conocimiento directo sobre los hechos, desde el día en que los mismos ocurrieron y continuó como investigador asignado al caso de forma posterior, quien pudo tener contacto directo con el acusado, como con la víctima de forma inmediata posterior a los hechos ocurridos, resultando relevante lo que el investigador pudo percibir, como la información que pudo recibir de primera fuente, puesto que por versión del propio acusado como la recepción de la entrevista informativa policial de la víctima, que las tuvo que realizar en el propio domicilio donde se encontraba ella, por la gravedad de sus lesiones, como la diligencias realizadas pudo verificar que el hecho tuvo origen en una discusión en casa del agresor, quien por celos originados en un acontecimiento previo al que ambos habían asistido, el agresor llevó a la víctima a su casa con forcejeos y con violencia, una vez en el cuarto la víctima se recostó y el agresor salió con el pretexto de buscar comida pero volvió con dos botes pequeños de alcohol y roció los mismos, sobre la humanidad de la víctima, para inmediatamente prenderle fuego, aprovechando que la víctima se encontraba recostada, siendo la propia víctima la que quitándose la ropa y con sábanas logró apagar las llamas de su cuerpo, por otra parte se tiene que de acuerdo al relato del testigo, el mismo fue el lugar del hecho donde secuestro las evidencias materiales, principalmente los dos botes de alcohol, los cerillos que encendió el agresor y con los que prendió fuego, la ropa quemada y pudo verificar además que el colchón de la cama también estaba quemado, es decir que con esto se confirma que el agresor roció el alcohol a la víctima cuando esta estaba recostada sobre la cama, por canto esta información valiosa, para le proceso es compulsada de forma individual, pero a su vez de forma integral y conjunta con toda la prueba de cargo, principalmente las evidencias materiales colectadas, los informes realizados por el mismo investigador, como las declaraciones de los demás testigos, como la entrevista que el mismo investigador recogió de fuente directa de la propia víctima, todos estos elementos y que se encuentran resaltados en la transcripción de la declaración del testigo, constituyen los elementos de información más relevantes para fines de la valoración de la prueba, orientada siempre al esclarecimiento del hecho y la búsqueda de la verdad material e histórica de lo que pudo haber ocurrido la noche del hecho. El Ministerio Público renunció a la producción de mayor prueba testifical.C) PRUEBA Y/O EVIDENCIA MATERIAL O FÍSICA.-Se ha introducido a juicio por su exhibición, previa verificación del cumplimiento de la cadena de custodia y sometida a contradictorio que no mereció mayor observación la siguiente prueba material y/o física:La prueba material consistente en:Evidencia material y/o física que de conformidad a lo establecido en los artículos 33, 355 y especialmente lo referido en el artículo 217, todos del CPP, reúnen los criterios de pertinencia y utilidad, puesto que se tratan de los objetos secuestrados el día de los hechos y al ser evidencias materiales y físicas en las que se ha preservado la debida cadena de custodia y aperturados en audiencia de juicio oral de sus sobres herméticos, con el acta de cadena de custodia, y cotejados por las partes con las actas de secuestro de objetos, se trataría de objetos secuestrados el día del hecho, tanto del cuarto considerado el lugar del hecho, como prendas secuestrada de la propia víctima y del imputado, que en lo sustancial consistente en dos botes del combustible utilizado, alcohol, un bote mediano y uno más pequeño, los cerillos de fósforo utilizados para encender el alcohol, y lo que más impactó al tribunal fue el estado de las prendas de vestir que portaba la víctima del día del hecho, evidenciándose que el brasier negro y la chompa café presentan claras muestras de estar quemadas, en las prendas del acusado, particularmente en su chamarra se observan manchas color rojo, presumiblemente sangre, pero al no haberse indicado que al margen de quemaduras existieron lesiones en la víctima que pudieron provocar el derrame de sangre sea por golpe o cortadura, la sangres colectada en esa prenda de vestir podría tratarse de tercera persona, lo cual encaja con la teoría del caso presentad por la acusación fiscal, y que no ha sido negada por la defensa del acusado, en cuanto que el acusado antes del hecho se habría peleado con otra persona de sexo masculino en la fiesta a la que asistieron, presuntamente por celos hacía la víctima, finalmente las sábanas color amarillo, también presentan manchas cual si la misma hubiera sido utilizada para cubrir partes de un cuerpo que pueda dejar marcas como de lesiones por quemaduras, ya sea de grasa humana de líquido que sale de la piel cuando se provocan quemaduras, ello en diferentes partes de la sábana, por cuanto al no haberse planteado contra mencionada prueba exclusión probatoria y bajo el paraguas de la libertad probatoria consagrada en el artículo 171 del CPP, se otorga fe y valor probatorio a la prueba física, y es sometida a valoración de conformidad a lo establecido en el artículo 173, del cuerpo adjetivo especial de la materia, tanto de forma individual, pero principalmente conjunta, es decir compulsada de manera integral, con las pruebas documentales, especialmente el acta de secuestro y colecta de indicios o evidencias, como las declaraciones de los testigos de cargo y del investigador asignado al caso. D) PRUEBA DE INSPECCIÓN OCULAR (PRUEBA CONJUNTA DE CARGO Y DE DESCARGO, BAJO EL PRINCIPIO DE COMUNIDAD DE LA PRUEBA)Prueba de inspección in situ, solicitada por la representación fiscal, como por la defensa, a ese fin el Tribunal en pleno, como lo sujetos procesales nos hemos constituido en el lugar de los hechos, se ha hecho constar en el acta correspondiente, que se trata de un inmueble ubicado en un costado de la Avenida Juana Azurduy de Padilla con la numeración Nº 980 de propiedad de la familia Jiménez Murmeres, se encuentra la propietaria de este inmueble la señora Teófila Murmeres quien ha autorizado el ingreso voluntario de los miembros de este Tribunal como también de los sujetos procesales, consta que el inmueble es amplio, en una esquina de tres pisos, color ladrillo, es una casa aproximadamente de unos 25 metros de lado sobre la Av. Juana Azurduy, pero que se prolonga a la vuelta, más o menos 15 a 20 metros, se pudo observar que el inmueble tiene dos puertas de ingreso a la calle sobre la Avenida Juana Azurduy, se ingresó por la puerta de más arriba y se observó un amplio patio, con una construcción de vivienda al lado izquierdo en dos pisos, en medio patio existe un ingreso a gradas que bajan a niveles inferiores, se ha procedido en bajar por esas gradas estrechas a un piso inferior que tiene un pasillo largo con tres cuartos y en el nivel donde se tiene otro ingreso a la calle y la fiscal como el acusado permitieron el ingreso de todos los sujetos procesales a una habitación, es la primer habitación empezando a contar la misma de derecha a izquierda ya sea bajando las gradas del piso superior, o ingresando por esa segunda puerta de calle, la representante del Ministerio Publico hizo notar que el cuarto estaba precintado y que se sacaron los mismo y se modificó completamente el cuarto, se sacaron y movieron los objetos y muebles, la propietaria del inmueble admitió que en cuanto el precintado se despegó de la puerta y cayó al piso, la misma abrió el ambiente, un ambiente mediano de 4x4 aproximadamente, un ambiente con dos ventanas hacia la calle, ingreso de la puerta del pasillo y hay algunos muebles como ser un catre de una plaza, una mesa de madera con una silla mecánica, un mueble de melanina y una pequeña mesita y un cartón con varios objetos, se hizo constar las observaciones de las partes, en especial que el ambiente estaba alejando de los pisos superiores que se encuentran subiendo las gradas, nadie más vivía en ese piso, que el acusado con la víctima, que en la fecha del hecho, como al presente nadie más vivían en ese piso u ocupaban esas habitaciones contiguas, puesto que las habitaciones que ocupan los padres, se encuentra en el nivel superior que da hacia el patio de la casa, subiendo ese pasaje de gradas estrechas.Prueba de inspección ocular realizada conforme lo refiere el artículo 179 del CPP, por cuanto se le otorga plena fe y valor probatorio por su licitud y pertinencia, dado que se pudo conocer el lugar de los hechos y se pudo ingresar al cuarto del domicilio donde ocurrieron los episodios entre fechas 11 y 12 de agosto de 2020, siendo que en lo medular y más importante es que el ambiente donde pasaron los hechos se encuentra completamente aislado, es decir es independiente a otras zonas de la casa, con su propia puerta de ingreso y que los ambientes contiguos no eran ocupados por terceras personas, por cuanto por el tema auditivito y por la morfología de la construcción del inmueble se observa que subiendo este piso da a un patio libre, y que los cuartos que ocupaban los padres de la víctima, se encuentran a un costado de ese patio, resaltar que de provocarse ruidos o gritos como pedidos de socorro o auxilio desde ese cuarto iban a ser difíciles de escuchar por los ocupantes del piso de arriba que da al patio de la casa, porque la distancia de separación entre este cuarto y el de los padres de acusado es considerable entre 15 a 20 metros lineales y porque de acuerdo a la forma de construcción de ese inmueble el sonido tendría la propensión a perderse, porque esas gradas salen a un patio abierto, por otra parte se pudo observar que por lo general el señor Wilber Jiménez y la víctima utilizaban la segunda puerta de ingreso a la calle (de abajo) y que los ocupantes de los pisos superiores no podrían percibir si están llegando o saliendo, finalmente el cuarto es cerrado y tiene ventanas hacia la calle, y no se pudieron observar restos o indicios del hecho porque el ambiente habría sido modificado en un 95% a criterio de la fiscal, siendo que se habría desprecintado el ambiente sin autorización.El Ministerio Público renunció a la producción de otros medios de prueba y ante la inexistencia de una acusación particular el SEPDAVI, en representación de los intereses y derechos de la víctima, manifestó adherirse a toda la prueba de cargo ofrecida y producida por la fiscalía.IV.2 PRUEBA DE DESCARGO (DEFENSA)Siendo que dos de los testigos de descargo ya atestaron en calidad de testigos de cargo, al haber sido ofrecidos por parte del Ministerio Público, bajo el principio de comunidad de la prueba hizo suyas las pruebas de esos dos testigos.A.- PRUEBA TESTIFICAL. - Se recibió la declaración del ciudadano:1.- MARIO SERRUDO AVENDAÑO: A quien previo juramento de ley, el misma señaló que le corresponde la identificación con C.I. N° 5493528, manifiesta que nació el 01 de enero de 1980 en la ciudad de Sucre, , su estado civil soltero, que se dedica a ser constructor, con domicilio en Zona de Yurak Yurak, calle y número sin denominación, que no tiene relación de parentesco ni de afinidad con ninguna de las partes, que no tiene amistad íntima o enemistad manifiesta con ninguna de las partes, que no trabaja para ellos, ni ellos trabajan para él, que no les debe dinero, que tampoco le deben dinero, que no pretende perjudicar ni favorecer a nadie y que sabe que prestar falso testimonio está penado por ley.A las preguntas realizadas por el abogado de la defensa, la testigo respondió: “… El 2020 yo vivía en la casa del acusado como inquilino, el 20 de agosto yo estaba durmiendo y sentí el aullido de los perros, fui a ver de la ventana, yo vivía en el tercer piso de su casa de Wilber y estaba afuera una pareja que eran el acusado junto a su pareja Melvi. Entraron a la casa se pusieron música, cuando vino la policía era más o menos 11:30 a 12:00 de la noche, le vi de la ventana a la chica, estaba tapada con una sábana y a WIlber le vi esposado junto a los policías. Yo trabajo en Fancesa y salgo a trabajar a las 5 de la mañana y vuelvo de noche, veía que algunas veces tomaban juntos. Se que Wilver iba a trabajar con su padre y le veía que siempre ayudaba a su mamá, él es un artista porque hace manualidades no se si el tenido peleas con alguien…”A las preguntas realizadas por el representante del Ministerio Público, el testigo respondió: “…Yo viví en su casa casi por un año, los dueños de la casa se llamaban doña Teófila y don Alejandro es una casa color mostaza, es una casa de 3 plantas y es grande, a lado del rio hay otra construcción. El Wilber siempre era tranquilo, el hace barquitos y una torre Eifel, no sé dónde aprendió a hacer esas cosas tampoco sé que estaba detenido. Me ratifico en la fecha del 20 de agosto sobre los hechos. Digo que pusieron música porque se escuchaba, hay 2 perros en la casa dormían en la azotea, no sé qué relación tienen ellos porque yo salgo a trabajar a las 5 a 6 am y llegaba a las 10 de la noche, sé que algunas veces doña Melvi llegaba mareada. don Wilber le ayudaba en los quehaceres de la casa, sé que él iba a trabajar con su padre porque salían juntos, ese día del 20 de agosto Wilber estaba tranquilo y como estábamos en pandemia creí que se había hecho agarrar con la policía, solo ese día le vi con la policía. La casa es de 3 plantas y tiene un patio grande y en vista al rio hay otra construcción de 2 cuartos y ahí vivían, no la vi salir a la chica…” A las preguntas realizadas por la abogada del SEPDAVI, el testigo respondió: “…El 11 de agosto no recuerdo muy bien que paso, todos los días yo salía las 5 am. eso incluía los fines de semana, al mes les veía a Wilber y Melvi unas 2 veces, cuando yo salía a eso de las 5 de la mañana también le veía a Melvi pero yo me subía directo al minibús, la veía rara vez.…” El tribunal no realizó ninguna aclaración. Declaración a la que se otorga valor probatorio relativo y referencial, puesto que el testigo si bien alega haber vivido y estado en el mismo domicilio en la gestión 2020, en referencia al día de los hechos, reitera y ratifica que estos habrían ocurrido en fecha 20 de agosto de 2020 y no recuerda lo que habría pasado en fechas 11 o 12 de agosto de 2020, días en los que realmente ocurrieron los hechos, por cuanto estos caracteres en las respuestas, denotan que el testigo habría sido preparado para la declaración es por ello que de forma errada manifiesta y ratifica que los hechos ocurrieron en una fecha no contemplada en la acusación, oportunidad en la que no llegó a ver, más que el momento que la pareja habría llegado y directamente más tarde cuanto llegó la policía y se llevaron a Wilber y a Melvi, señala que no veía muy seguido a los ocupantes y desconoce sobre sus antecedentes de Wilber, o que este entro a la cárcel limitándose en decir que era inquilino y paraba poco tiempo en casa por el trabajo, e cuanto a rasgos de personalidad del acusado, el mismo señala que el acusado es artista hace manualidades y esas cosas, que siempre veía que ayudaba a sus padres y que parecía una persona natural y trabajador, porque ayudaba a su padre, finalmente refiere detalles del domicilio donde hubieran ocurridos los hechos.La defensa declaró agotada toda la producción de su prueba y renunció voluntariamente a la producción de mayor prueba de descargo.V. VALORACIÓN INTEGRAL DE LAS PRUEBAS Y CONCLUSIONESValoradas las pruebas en observancia del Art. 359 del Código de Procedimiento Penal, tanto de forma individual y conjunta en cumplimiento de las Reglas de la Sana Crítica descritas en el Art. 173 del Código de Procedimiento Penal, se establecen las siguientes conclusiones a los efectos del presente proceso penal:CONCLUSIÓN No. 1.- MELVI KAREN CRUZ DAZA, es una mujer, madre de cuatro hijos, nació en fecha 18 de Junio de 1987, cuenta con la edad de 33 años a momento del hecho, la misma se dedicaba a ser florista y tenía una familia desestructurada, porque no vivía junto a sus hijos, puesto que los mayores fueron engendrados con una pareja anterior, con quien se presume vivirían los mismos, con el acusado, señor Wilber Jiménez Murmerez, llegó a entablar una relación tóxica por más de seis años, habiendo juntos llegado a procrear en ese lapso de tiempo una hija, es decir la hija menor de la víctima, de la cual la progenitora del acusado refirió que no estaba segura si su hijo Wilber es realmente el progenitor biológico. Al margen de esos antecedentes también se ha llegado a constatar que la víctima era una persona independiente en sus quehaceres laborales, se dedicaba a ser florista y generaba sus propios recursos, ello por versión de sus familiares, principalmente su madre y hermana, pero además por los relatos que ella misma presentó y constan en los informes; Ahora bien asentando en el caso de autos, se ha referido que la víctima ha tenido en el pasado diversos hechos de violencia en el interior de su hogar, esta violencia ha sido reiterada y se cataloga como violencia de tipo familiar o doméstico, puesto que si bien el acusado y la víctima no llegaron a mantener una relación sólida, estable e ininterrumpida, más por el contrario, la pareja de novios de forma habitual tenía problemas en su relación, era muy común que después de periodos de separación, los mismos volvían a estar juntos, situación que había sido tolerada por la madre y abuela de la víctima, y del cual los progenitores del acusado ya se encontraban acostumbrados, se ha podido constatar este hecho por declaración de la madre y hermana de la víctima, como por la declaración de la progenitora del acusado, a su vez el perito psiquiatra forense del IDIF, Dr. Aranibar en su dictamen pericial como a momento de su atestación, enfatiza estos extremos, empero principalmente en los niveles de toxicidad de esa relación, que se tenía de forma previa al hecho y se fue prolongando durante toda la relación, estos problemas de relación desembocaban en agresiones de tipo verbal y/o físico de forma recíproca inicialmente y la causa común de estos problemas al interior de la pareja eran los celos que el acusado sentía de su pareja, llegándose a realizar episodios de violencia en contra de la víctima de forma recurrente, particularmente cuando consumían bebidas alcohólicas, que considerando la joven edad de la pareja y el hecho de estar liberados de responsabilidades u obligaciones toda vez que ninguno de los dos ejercía el deber y la responsabilidad de padres como deberían, los testigos han sido contestes en manifestar que era muy habitual que ambos salgan a consumir bebidas alcohólicas, tal como lo hicieron de forma previa el día de los hechos. Por todo lo antes referido encontramos que la víctima reúne patrones y características sospechosas vinculadas a estereotipos de discriminación en razón de género, ello particularmente en función al sexo y género, primero por la condición de superioridad o machismo exteriorizado en la conducta del agresor, por episodios reiterados de celotipia y ese ánimo de posesión sobre la víctima, para no dejarla en libertad y privar que la misma pueda socializar con otras personas, al sufrir producto de esta celotipia episodios de violencia constante de forma previa al hecho, que estando en desequilibrio de condiciones físicas frente a su agresor, la pone en una situación de vulnerabilidad, tal como lo ha reflejado el informe social y la propia atestación de la trabajadora social, lo que deviene en poder identificar al problema jurídico que se nos presenta, al encontrar a la víctima dentro de una de las categorías denominada sospechosas corresponde la interpretación de los pruebas, como de los preceptos legales aplicables al caso desde una perspectiva de género; (La presente conclusión encuentra respaldo probatorio en las siguientes pruebas: PRUEBA DOCUMENTAL MP.PD11, MP.PD14, MP.PD16, MP.PD22 y DECLARACIONES TESTIFICALES DE THALIA CRUZ DAZA, LIDIA DAZA LOAYZA, MARCELO ARANIBAR MALDONADO, M. ROXANA QUIROZ FUERTES, ALEJANDRO JIMENEZ LIMACHI y TEOFILA MURMEREZ CABA).CONCLUSIÓN No. 2.- Que, por otra parte sobre el acusado y los caracteres de su personalidad encontramos que el señor Wilber Jiménez Murmerez, proviene de una familia en el que sus padres son casados y vive junto a ellos, tiene además 3 hermanas mujeres quienes tendrían sus vidas independientes y sin ningún tipo de problemas familiares o vinculados a la justicia, ha referido tener 2 hijas de 11 y 6 años respectivamente y ha convivido con la víctima de forma interrumpida los últimos 6 años, en una relación conyugal muy inestable puesto que esta se ha interrumpido en dos oportunidades en las que el señor Wilber Jiménez Murmerez, ha entrado a la cárcel por hechos sobre violencia familiar y doméstica, a ese fin, sin bien el derecho penal es del acto y no del autor o derecho penal del enemigo, en delitos de violencia en razón de género, entre ellos, no solamente la violencia familiar o doméstica, sino la violencia de tipo feminicida, puesto que ésta constituye una forma de violencia extrema y que atenta contra la vida de las mujeres, conforme lo refiere el artículo 7.2 de la Ley N° 348, por cuanto, corresponde en ese rol de debida diligencia, mismo que comprende no solamente el rol de investigación que realiza el Ministerio Público, sino también ese rol de debida diligencia al juzgar, en función a poder identificar y relacionar factores que respondan a un patrón estructural o sistemático de antecedentes previos de violencia y sobre la conducta que pudo tener el imputado en relación al hecho, como ocurre generalmente en los contextos de violencia, por cuanto se observa que el acusado tiene una personalidad narcisista e histriónica con rasgos antisociales y pasivo agresivo, que su agresividad ha sido reiterada no solamente en episodios de violencia y agresiones proferidos en contra de su pareja (víctima), a quien habría golpeado una semana atrás antes del hecho, es por ella que la misma presentaba lesiones de data anterior a las lesiones provocadas por quemaduras objeto del hecho, sino que el acusado habría tenido conductas reiteradas de agresiones verbales, psicológicas y físicas en contra de sus propios padres, es así que al cursar contra el acusado antecedentes relativos a violencia familiar y doméstica, cuya victima reiterada es la señora Melvi Karen Cruz Daza, también se tiene antecedentes de un proceso penal signado con el Fis 1404564, concluido con salida alternativa de procedimiento abreviado, cuya víctima resultó el Sr. Alejandro Jiménez Limachi, es decir su propio progenitor; por otra parte la progenitora del acusado en juicio refirió que en fecha 28 de agosto de la presente gestión, es decir de forma posterior al hecho, habría existido un nuevo episodio de violencia en el domicilio del acusado, donde se encontraba cumpliendo detención domiciliaria con escolta policial, como emergencia de una medida cautelar personal dispuesta en este mismo proceso y su hijo se había dado los modos para consumir bebidas alcohólicas lo que puso agresivo contra su progenitora a tal extremo de llegar a portar un arma blanca y amenazar a su madre, lo cual provocó el susto de la madre del acusado y el acusado tuvo que ser trasladado a un ambiente del Penal de San Roque hasta que se pase su momento de agresividad y los efectos del alcohol, ello motivo a que este tribunal haya tenido que disponer otras medidas cautelares personales en contra del acusado, como también medidas de protección, consiguientemente los episodios de violencia y conducta agresiva del acusado es reiterada y más cuando se encuentra bajo el consumo e influencia del alcohol, que tal como lo ha referido el perito psiquiatra Dr. Aranibar, en el acusado el consumo de alcohol funciona como un desinhibidor pero que eso no signifique que no esté consciente de sus actos y sus posibles consecuencias, es decir, que ha momento de la realización de estos actos de violencia en contra de personas muy cercanas a él, el acusado considera seriamente probable, la realización de sus actos; Por otra parte, otro de los rasgos que se pudo identificar en el estudio realizado al acusado, tanto en el peritaje psiquiátrico, como lo manifestado por los testigos, como ser sus propios progenitores, la progenitora de la víctima, su hermana y el investigador asignado al caso, es que se ha tratado de minimizar el hecho, se ha tratado reiteradamente, conforme a los argumentos de la defensa y lo alegado por el propio acusado, que esto habría sido un accidente o a lo mucho un nuevo episodio de violencia, respondiendo a lo que el Dr. Araníbar en su dictamen y atestación nos señalaron cuando refirió: “… habitualmente estos sujetos muestran una tendencia al encubrimiento, negación, falsificación, mentira y confabulación respecto de sus conductas interpersonales o íntimas…”. Por cuanto este tribunal a analizado a momento de la declaración del acusado, como a momento de prestar la última palabra, y ratificado por la atestación de sus progenitores, que el hecho por el que se le juzga no se trataría de un accidente o un episodio de violencia familiar o doméstica, por cuanto existieron factores que fueron mucho más allá como se desarrollara líneas más abajo en la presente sentencia, es decir se ha pretendido por una parte justificar las acciones que el acusado realizó, porque la víctima se lo habría buscado al haberlo provocado, presuntamente acompañando o coqueteando con otro hombre en la fiesta a la que asistieron y por otra parte se ha tratado de hacer ver a la víctima como si ella fuere la generadora de todos los problemas que ocurrió en pareja, como si ella habría incitado siempre al consumo de bebidas alcohólicas, es decir tratando de menospreciar la imagen de la víctima, como mujer y madre, lo cual no es evidente encontrando justificativo del porqué de esas posiciones tanto de los testigos (padres del acusado), como del mismo acusado, en el hecho que por los rasgos de su conducta y personalidad es habitual la tendencia al encubrimiento o al menos a la verdad, es decir omitiendo detalles importantes del hecho, tal cual lo ha percibido el tribunal a momento de recibir esas declaraciones. Finalmente y no menos importante es que de forma posterior al hecho y tal como lo hacía en reiteradas ocasiones el acusado estando con detención preventiva en el penal de San Roque buscó contactarse con la víctima, tal como lo refiere el informe preliminar de fecha 10 de octubre (La presente conclusión encuentra respaldo probatorio en las siguientes pruebas: PRUEBA DOCUMENTAL MP.PD11, MP.PD12, MP.PD13, MP.PD14, MP.PD16, MP.PD21, MP.PD24, MP.PD25 y DECLARACIONES TESTIFICALES DE THALIA CRUZ DAZA, LIDIA DAZA LOAYZA, MARCELO ARANIBAR MALDONADO, M. ROXANA QUIROZ FUERTES, ALEJANDRO JIMENEZ LIMACHI, TEOFILA MURMEREZ CABA Y JUAN JESUS DURAN MONTALVO).CONCLUSIÓN No. 3.- Sobre el hecho descrito en la acusación tenemos que en fecha 11 de agosto de 2020, Wilber Jiménez Murmerez y su entonces concubina Melvi Karen Cruz Daza, por la mañana fueron a la florería de la víctima a sacar dinero, porque el acusado le habría sustraído un dinero que la víctima tenía guardado, posteriormente ambos van a la casa de un amigo de Wilber, donde habían consumido bebidas alcohólicas todo el día, es en ese lugar que empezaron los problemas entre la pareja, porque Wilber se puso celoso de su pareja porque estaba compartiendo con otro sujeto de sexo masculino, según lo referido por la víctima su propio amigo, esto habría provocado que Wilber se ponga violento llegando a querer pelar a la víctima, en ese momento el otro sujeto de sexo masculino que sale en defensa de la víctima, y llega a pelear contra Wilber, es por ello que la ropa secuestrada de Wilber y exhibida en audiencia, como prueba material o física se tenía manchas tipo de sangre salpicada, y de la revisión de ambos certificados médicos forenses, tanto de la víctima como del acusado, no existe evidencia que alguno de ellos habría sangrado de la nariz o de alguna parte del cuerpo de forma tal que haya provocado salpicaduras de sangre, es así que en función a estos elementos encontramos que ese fue el momento en el que se retiran del domicilio y prácticamente Wilber saca de la fiesta a su pareja, puesto que él se encontraba mucho más sobrio que Melvi, tal como se evidencia por el dictamen pericial en toxicología forense, que da cuenta que la víctima varias horas después del hecho presentaba una concentración de alcohol etanol en su sangre de 1,4g/L, en cambio el acusado Wilber Jiménez Murmerez, presentaba menor grado alcohólico en su sangre, que acredita para ese momento se encontraba lúcido o al menos mucho más consciente que Melvi, porque el nivel de concentración de alcohol en su sangres salió de 0,3%, es así que Wilber y Melvi se retiran a su domicilio, en cuyo trayecto habrían tenido cruces de palabra y forcejeos por parte de Wilber, prácticamente condiciendo a la víctima a la fuerza a su domicilio, lo cual en función a los diferentes informes y relatos, se tendría que ambos habrían llegado a su domicilio tarde ese día antes de la media noche, puesto que el inquilino Mario Serrudo Avendaño señaló que escuchó poner música y los perros ladraron. (La presente conclusión encuentra respaldo probatorio en las siguientes pruebas: PRUEBA DOCUMENTAL MP.PD1, MP.PD2, MP.PD3, MP.PD6, MP.PD7, MP.PD8, MP.PD11, MP.PD14, MP.PD15, MP.PD16, EVIDENCIA MATERIAL Y/O FISICA CONSISTENTE EN LA ROPA SECUESTRADA DEL ACUSADO y DECLARACIONES TESTIFICALES DE LOS CIUDADANOS JUAN JESUS DURAN MONTALVO Y MARIO SERRUDO AVENDAÑO).CONCLUSIÓN No. 4.- Que una vez en el domicilio, los mismos ingresaron por la puerta de calle del piso de abajo, puesto que no fueron advertidos por los progenitores, que tienen otra puerta hacia la calle que se encuentra más arriba, una vez en el lugar se tiene que ingresaron de forma directa al cuarto, conforme lo ha referido la víctima en su entrevista psicológica y el inquilino del inmueble; Es evidente que la víctima se encontraba más mareada, lo cierto es que la realidad científica de la pericia genética practicada, nos hace razonar que la víctima estaba en mayor estado de ebriedad que de alguna manera habría provocado ciertos efectos en su cuerpo y como tal ingresando al cuarto que ocupaba de forma esporádica con Wilber quien si vivía de forma constante en ese ambiente, se predispuso en echarse sobre la cama, este cuarto ubicado en el piso inferior y el primero a la derecha ingresando desde la puerta de abajo de la casa ubicada en Avenida Juana Azurduy de Padilla N° 980, en el que nadie mas ocupaba, ni vivía, y que por las características físicas de ese inmueble los ocupantes recién estarían en el piso superior, luego de pasar por el patio al que salen esas gradas, por cuanto imposibilidad sonora natural, como para poder escuchar los ocupantes de arriba lo que ocurría abajo, o los ocupantes de abajo que ocurría arriba, es así que una vez recostada sobre la cama, el acusado le habría dicho a Melvi que saldría para traer algo de comida, a ese fin se debe establecer que no se está investigando el hecho que si el señor Wilber salió o no salió de la casa y fue a comprar comida o el alcohol, con el que se roció a la víctima, simplemente el hecho que el acusado salió del cuarto un momento y volvió con directamente con dos botecitos de alcohol, uno mediano y otro más pequeño, alcoholes que no son de uso medicinal y que con seguridad el acusado sabía dónde se encontraban, puesto que en el mismo piso habían otros dos cuartos, y al parecer el cuarto contiguo era utilizado por la pareja como cocina, porque no se advirtió que en el cuarto de los hechos se encuentren implementos de cocina, es así que el acusado regresa y ve recostada en la cama a Melvi, asegurándose que no estaba nadie en ese piso de la casa y que cualquier pedido de auxilio cercano iba a ser casi nulo, por las consideraciones que ya se han hecho referencia en la situación y ubicación de los otros ocupantes de la casa sus propios padres que se encontraban niveles superiores y pasando un amplio patio en la casa, es así que este momento se considera muy importante en el camino del iter criminis, porque la ideación se consumó en el momento que Wilber salió del cuarto con el pretexto de ir a buscar comida, cuando tenía bien decidido que ese era el momento oportuno para acabar con la vida de la víctima, porque estaban solos, a nivel nacional y en especial en Sucre, nos encontrábamos en un momento muy estricto de controles por la pandemia del Covid 19, habiendo sido ese el motivo efectivamente por el que la víctima no recibió atención media en un nosocomio, por cuanto no había gente caminando por la calle, que haya podido escuchar por las ventanas del cuarto lo que pasaba, al margen de que esas ventanas dan a la parte lateral del inmueble, cercanos a la quebrada del río, consiguientemente el pretexto de Wilber al ver recostada sobre su cama a su pareja fue la de decir que iba a traer comida, cuando ya tenía bien decidido ir a traer los dos botes de alcohol, con los cerillos, es así que el acusado roció el alcohol sobre la víctima sobre la parte izquierda de su cuerpo, y que no resulta creíble lo manifestado por la defensa, al alegar que la víctima estaba de pie y fueron ambos que se agredieron y echaron el alcohol, porque no se han presentado quemaduras en la parte derecha del cuerpo de la víctima y al ser el alcohol un combustible altamente inflamable, de haberse rociado de forma recíproca el alcohol, las quemaduras estarían más centralizadas en el cuerpo de la víctima y no solamente sobre la parte izquierda, es así que el acusado tampoco tiene lesiones por quemaduras en ninguna parte del tórax, rostro o cuello, presentando ampollas por quemaduras solo en una parte de sus manos, siendo las otras lesiones cursantes en su cuerpo excoriaciones de tipo rasgaduras, lo cual también deviene en concluir por parte de este tribunal que el acusado ha tenido una pelea o al menos ha sufrido agresiones física con otra persona anteriores al hecho, es por ello que la chamarra del acusado presentaba marcas similares a salpicaduras de sangre en la zona del tórax, consiguientemente se tiene que las ampollas y quemaduras de primer grado en las manos del acusado son compatibles con que el mismo al haber rociado el alcohol sobre la humanidad de la víctima se ha hecho salpicar con el combustible, puesto que la lógica y experiencia nos enseña que en estos recipientes pequeños de alcohol al no tener dispensadores, solamente tener una tapa tipo de botella, la boquilla de salida del combustible es amplia, lo que conlleva que al rociar el líquido sobre algo o alguien, es altamente probable que la persona que rocía el líquido también se moje parte de sus manos o dedo, en este caso y tal como lo refiere e certificado médico forense del Sr. Wilber Jiménez, en extremidades superiores se observaron las lesiones en región de mano izquierda cara dorsal a nivel de los nudillos y dedos, es decir que el agresor rociaba y agitaba el alcohol sobre el cuerpo de la víctima, y que ha momento de encender los cerillos de fosforo, uno de ellos lo arrojó de forma directa sobre la víctima quién inmediatamente se prendió en llamas por la alta combustión del alcohol y el agresor también se quemó una mínima parte de sus dedos de su mano izquierda, en la parte dorsal, es así que, otro elemento que sustenta que la víctima se encontraba recostada de lado derecho (lateral), sobre la cama cuando fue rociada con el alcohol, es que las quemaduras de la víctima se presentaban solamente sobre la parte izquierda de su cuerpo y que el colchón de la cama también presentaba signos de haber sido quemado, por cuanto, el agresor con la decisión y el único fin de cegar la vida de la víctima roció los dos botes de alcohol sobre la parte lateral izquierda de la misma e inmediatamente le prendió fuego, del informe circunstancial, del informe de acción directa, como principalmente del acta de registro del lugar del hecho y secuestro de evidencias, como el muestrario fotográfico se pudo recolectar los botes de alcohol que fueron utilizados, como la caja de fósforos y los cerillos utilizados, no se llegó a encontrar una sola cajetilla o colilla de cigarrillo, por cuanto el argumento de la defensa en el que supuestamente la víctima estaba fumando y por eso se quemó, cae en saco roto, para que finalmente las prendas de vestir secuestradas, tanto por el muestrario fotográfico como exhibidas de forma física en audiencia, den cuenta de la gravedad de las quemaduras localizadas sobre la parte izquierda del cuerpo de la víctima, es así que la chompa que usaba la víctima prácticamente se encuentra cercenada en su parte izquierda, zona del brazo, axilar y mamaria, el sostén negro que vestía prácticamente consumido por llamas de fuego en la zona del seno izquierdo, como la chamarra, lo que no se observa en la chamarra de color blanco que vestía el acusado, puesto que no hay signos de quemaduras, simplemente manchas salpicadas de sangre en el brazo y zona del dorso inferior compatibles con alguna pelea que haya podido tener con tercera persona, de forma previa al hecho, y si bien el short que vestía presenta algunas quemaduras en forma circular, la lógica y experiencia nos enseña que se habrían derramado algunas gotas de alcohol por ello la forma de esas quemaduras, lo cual nuevamente es sustento y ha generado convicción en este tribunal que ha sido el señor Wilber Jiménez Murmerez quien ha rociado el combustible en el cuerpo de la víctima, agitando los botes para luego prender fuego a la víctima, siendo que al rociar el alcohol y prender fuego sobre la parte lateral izquierda de la víctima, incluido rostro, y principalmente el cuello, que conforme la valoración individual de los diferentes examen médicos, es una zona muy sensible para quemaduras, como finalmente el tórax anterior y posterior, como la zona axilar; es decir, no se ha buscado provocar simples lesiones en la humanidad de la víctima, puesto que la intención ha sido quemar la mayor parte posible del cuerpo de la víctima, es decir que por las descripciones de las lesiones cursantes en los diferentes certificados médicos, como los certificados forenses y el muestrario fotográfico de la víctima se ha pretendido quemar partes del cuerpo que si bien superficialmente no ameritan mayor gravedad contra la vida de una persona, pero estas partes como ser el cuello, rostro y mamas con poco volumen de piel, son más sensibles a lesiones por quemaduras, porque en el cuello, por ejemplo, se encuentran a laringe y más abajo la tráquea, necesarios para actividades vitales de respiración, cuanto la alimentación o paso de fluidos, en la zona tórax anterior lateral izquierdo se encuentran órganos como el bazo, el estómago, páncreas, intestinos, la zona lateral posterior los riñones entre otros, por cuanto estos argumentos, siempre apoyados en la ciencia, lógica y experiencia son suficientes como para generar convicción en este tribunal que la persona que ha quemado a la víctima buscó en el fondo terminar con su vida. (La presente conclusión encuentra respaldo probatorio en las siguientes pruebas: PRUEBA DOCUMENTAL MP.PD1, MP.PD2, MP.PD3., MP.PD5., MP.PD6, MP.PD7, MP.PD8, MP.PD10, MP.PD11, MP.PD14, MP.PD15, MP.PD16, MP.PD17, MP.PD18, MP.PD19, MP.PD20, MP.PD27, Y EVIDENCIA MATERIAL Y/O FISICA CONSISTENTE EN LA ROPA SECUESTRADA DEL ACUSADO).CONCLUSIÓN No. 5.- Que, conforme la conclusión descrita líneas ud supra, se tiene definida el elemento subjetivo, en cuanto a la intencionalidad y fin pretendido con la acción, por cuanto se tiene por versión de la víctima en el informe de entrevista informativa, como por lo alegado por los propios progenitores del acusado, como los informes policiales que en tanto las llamas se consumían en el cuerpo de la víctima, la primera acción que esta realizó fue la de sacarse la ropa puesto que la misma al encontrarse empapada de alcohol iba a seguir ardiendo y más por el contrario las llamas se iban a avivar con las prendas de vestir, es así que la víctima, pese al estado de embriaguez que presentaba, por el momento de pánico que sufría al ver que su cuerpo ardía, lo único que alcanzó en poder hacer fue desprenderse de la ropa en llamas, puesto que la experiencia, como vertiente de la sana crítica nos enseña que cuando una persona se está quemando alguna parte del cuerpo lo primero que debe hacer es tratar de desprenderse de las prendas de vestir que son mayormente inflamables que el cuerpo, puesto que una ropa seca aviva la llama y provoca mayores quemaduras, siendo que esa misma ropa, especialmente la sintética llega a quemarse más fácilmente y a veces hasta adherirse a la piel, por cuanto, se tiene que en ese momento el acusado no prestó auxilio y al ver que la víctima se estaba quemando sale de ese cuarto y busca a sus padres, para comunicarles lo ocurrido, es así que la víctima luego de desprenderse de las ropas que tenía, para apagar el fuego se tapa con una sábana amarilla, consiguientemente, la propia víctima que con actos independientes evitó que las llamas sigan propagándose por su cuerpo y los niveles de quemaduras sean mayores o ingresen a capas más internas de la piel, pudiendo llegar a dañar órganos vitales; este extremo es corroborado por la atestación de los progenitores de la víctima, quienes refirieron que su hijo Wilber subió a su cuarto, les hizo despertar y les dijo que se habían quemado con Melvi, por cuanto ambos vuelven al cuarto y pudieron observar que Melvi se encontraba tapada con una sábana amarilla y el fuego ya había cesado, por cuanto se considera que el fuego estuvo prendido por un lapso de tiempo en el que la víctima se desprendió de las prendas de vestir que tenía, lo cual a los fines de establecer la modalidad de “tentativa”, para el delito acusado, de la valoración de las pruebas, principalmente el relato de la víctima cursante en el informe de entrevista psicológica, como la declaración de los testigos de cargo, que a su vez bajo el principio de comunidad de la prueba fueron ofrecidos por la defensa como de descargo, consistente en los propios padres de la víctima, a esto añadir que en el formulario para la predicción y prevención de feminicidios, elaborado por el IDIF, se ha identificado el riesgo de FEMINICIDIO como ALTO; Es así que fue la propia víctima la que evitó la consumación del hecho, es decir que las llamas se aviven y su cuerpo se siga quemando, ello ante la imprevisibilidad del acusado, porque al ver que la víctima estaba completamente ebria y tendida en la cama, jamás creyó que la víctima tendría la posibilidad de poder reaccionar y desprenderse de sus prendas de vestir y apagar el fuego con una sábana. (La presente conclusión encuentra respaldo probatorio en las siguientes pruebas: PRUEBA DOCUMENTAL MP.PD1, MP.PD2, MP.PD3., MP.PD5., MP.PD6, MP.PD9, MP.PD10, MP.PD11, MP.PD12, MP.PD14, MP.PD15, MP.PD17 A MP.PD20, MP.PD22, ,MP.PD27, INSPECCION OCULAR y DECLARACIONES TESTIFICALES DE ALEJANDRO JIMENEZ LIMACHI, THALIA CRUZ DAZA, MARCELO ARANIBAR MALDONADO y NANCY FLORES DAZA).CONCLUSIÓN No. 6.- Que, la teoría del caso que nos ha presentado la defensa se ha sustentado particularmente en los exámenes médicos y médicos forenses como la declaración de la médico forense Dra. Nancy Flores Daza, en el sentido que al no haberse comprometido la vida de la víctima, por cuanto no se han afectado órganos vitales del cuerpo la calificación del tipo penal de Feminicidio en Grado de Tentativa no podría darse, a ese fin de la revisión y compulsa integral de los certificados médicos forenses practicados a la víctima, tanto el de fecha 12 de agosto de 2020, como el ampliatorio de fecha 1 de septiembre de 2020, además lo atestado por la médico legista, es evidente que las lesiones que presentaba la víctima eran consistentes en quemaduras de primer y segundo grado, o de categoría A y AB, en los que solo por el hecho de las quemaduras, las mismas no pueden ser consideradas como causales de muerte, siendo coincidentes los relatos, con el de la testigo Thalía Cruz, Daza, quien es la hermana de la víctima y además fue la médico y que le atendió las quemaduras, por otra de acuerdo a los galenos y a la especialista se podría considerar como de grave riesgo contra la vida, solamente las lesiones de segundo grado profundas y las quemaduras de tercer grado, es decir que el resultado de las lesiones que presentaba la víctima luego de haberse quemado, se podría decir que quedaron fuera de peligro por las curaciones, pero siempre con riesgo de infección de las heridas, por otra parte, enfatizaron que pueden darse otras posibilidades que puedan conducir a causar la muerte de las personas como consecuencia de las quemaduras, como ser las infecciones, hipotermia, en el sentido que la víctima estuvo durante varias horas solo tapada con una sábana, porque no podía ponerse nada para calentarse por las quemaduras que estaban intocables y con grave dolor, peor en el mes de agosto que es considerado como uno de los meses más fríos del año, peor a esas horas de la madrugada, es decir que las quemaduras por si solas, depende de la parte del cuerpo y depende de la gravedad pueden causar diferentes resultados; en todo caso los resultados y consecuencias del hecho, como el argumento de alegar por parte de la defesa que para acreditar una tentativa de Feminicidio es necesario establecer previamente que la víctima se encontraba en un riesgo inminente de muerte, podrían haber sido considerados tal vez como gravitantes en la ya superada teoría causalista del derecho, en la que lo importaba era el resultado y no el fin, empero conforme es de conocimiento nuestro derecho penal nacional es de corte finalista con proyecciones al estructural-funcionalismo propugnado por Jakobs, consiguientemente es el fin que tuvo el agente y no el resultado lo que se juzga en materia penal, por cuanto de acuerdo a los certificados médicos forenses, y lo atestado por las señoras Lidia Daza Loayza, y principalmente las galenas Thalia Cruz Daza y Nancy Flores Daza, las lesiones que presenta la víctima se han focalizado en la el rostro (región auricular izquierda), en el cuello, en cara lateral izquierda, en el tórax anterior, región de mama izquierda, en el tórax posterior en región pectoral, espalda izquierda, como la región del triángulo lumbar, como también las extremidades superiores izquierdas, en el certificado médico ampliatorio se han podido observar quemaduras hasta de segundo grado en las zonas antes indicadas con una superficie corporal quemada del 10% por la regla de Wallace, en las certificaciones médico legales las prescripciones y diagnósticos generales no varían en lo sustancial, simplemente varía la apreciación o el nivel de las quemaduras que presentaría la víctima, siendo que el Dr. Mirko D. Miguez correlaciona las quemaduras como “muy graves”, por la profundidad o “gran quemado”, que llegarían a un 15% de la masa total corporal, por otra parte el mismo galeno en el certificado de fecha 13 de agosto de 2020, es decir (al día siguiente del hecho), ratifica la ubicación de las quemaduras en la parte izquierda del cuerpo de la víctima, que se extienden desde su rostro (pabellón auricular), brazo, cabello región cervical, brazo y se extienden hasta la parte del tórax anterior y posterior lateral izquierda, al haber revisado el galeno, por primera vez a la víctima, entre las quemaduras de tipo A y grado AB “B”, alcanzaban cerca del 25% del cuerpo de la víctima; Por otra parte la dra. Josefina Miranda Médico internista, en fecha 01 de septiembre de 2021, pudo observar que las quemaduras profundas observadas por los otros médicos, como por la médico legista ubicadas en la zona lateral e interior del brazo izquierdo habían afectado a mayor profundidad las capas de la piel, llegando la misma a considerar las quemaduras no solamente como de segundo grado profundo sino hasta de tercer grado, es decir quemaduras muy graves, por otra parte, al igual que los otros galenos pudo observar un síndrome gravemente depresivo en la víctima como consecuencia de las lesiones que presentaba y que causaron impacto a nivel emocional en la víctima como toda secuela estética producida por quemadura profunda suele dejar; Finalmente, todas las aseveraciones realizadas por el Dr. Miguez y que reflejan el más importante diagnóstico médico, fue el otorgado por el Médico especialista en cirugía plástica, estética y reconstructivista, Dr. Fernando Pereira Suarez, puesto que por su especialidad en el área ayuda a tener un panorama más amplio en referencia al tipo de lesiones provocadas en la víctima por el agresor, y el mismo a momento de ratificarse que las quemaduras se presentan en la zona lateral izquierda desde la cara y se prolongan hacia abajo, identifica que hay quemaduras de tipo A, entendidas estas como similares a las de primer grado, al considerarse que muchas de ellas tienden a desaparecer, pero al margen de ello ratifica las quemaduras de tipo AB, es decir quemaduras catalogadas como se segundo grado o intermedias y de tipo AB-B, que son quemaduras intermedias más profundas, por lo general se catalogan como de segundo grado, por cuanto el rango general de las quemaduras más profundas que la víctima presentaba fueron esas, y que siendo congruentes con lo manifestado líneas supra, más allá de poder verificar el hecho de que estas quemaduras hayan podido o no poner en riesgo la vida de la víctima, debe considerarse las zonas del cuerpo de la víctima donde se focalizaron las quemaduras, puesto que tal como se ha referido en la conclusión anterior las lesiones por quemaduras fueron provocadas buscando causar un daño sobre partes del cuerpo en las que por debajo de las capas de la piel y masa muscular se encuentran órganos blandos y vitales y entre estas diferentes partes del cuerpo ya se ha argumentado que hay algunas partes más sensibles o delicadas cuya piel es más delgada como el cuello. (La presente conclusión encuentra respaldo probatorio en las siguientes pruebas: PRUEBA DOCUMENTAL MP.PD7, MP.PD8, MP.PD10, MP.PD15, MP.PD17 A MP.PD20, Y DECLARACIONES TESTIFICALES DE LA DRA. NANCY FLORES y THALIA CRUZ DAZA). CONCLUSIÓN No. 7.- Continuando con la motivación de los hechos, de acuerdo a la compulsa conjunta, integral y armónica de todos y cada uno de los elementos de prueba, producidos en el desarrollo del juicio tenemos que una vez que la víctima logró sacarse las prendas de vestir que se venían quemando y cesar el fuego con las sábanas, la madre del imputado de nombre Teófila ingresó al cuarto donde los hechos habían sucedido con la intención de socorrer a la misma y de forma simultanea el progenitor del acusado, notando la gravedad del hecho se dirigió de forma inmediata al EPI PATACON para informar el hecho, tomando en cuenta que del lugar de los hechos a ese módulo policial la distancia es muy corta, por cuanto el progenitor no tardó mucho en acercarse y encontrarse con el patrullero Sbtte.: Joel Rueda a quien puso en conocimiento el hecho y que por más que haya tratado de negarlo en su declaración el Sr. Alejandro Jiménez, consciente de la gravedad de los actos que había realizado su hijo en su domicilio es que denuncia el hecho, por cuanto la fuerza policial se constituyó inmediatamente al lugar de los hechos donde encontraron al señor Wilber Jiménez Murmerez con las manos quemadas, quien en ese momento le manifestó de forma textual que había roseado alcohol a su pareja y el mismo había procedido a prenderla fuego, es por ello que el funcionario policial aprehendió de forma directa al acusado y se buscó el auxilio para la víctima quien padecía de dolor y sufrimiento, a momento de pasar el caso a manos del policía Juan Durán Montalvo; Ahora bien, se puede afirmar con meridiana claridad que esas horas posteriores al hecho fueron un vía crucis para la víctima, quien por la gravedad de las quemaduras necesitaba internación y o al menos atención médica inmediata, empero, conforme lo ha referido el funcionario policial, y esta ratificado en los propios informes, la propia víctima y testigos, existió una peregrinación por los diferentes hospitales de la ciudad, puesto que para agosto de 2020, la Pandemia del Covid 19, se encontraba en una de sus olas más altas, con medidas y restricciones muy rigurosas, es así que los diferentes hospitales y clínicas habían volteado su atención para casos de emergencia previa presentación de algún documento que acredite que no tenían la enfermedad del Covid, es por ello que luego de haber llevado los funcionarios policiales a la víctima a diferentes hospitales, se menciona que no se quiso recibir a la paciente, quien por un par de horas se encontraba cubierta solo con una sábana para cuidar su pudor, porque por la gravedad de las quemaduras esas zonas de la piel eran intocables y menos se podía asentar ropa sobre las mismas, por cuanto, cuando la víctima con signos vitales disminuidos por las heridas y el terrible frío que pasaba, tomando en cuenta que se trataba de uno de los meses más fríos del año, es así que por la impotencia de la víctima la misma pide a los policías que le trasladen al domicilio de su madre, donde vivía su hermana quien era médico cirujano y le iba a auxiliar, por cuanto conforme se tiene el relato de la madre y progenitora de la víctima, la misma llegó en un estado grave y crítico es más la hermana de la víctima que la vio en estado de shock porque ya había pasado como dos horas de lo que había pasado el incidente y como nadie le podía atender ella estaba con hipotermia ya que estaba solo cubierta con una sábana y por el dolor que al no haber recibido atención médica oportuna ni tomó ningún analgésico, y que pese al estado de embriaguez previa que tenía con altos niveles de alcohol en su sangre, el dolor era insoportable, es así que su propia hermana en su calidad de médico socorrió a la víctima y refirió que si no recibía esa ayuda hubiera perdido la vida, porque se estaba descompensando, tuvo que poner un suero de emergencia y también refiere que casi se le va por la hipotermia bastante severa en la que entró, pero principalmente porque en casa no se tenían los medios e instrumentos suficientes para mantenerla estable y atenderla como se debe desde casa; Este episodio impactó tanto a la progenitora de la víctima que al verla en ese estado muy crítico entró en un estado de desesperación porque no sabía cómo prestar socorro a su hija, quien lloraba de dolor y maldecía el nombre de su agresor, identificando en todo momento que fue Wilber quien le prendió fuego y la quiso matar, es así que luego de devolverle la estabilidad y durante el largo periodo de rehabilitación la víctima contó a su madre y hermana lo que pasó esa noche, relato que es conteste con la entrevista psicológica que brindo y además fue recién que decidió contar a su familia sobre los episodios de violencia física y psicológica que sufría de forma reiterada y constante con su pareja. Finalmente encontramos que en el largo periodo de recuperación la víctima no pudo reestablecerse por completo de las lesiones por quemaduras, a más de un mes las quemaduras de segundo grado seguían en proceso de rehabilitación y el mismo cirujano plástico especialista recomendó la realización de injertos en la piel de la víctima, advirtiendo dos de los galenos que la observaron que la víctima después de un mes del hecho presentaba un estado de depresión; A ello debe añadirse que poco tiempo después la víctima desapareció por completo, es decir dejó su domicilio y su familia marchándose con rumbo desconocido inclusive hasta la fecha de emisión de la presente sentencia y que tal como lo ha referido su madre y progenitora le han estado buscando en diferentes ciudades pero sin éxito, sorprendiendo que el acusado en fecha 20 de septiembre de 2020 haya llamado insistentemente al número celular de Thalía Cruz para poder contactarse con su hermana, es decir con la víctima, a tal extremo que la testigo tuvo que cambiar su chip y es más provocó susto en la misma, es por ello que la víctima no se ha hecho presente en el presente juicio y es por ello que se considera objetivamente la declaración e información proporcionada por la víctima ante la psicóloga que realizó la entrevista, ante la trabajadora social, ante el investigador asignado al caso, como a sus familiares, relatos y referencias del hecho que han sustentado la teoría del caso presentada por el Ministerio Público y que en el contexto antes explicado sobre los factores de vulnerabilidad existentes en la víctima esa información es considerada y compulsada de forma integral y conjunta con todo el acervo probatorio, por cuanto no se conoce la situación actual de la víctima, dónde vive o con quién, puesto que por el estado de depresión como consecuencia del hecho, la víctima decidió marcharse sin rumbo, lapso de tiempo en el cual la familia de la misma ha tratado de buscarla sin mayor éxito y también el acusado a tratado de contactarla, puesto que de propia voz el acusado a referido que de forma posterior al hecho la víctima le habría ido a visitar al penal de San Roque y hasta habrían llegado a tener relaciones sexuales, lo cual hace que el dictamen pericial psiquiátrico presentado por el Dr. Marcelo Araníbar como su atestación, sean más consistentes y razonables en el sentido que en ocasiones anteriores de violencia en los que la pareja se separaba y la víctima escapaba, era uno u otro que por la toxicidad de la relación terminaba buscando nuevamente a la pareja y ese ciclo de violencia era intermitente y de nunca acabar, con alta tendencia a una violencia extrema o de tipo feminicida, ello ratificado por formulario para la predicción y prevención de feminicidios. (La presente conclusión encuentra respaldo probatorio en las siguientes pruebas: PRUEBA DOCUMENTAL MP.PD1, MP.PD2, MP.PD3, MP.PD8, MP.PD9, MP.PD10, MP.PD11, MP.PD14, MP,PD15, MP.PD17, MP.PD22, MP.PD27, EVIDENCIA MATERIAL Y/O FISICA y DECLARACIONES TESTIFICALES NANCY FLORES,THALIA CRUZ DAZA, LIDIA DAZA LOAYZA, ALEJANDRO JIMENEZ LIMACHI, TEOFILA MIRMEREZ CABA, MARCELO ARANIBAR MALDONADO, JUAN JESUS DURAN MONTALVO Y MARIO SERRUDO AVENDAÑO).FUNDAMENTACION JURIDICA.Conforme el principio de congruencia y correlación entre la acusación y la sentencia, encontramos que el Ministerio Público ha calificado el hecho con la previsión legal contemplada en el artículo 252 Bis. del Código Penal, es decir por el delito de Feminicidio, invocando las vertientes 1 y 5, del mismo articulado del cuerpo sustantivo y toda vez que el hecho no se llegó a consumar, es decir no se ha producido el resultado necesario que es la “muerte” de la víctima, se ha calificado el tipo penal en su modalidad de tentativa de conformidad a lo establecido en el artículo 8 del Código Penal, por cuanto para fines de la subsunción del hecho al tipo penal objetivo es necesario previamente tomar en cuenta que el Art. 362, concordante con el Art. 342 ambos del Código de Procedimiento Penal, referidos al Principio de Congruencia y Base del Juicio, respectivamente, establecen en forma clara, que el Juez o Tribunal de Sentencia, ha momento de emitir el Auto de Apertura de Juicio y la Sentencia, tiene vinculación solo con el o los hechos acusados, independientemente de la calificación legal que realicen las partes sobre esos hechos, ya que cualquier calificación legal, resulta ser siempre provisional, hasta antes de dictarse sentencia, tomando en cuenta que lo que se juzgan en materia penal son hechos y no tipos penales en particular, por cuanto de considerarlo pertinente o necesario el Tribunal puede inclusive abstraerse en coincidir con la calificación del tipo circunscrita en la acusación fiscal y hasta condenar por un tipo penal diferente, la regla es no desmarcarse de los hechos y de la familia de delitos que protegen el mismo bien jurídico, esto deviene de la aplicación directa de principios propios de nuestro sistema penal acusatorio de corte adversarial, como ser el principio de legalidad, entendida como “…un elemento sustancial de todo Estado de Derecho y sobre el que la doctrina es coincidente al identificarlo como el límite penal para que nadie pueda ser condenado por la perpetración de un hecho, si éste no se encuentra descrito como figura delictiva con el establecimiento de su correspondiente consecuencia jurídica por una ley anterior a su comisión…”; como también el principio de congruencia entre acusación y sentencia; A este efecto la posición y la teoría del caso presentada por la defensa no se ha encontrado vinculada a la negación absoluta del hecho siendo que ha momento de ejercer la defensa técnica y material se ha solicitado se pueda considerar la recalificación del hecho la tipo penal de Violencia Familiar y Doméstica, previsto y sancionado de conformidad a la previsión legal establecida en el artículo 272 bis. del Código Penal y la posibilidad de aplicación del principio del iura novit curia, que entendida en nuestra lengua se concibe como aquella expresión en la que los sujetos procesales y particularmente los acusadores deben otorgar los hechos ante la autoridad jurisdiccional, para que esta exponga el derecho o norma a ser aplicada, es así que el Auto Supremo Nº 421/2015-RRC, de 29 de junio de 2015, señala: “…Ahora bien, partiendo del criterio de que el objeto del proceso penal es el hecho penal, esto es: las acciones u omisiones delictivas sometidas a juicio, o lo que es lo mismo, los hechos enjuiciados en cuanto son decisivos y sobre las consecuencias penales que de éstos derivan para los sujetos inculpados según expone Almagro Nosete, se tiene que el juicio se desenvolverá sobre la acusación de los hechos y no de los tipos penales; implicando que durante la sustanciación del juicio oral luego de producirse todas las pruebas testificales, literales, periciales y otros, pueda evidenciarse que el hecho acusado se subsume en alguno de los tipos previstos en la norma sustantiva, motivo por el cual conforme el art. 362 del CPP, el imputado no puede ser condenado por un hecho distinto al atribuido en la acusación o su ampliación; incluso, siendo posible con base al principio iura novit curia que pueda existir una Sentencia que en la labor de subsunción considere una calificación jurídica distinta a la contenida en la acusación, pero dentro de los límites de la misma familia de delitos, conforme fuera desarrollado en el Auto Supremo 085 de 28 de marzo de 2013, que si bien declaró infundado el recurso de casación que fuera planteado, precisó lo siguiente: “El principio de congruencia está referido a la imprescindible correspondencia que debe existir en materia penal, entre los hechos acusados por la acusación pública y/o particular, con los hechos por los que se condena en sentencia, estando reconocido en el art. 362 del CPP, que prescribe: `(Congruencia). El imputado no podrá ser condenado por un hecho distinto al atribuido en la acusación o su ampliación…” (Las negrillas y subrayados no corresponden al texto original).En este sentido se pasa a analizar los hechos y la labor de correcta subsunción del hecho al tipo penal, y se ha podido establecer con suficiente convicción que el Ministerio Público, ha realizado una correcta calificación provisional del tipo penal en función al hecho descrito y acreditado conforme al desarrollo del juicio, no siendo evidente que el tipo penal objetivo calificado al hecho sea el de Violencia Familiar o doméstica como lo ha invocado de forma reiterada la defensa, en razón a los siguientes argumentos de derecho: El artículo 252 bis. del Código Penal, modificado por la Ley Nº 348 señala:“Artículo 252 bis. (FEMINICIDIO). Se sancionará con la pena de presidio de treinta (30) años sin derecho a indulto, a quien mate a una mujer, en cualquiera de las siguientes circunstancias: 1. El autor sea o haya sido cónyuge o conviviente de la víctima, esté o haya estado ligada a ésta por una análoga relación de afectividad o intimidad, aun sin convivencia; 2. Por haberse negado la víctima a establecer con el autor, una relación de pareja, enamoramiento, afectividad o intimidad; 3. Por estar la víctima en situación de embarazo; 4. La víctima que se encuentre en una situación o relación de subordinación o dependencia respecto del autor, o tenga con éste una relación de amistad, laboral o de compañerismo; 5. La víctima se encuentre en una situación de vulnerabilidad; 6. Cuando con anterioridad al hecho de la muerte, la mujer haya sido víctima de violencia física, psicológica, sexual o económica, cometida por el mismo agresor; 7. Cuando el hecho haya sido precedido por un delito contra la libertad individual o la libertad sexual; 8. Cuando la muerte sea conexa al delito de trata o tráfico de personas; 9. Cuando la muerte sea resultado de ritos, desafíos grupales o prácticas culturales.” (Las negrillas y subrayados no corresponden al texto original).De la descripción y los elementos constitutivos del tipo penal antes citado, deben acreditarse para la subsunción al tipo penal objetivo descrito en la acusación son los siguientes:Quien; (Sujeto activo - se encuentra identificado al autor).Mate a una mujer; (Sujeto pasivo-víctima – se encuentra plenamente identificada en la persona de Melvi Karen Cruz, tomando en cuenta que al encontrarse la modalidad de tentativa el tipo penal no exige el resultado es decir la muerte, sino la finalidad de causar la muerte y que le hecho no se llegó a consumar por causas ajenas a la voluntad del autor, por cuanto conforme las consideraciones que se exponen líneas más abajo).En cualquiera de las siguientes circunstancias: 1.- El autor sea o haya sido cónyuge o conviviente de la víctima, esté o haya estado ligada a ésta por una análoga relación de afectividad o intimidad, aun sin convivencia; (El autor identificado Sr. Wilber Jimenéz Murmerez, ha mantenido relación de convivencia, afectividad e intimidad con la víctima, habiendo procreado juntos una hija). 5.- La víctima se encuentre en una situación de vulnerabilidad; (Conforme a las consideraciones esgrimidas en las conclusiones 1, 2, 5 y 7, particularmente el Informe Social y lo atestado por la trabajadora social, como el peritaje psiquiátrico y lo atestado por el Dr. Marcelo Aranibar, la víctima reúne todos los patrones para considerar que antes, durante y después del hecho se encuentra en situación de vulnerabilidad). El delito de Feminicidio previsto y sancionado en el artículo 252 bis del Código Penal, conforme lo refiere el artículo 7.2 de la Ley 348, es la acción de extrema violencia que viola el derecho fundamental la vida y causa la muerte de la mujer por el hecho de serlo; Esta conceptualización deviene de la interpretación y análisis realizado a la luz del control de convencionalidad como del sistema de protección de Derechos Humanos, al considerar al Feminicidio como aquella modalidad de violencia extrema ejercida en contra de una mujer, a ese fin dentro de la Jurisprudencia emitida por el Sistema Interamericano, representado mediante la Corte IDH, en el caso Gonzáles y otras Vs. México, Sentencia de 16 de noviembre de 2009, más conocido como el Caso Campo Algodonero Vs. México, al respecto se ha referido lo siguiente: “…138. Los representantes expresaron que “[l]os homicidios y desapariciones de niñas y mujeres en Ciudad Juárez, son la máxima expresión de la violencia misógina”, razón por la que alegaron que esta violencia se ha conceptualizado como feminicidio. Según explicaron, éste consiste en “una forma extrema de violencia contra las mujeres; el asesinato de niñas y mujeres por el solo hecho de serlo en una sociedad que las subordina”, lo cual implica “una mezcla de factores que incluyen los culturales, los económicos y los políticos”. Por esta razón, argumentaron que “para determinar si un homicidio de mujer es un feminicidio se requiere conocer quién lo comete, cómo lo hace y en qué contexto” (…)” 1 Por cuanto, se tiene que de 1 Corte IDH. Caso Gonzáles y otras Vs. México, Fondo Reparaciones y Costas. Sentencia de 16 de noviembre de 2009. acuerdo al entendimiento de la Corte IDH, que a su vez ha realizado una interpretación de la Convención Belem do Pará, al considerarse el feminicidio como una forma extrema de violencia en razón de género se tiene que el delito tutela en lo principal el bien jurídico máximo denominada “la vida”, pero a su vez, al considerar que la simple muerte de una mujer per se, no constituye Feminicidio sino que para que se catalogue como tal deben existir especiales circunstancias que hagan previsible la calificación de un hecho sobre muerte a una mujer por este tipo penal, como ser las especiales cualidades del autor, como ha realizado el hecho y bajo que contexto, es así que cuando se trata de violencia que responde a un patrón estructural o sistemático, con antecedentes de violencia familiar o doméstica previa al hecho, en el interior de una relación conyugal, de convivencia, o de afectividad o de intimidad, el legislador a identificado que este tipo de violencia extrema se lo da en razón de género en contra de una mujer, por el solo hecho de serlo, toda vez que los estereotipos y roles de generó en función a ejercer posesión, control y supremacía total del hombre sobre su pareja, como los producidos por la celotipia que es un trastorno delirante irreversible y multifactorial que hace pensar al paciente que su pareja le es infiel en todo momento, por cuanto el varón dentro de una pareja, ejerce un rol machista en el que para tomar posesión y total control sobre la mujer ejerce intimidación y violencia física o psicológica, siendo que como lo ha explicado el experto médico psiquiatra Dr. Araníbar, en su dictamen y a momento de prestar su testimonio, ese nivel de agresividad y violencia intra-familiar tiende a subir y la forma de violencia llega a ser extrema a tal punto de llegar a causar la muerte de la mujer víctima, por cuanto, en el caso de autos se acredita el elemento central que hace a la constitución del tipo penal de feminicidio, porque al margen de haberse atentado contra el bien jurídico vida, se ha atentado en mas de una ocasión el derecho a una vida libre de violencia, reconocido en el artículo 3 de la Convención Belém do Pará como en el artículo 15-II) de la CPE; Por otra parte, se tiene que este tipo penal exige de forma necesaria que la violencia extrema contra la mujer se haya ejercido en función a “violencia de género”; Es así que el profesor argentino Gustavo A. Arocena, señala: “…Es que la voz “violencia de género” designa, en esta figura delictiva, un elemento normativo jurídico cuya significación no es posible conocer sin acudir a una segunda interpretación, que se hará con las distintas ramas del Derecho; y esa segunda interpretación, nos permitirá apreciar, como veremos seguidamente, que la locución “violencia de género” se corresponde-en ese contexto- con la materialización del maltrato del hombre hacia la mujer. Es un elemento normativo requerido del presupuesto lógico de una norma, toda vez que sus términos solo pueden ser interpretados acudiendo a otra norma- en este caso extrapenal- de carácter escrito. En ese sentido, el concepto de “violencia de género” de un hombre en perjuicio de una mujer es una noción que a diferencia de la idea de “odio de género”, incluida ene l inc. 4 del art. 80 de la ley penal, no repara en la cuestión biológica de la condición orgánica masculina o femenina del hombre y mujeres, sino en el aspecto cultural de la construcción de roles derivada de las estructuras sociales de la naturaleza patriarcal, en las que un aprendizaje cultural de signo machista ha consagrado desigualdades sensibles entre una “identidad masculina” y un subordinado conjunto de rasgos inherentes a lo femenino. Con otras palabras, la violencia de género consiste en el ejercicio de la violencia que refleja la asimetría existente en las relaciones de poder entre varones y mujeres, perpetuando la subordinación y desvalorización de lo femenino frente a lo masculino. La diferencia entre este tipo de violencia y otras formas de agresión y coerción estriba en que en el caso que nos ocupa el factor de riesgo o de vulnerabilidad, está dado por el hecho de ser mujer…” 2 Consiguientemente y conforme se han desglosados en las CONCLUSIONES 1, 2, 6 y 7, nos permitimos afirmar que para el caso de autos, se han reunidos todos los patrones que hacen a que le hecho como las circunstancias que han devenido en el mismo se adecua a un supuesto de violencia en razón de género, porque por una parte se ha podido constatar la existencia de violencia sistemática previa al hecho, al respecto se ha acreditado suficientemente que el acusado ha sido procesado penalmente por delito de violencia familiar y sometido a la aplicación de salidas alternativas, en referencia a haber ejercido violencia física y psicológica contra la víctima, pero además contra terceros que forman parte de su núcleo familiar central, tal es el caso del registro de aplicando la salida alternativa de procedimiento abreviado, dentro de un proceso penal promovido a denuncia de su propio progenitor Alejandro Jimenez Limachi, es más conforme el certificado médico forense 2 AROCENA, Gustavo A, Feminicidio y otros delitos de género. Buenos Aires – Argentina. Ed. Hammurabi. Pág.61-62 1º Edición. 2021. de fecha 12 de agosto de 2020, correspondiente a la víctima, se han constatado la existencia de lesiones de data antigua al hecho objeto de la presente acusación de los cuales la víctima a momento de prestar su entrevista policial como comentar a su familia lo ocurrido afirmó que apenas unos días antes el acusado le había agredido físicamente, es decir que es probable que hayan existido más hechos de violencia sistemática de los que se encuentran denunciados y que estos episodios de violencia además han sido escalonados y más graves conforme se reproducían es así que conforme lo refiere el informe social elaborado por la Lic. Quiroz (MP.PD16), con anterioridad al hecho la víctima le refirió que no era la primera vez que pasaba esto y que el ánimo de poderío y posesión sobre ella era a tal extremo que le profirió la siguiente amenaza: “… Se te veo con hombre, los quemo a ti y a él…”; Es decir que el agresor ya de forma anterior al hecho había anunciado que iba a terminar con la vida de su pareja como de la persona con le encontraría engañándolo, y en anteriores oportunidades ya había hecho anuncio del medio que iba a ser utilizado, es decir quemándola y que al final llegó a cumplir su amenaza; Como se podrá observar las dos vertientes del tipo penal invocadas por la representación fiscal en su acusación, se encuentran plenamente acreditadas, por cuanto la calidad de pareja sentimental y con quien compartía relación inclusive de convivencia por las declaraciones testificales de cargo e inclusive el testigo de descargo dieron cuenta de ello y por otra parte la vertiente establecida en el numeral 5 del artículo 252 bis. del Código Penal, también se encuentra suficientemente acredita ello de acuerdo al desarrollo argumentativo expuestos líneas supra y en las conclusiones, principalmente 1, 2 y 7 que han sido debidamente motivadas y fundamentadas. El artículo 8 del Código Penal refiere: “(TENTATIVA). El que mediante actos idóneos o inequívocos comenzare la ejecución del delito y no lo consumare por causas ajenas a su voluntad, será sancionado con los dos tercios de la pena establecida para el delito consumado...”; Por otra parte, de acuerdo a la amplia jurisprudencia emanada por el Tribunal Supremo de Justicia se tiene que los delitos de carácter formal no admiten la modalidad de tentativa, desarrollando la doctrina legal aplicable para el entendimiento de la tentativa como modalidad de actuación equiparable a la comisión de un determinado delito, siendo que la tentativa no es un delito independiente, es así que Auto Supremo Nº 369/2015-RRC, de 12 de junio de 2015 al respecto señala: “…Conforme a lo previsto por la norma sustantiva penal en el art. 8, se entiende por tentativa, que: “El que mediante actos idóneos o inequívocos comenzare la ejecución del delito y no lo consumare por causas ajenas a su voluntad, será sancionado con…”; al respecto, el Autor Francisco Muñoz Conde y Mercedes García Arán, en su obra “Derecho Penal Parte General”, refiriéndose al fundamento del castigo de la tentativa, refiere: “El fundamento de esta extensión de la pena, si bien atenuada, a la tentativa del supuesto de hecho tiene, pues, el mismo fundamento que el castigo del supuesto de hecho consumado doloso del que la tentativa no es más que su complemento: la conculcación objetiva del bien jurídico, que en la tentativa sólo pueden ser la puesta en peligro (criterio objetivo) y la voluntad de conseguir su lesión típica (voluntad criminal manifestada, criterio subjetivo), si alguno de ellos falta no podrá apreciarse la tentativa”. La atenuación de la pena en aplicación del art. 8 del CP, sólo se da en los delitos materiales; es decir, en aquellos delitos cuya tipicidad exige la existencia de un resultado (imputación objetiva) que permanece aunque la conducta haya cesado, dando un ejemplo sobre este tema, Carlos Creus, en su obra, “Derecho Penal Parte General”, refiere: “En muchos casos los tipos penales sólo toman en cuenta resultados que, trascendiendo la acción u omisión, se autonomizan y quedan como entidad una vez que ella ha cesado; esos resultados pueden ser de lesión (daño), en los que el objeto material del delito queda modificado (el hombre convertido en cadáver en el homicidio, la estatua destruida en el daño)”. En cambio, en los delitos formales, la comisión del tipo penal se da sin necesidad de alterar el mundo exterior y sin atender los resultados que origine, por ello son también conocidos como “delitos de actividad, delitos sin resultado o de simple actividad”, el cual a decir del mismo autor referido precedentemente es una conducta que trasciende al mundo exterior y dura mientras el agente actúa.” (Las negrillas no corresponden al texto original).De lo antes desglosados, se tiene que dos serían los presupuestos más importantes que hacen a la modalidad de tentativa para la comisión de un delito de resultado, como lo es el delito de Feminicidio, es que primero los actos de ejecución (propios de la fase externa del iter criminis), hayan iniciado; En el caso de autos conforme las prueba documental y testifical en su integridad y compulsados de forma integral en las conclusiones 3 y 4, se tiene que el hecho ha tenido inicio, puesto que el autor en un primer momento, cuando vio que la víctima se habría recostado en la cama producto del cansancio pero principalmente porque se encontraba en estado de ebriedad, el mismo sale del cuarto con el pretexto de ir a traer comida, es decir que para ese momento el autor ya ideó y deliberó la comisión y los medios en los que iba a cometer el delito, puesto que si bien la intención fue la de terminar con la vida de su cónyuge, el medio que decidió para este fin lo tenía en su mente de forma previa, y este consistía en provocar la muerte de su pareja pero quemándola, por ello ya sabía dónde conseguir los dos botes de alcohol, y que en el fondo lo que buscó el autor no fue dar una muerte rápida a la víctima sino de provocar el mayor sufrimiento posible en la misma, dado que para ese momento el autor se encontraba completamente decidido en cegar la vida de su pareja en signo de venganza por el ataque de celotipia que se generó en la fiesta a la que asistieron, puesto que horas antes en esa fiesta a la que fueron invitados y se encontraban bebiendo, Wilber había tenido un conflicto con otra persona de sexo masculino al extremo de llegar a los golpes, por cuanto su pareja (Melvy) había mantenido algún tipo de relación de afectividad con esa persona en esa noche, esta situación fue confirmada por la victima a momento de prestar su entrevista psicológica, es por eso que la llevó a la fuerza a su casa después de la fiesta sin pensarlo dos veces con forcejeos sobre la víctima, es así que llegan a su domicilio ubicado en Avenida Juana Azurduy Nº 980 y de forma directa ingresan al cuarto que ocupaban, no intentó llevarla a otro lugar para seguir consumiendo bebidas alcohólicas y tampoco hace el esfuerzo por quedarse en el lugar donde se encontraba compartiendo bebidas alcohólicas junto a otras personas, pese a que el autor no se encontraba en estado de ebriedad o al menos en el mismo estado que la víctima, puesto que el nivel de alcohol en su sangre en comparación con el de la víctima que se ha detectado en la pericia de toxicología era mucho menor al detectado en la sangre de la víctima, es decir que el agresor había salido de la fiesta relativamente sobrio y con un fin habiendo ideado el lugar del hecho en su propia habitación porque sabía y conocía que nadie vivía en ese piso de la casa, que tiene su propio ingreso de la calle y que ante algún pedido de auxilio de la víctima, los demás ocupantes difícilmente iban a escuchar, tampoco hacia la calle, porque solamente existen un par de ventanas con una altura considerable para saltar a la calle y era muy difícil que a esas altas horas y más en un tiempo de estricta cuarentena por el Covid, alguna persona iba a pasar por la calle para poder socorrerle, es decir que esos actos idóneos e inequívocos tendientes a cegar la vida de la víctima fueron ideados, deliberados y ejecutados por el autor, todos estos elementos son la hipótesis que deviene del planteamiento de la teoría del caso que nos trajo el Ministerio Público sustentado con pruebas documentales, testificales, materiales y otros medios de prueba, como la inspección ocular realizada en el lugar de los hechos, conforme lo expuesto en las conclusiones tercera a quinta, puesto que una vez que el autor vio que la víctima se recostó sobre la cama, del cual existe evidencia por el informe del investigador asignado al caso en el que se alega que el colchón de la cama estaba quemado, pero principalmente por la posición de la víctima y las zonas de las lesiones por quemaduras en su cuerpo, como por las prendas de vestir quemadas que fueron secuestradas, las mismas que se ubican en toda la parte izquierda de su cuerpo, habiéndose recostado la víctima sobre la cama de lado, es decir apoyando la parte derecha de su cuerpo sobre la cama en posición decúbito lateral; es así que al haberse ideado de esta forma la comisión del hecho, el autor no ha dubitado en ir a recoger los dos botes de alcohol del lugar donde él ya sabía que se encontraban, porque esa era la forma en la que quería dar muerte a su cónyuge, pese a que existía la posibilidad que pueda utilizar otros medios, pero por el acta de secuestro y colecta de evidencias como por el muestrario fotográfico de los objetos secuestrados y la evidencia material o física desfilada en juicio el autor eligió ese medio para cometer el hecho, no siendo creíble que el autor haya utilizado esos medios solo con la intención de provocar lesiones y sufrimiento en el cuerpo de la víctima, lo cual haría que el tipo penal de Violencia Familiar o doméstica o lesiones graves y leves pueda encajar, puesto que no es razonable y menos racional que se utilicen esos medios que son tendientes a provocar la muerte con la única intención de causar daño en contra de la humanidad de la víctima, por cuanto el fin del autor fue la de causar la muerte de la víctima y no de provocarle únicamente lesiones, siendo que entre las circunstancias del elemento subjetivo del tipo penal, es suficiente que el autor considere seriamente posible la realización del hecho antijurídico y acepte esa posibilidad, por cuanto el señor Wilber Jiménez Murmerez al rociar el alcohol sobre esas partes del cuerpo de la víctima ha considerado seriamente que podía llegar a quemar rápidamente el rostro, el cuello y la parte lateral del cuerpo de la víctima que por dentro tienen órganos blandos y que además al encontrarse vestida con ropa tendiente a aviar las llamas, en un ambiente cerrado la idea que generó en su mente fue la de provocar la muerte de la víctima, más aun sabiendo que como la víctima se encontraba mareada y descansando, las posibilidades para que pueda por si sola zafarse y apagarse el fuego eran limitadas, por cuanto el fin no fue solo el de causar lesiones, porque el autor en ningún momento prestó si quiera auxilio o trató de apagar las llamas una vez ejecutado el hecho, la vía encender y cuando se dio cuenta que la víctima pudo reaccionar a su estado de embriaguez de forma momentánea por el impacto y el terrible dolor que venía sufriendo por las quemaduras, por actos ajenos a la voluntad del agente, la propia víctima se desprendió de las prendas de vestir que estaban avivando el fuego y ya desnuda apagó el fuego de forma muy perspicaz con una sábana que la puso sobre las partes de su cuerpo que se venían incendiando. En ese mismo lineamiento el profesor Zambrano Pasquel sobre la tentativa refirió: “…La acción dolosa es punible no solamente cuando se dan los elementos que comportan el tipo objetivo y subjetivo… sino que aun faltando algún elemento requerido por el tipo objetivo es punible el acto que calificamos como tentativa…” 3 ; En el caso de autos el elemento objetivo del tipo penal de Feminicidio que no se llegó a consumar fue el de “causar la muerte de una mujer”, por cuanto lo que interesa a la acreditación del dolo es el elemento cognitivo y volitivo, es decir por una parte que el autor conozca y sepa que su actuar es jurídicamente reprochable y a ese efecto por el dictamen pericial psiquiátrico practicado por el médico psiquiatra del IDIF, Dr. Araníbar, el acusado estaba plenamente consciente en todo momento que sus actos eran jurídicamente reprochables, tanto los episodios de violencia familiar o doméstica previa, por el cual ya fue anteriormente condenado y se encontró recluido en el Penal de San Roque, tampoco se ha acreditado por parte de la defensa la existencia de alguna causal de inimputabilidad, justificante o exculpante de la responsabilidad penal y finalmente en cuanto al elemento volitivo, la acción consistente en tomar dos botes de alcohol, rociarlos sobre el cuerpo de la víctima en circunstancias en que la misma estaba disminuida en su capacidad psicomotora y sensorial porque estaba mareada producto de la lata ingesta de bebidas alcohólicas, y luego prender fuego utilizando un cerillo de fósforo, completan de forma cabal los aspectos que hacen al DOLO como elemento subjetivo del tipo penal, conforme lo prescribe el artículo 14 de la norma penal sustantiva: “…Actúa dolosamente el que realiza un hecho previsto en un tipo penal con conocimiento y voluntad. Para ello es suficiente que el autor considere seriamente posible su realización y acepte esta posibilidad…” (Las negrillas y subrayados no corresponden al texto original); es así que el profesor Arocena nos explica que en relación al dolo en el delito de feminicidio: “El tipo subjetivo del feminicidio es doloso. El dolo demanda el conocimiento y la voluntad del autor de realizar las circunstancias del tipo objetivo, es decir, que el agente sepa que mata a una mujer en un contexto de violencia de género, y que quiera hacerlo. Es suficiente el dolo eventual, en relación con el resultado mortal, pero no en lo tocante a la condición femenina de la víctima. Basta, entonces, que el sujeto, sabiendo de la particular calidad de mujer del sujeto pasivo la mate por considerar seriamente como posible la realización de la muerte y conformarse con ésta…” 4 (Las negrillas y subrayados no corresponden al texto original). Conforme lo arriba expuesto se tiene que no hay duda alguna de la concurrencia del tipo penal subjetivo, y que para la modalidad de Tentativa en el delito de Feminicidio, el Ministerio Público ha cumplido suficientemente con la carga probatoria para generar convicción en este tribunal que ha existido por una parte “idoneidad en el acto”, que se ha acreditado conforme lo ha referido la víctima en su entrevista psicológica, en su entrevista social y a momento de poner a conocimiento del investigador asignado al caso el hecho, plasmado en su informe circunstancial, de la recopilación de la información que la víctima proporcionó a los testigos en especial a su madre, como la modalidad (aprovechando el estado de embriaguez de la víctima), los medios (habitación cerrada en el interior de su domicilio) y los instrumento utilizados por el hecho (alcohol y fuego); en similar sentido De la Rúa y Tarditti enseñan que “la exigencia objetiva es ya una noción restringida, en la que el peligro concreto (actos idóneos para diferenciar del delito imposible) es un componente (no exclusivo) de un factum normatizado, pues presupone, limitativamente, que los actos peligrosos relevantes son sólo los 3 ZAMBRANO-PASQUEL, Alfonso, “Estudio introductorio al código orgánico integral penal. Parte General – Tomo I, Quito, 2014, ps. 143, 151. 4 AROCENA, Gustavo A, “Feminicidio y otros delitos de género”. Buenos Aires – Argentina. Ed. Hammurabi. Pág.71. 1º Edición. 2021. ejecutivos, con lo cual el concepto de peligro es insuficiente para conceptualizar al acto ejecutivo…” 5 ; Esto significa que para la modalidad de tentativa, al menos para los delitos cuyo resultado exige la muerte de una persona, como los homicidios, el asesinato, parricidio, infanticidio o el feminicidio, el componente especial de “puesta en peligro inminente de perder la vida”; no hacen a la materialización del tipo penal, se necesitara un peligro si, y este será de carácter concreto, pero no todo hecho de feminicidio en grado de tentativa deberá necesariamente estar acreditado en la situación que el sujeto pasivo se encontraba en riesgo inminente de perder la vida, porque tal como se lo ha referido en la conclusión seis de la presente sentencia de acuerdo a la redacción de nuestra norma sustantiva, el código penal responde a una corriente finalista del derecho, con tintes de la escuela funcional propugnada por Jakobs y complementada por Roxin; esta posición para la teoría del delito tiene importantes implicancias, puesto que para Mezger: “ En la discusión entre causalistas y finalistas, fue el llamado “argumento de la tentativa” el que vino a asentar la incorporación del dolo en el tipo de injusto…” 6 Es decir que ya autores de la doctrina clásica como Mezger se habían visto obligados a reconocer que en la tentativa el primer elemento a tener en cuenta para determinar la tipicidad de una conducta era el subjetivo, puesto que, al no haberse lesionado un bien jurídico, la única forma de subsumir la conducta en un tipo legal era partir de la resolución delictiva del autor, por cuanto lo que se persigue mediante la tentativa es el fin que tuvo y no el resultado del hecho; siendo que en ese sentido, la conducta desplegada por el autor podría haber encuadrado conforme lo prescribe el artículo 270. 5 o 6 del Código Penal, que habla sobre la marca indeleble en alguna parte del cuerpo o el peligro inminente de perder la vida, equiparables a otro tipo penal, como es el de Lesiones Gravísimas en el que el autor tiene únicamente esa finalidad es decir de provocar lesiones, empero que en ningún momento asumió seriamente la posibilidad de causar la muerte de otra persona, empero en el caso de autos y conforme se lo ha desarrollado en las conclusiones 4, 5 y 6 el fin del agente en todo momento fue el de quitar la vida de la víctima mediante actos idóneos y además inequívocos, porque el autor estaba seguro que el acto antijurídico se iba a consumar por las condiciones, la modalidad y las circunstancias del hecho. Finalmente los profesores Marcelo y Carlos Parma al respecto del dolo y del peligro equiparable para la tentativa y que la misma no debe confundirse con peligro inminente de perder la vida, que tal como ya se lo ha explicado corresponde a otro tipo penal señalan: “… En referencia al dolo, gravitan en consecuencia dos conceptos, a saber: a) voluntad dirigida a la realización del acto, y: b) Voluntad capaz de realizar el acto. Es así que la dilucidación de esta encrucijada surgirá no del contenido, sino del hecho real que domina. (…) El peligro depende que el autor tenga dolo, a decir de Sancienetti; y un dolo que vaya más lejos que el peligro-, y, esto se da de bruces con el criterio objetivista, resurgiendo así la idea subjetiva de la tentativa…” 7 ; Mérito a la justificación interna y externa de los argumentos de hecho y de derecho del porque la acción encaja cabalmente al tipo penal de Feminicidio en grado de tentativa, previsto y sancionado por el artículo 252 bis, con relación al artículo 8, ambos del Código Penal y por cuanto excluye la calificación del hecho por los delitos de violencia familiar y doméstica, lesiones graves y leves o lesiones gravísimas, es que deben considerarse además las especiales circunstancias del hecho en los cuales se aplica el protocolo de juzgamiento con perspectiva de género evidenciando un grado de extrema vulnerabilidad en la víctima al reunir patrones de las categorías denominadas sospechosas, máxime como cuando como resultado del hecho antijurídico la víctima ingresó en un estado de depresión irreversible que la obligó a ausentarse de la ciudad y no dejar rastro de su paradero, desconociéndose al presente si la misma continúa con vida y donde se encuentra; Es así que por estas consideraciones especiales el Tribunal ha valorado las pruebas y justificado su resolución desde un enfoque con perspectiva de género, aplicando un criterio diferencial, y que si bien la víctima no ha comparecido a juicio para prestar su testimonio, se encuentra equiparable la invocación del 5 DE LA RUA, Jore –Tarditti, Aida, “Derecho Penal – Parte General”, Tomo 2.Buenos Aires –Argentina. Ed. Hamurabbi. Pág. 271.2014. 6 MEZGER, Strafrecht. Allgemeiner Teil (1954), pp. 83 ss. Representantes actuales de la construcción neoclásica del delito admiten sin reparos ese hecho: vid., por ejemplo, COBO DEL ROSAL/VIVES ANTÓN, Derecho penal. Parte General (1996), p. 555. 7 PARMA, Carlos-Marcelo, TEMAS DE TEORIA DEL DELITO. Buenos Aires – Argentina. Ed. Ulpiano (Bolivia). Pág.528. 2017. AUTO SUPREMO Nº 179/2020-RRC, de fecha 17 de febrero de 2020, en cuanto a la valoración de pruebas de víctimas de violencia y que si bien no hablamos en el presente caso de violencia sexual, tal como el auto invocado a realizado una interpretación, la violencia feminicida es la forma más extrema y degradante de violencia por razones de género, lineamiento jurisprudencial que ha señalado: “…En ese orden en los procesos por violencia sexual cobran especial importancia determinados medios de prueba, tales como: i) los dictámenes periciales, que le permiten al juez incorporar máximas de la experiencia ajenas a su conocimiento profesional por su carácter técnico y especializado; ii) los indicios, dado que el abuso suele producirse en circunstancias en las que no hay testigos directos ni rastros fisiológicos de los hechos; y, muy especialmente, iii) el testimonio de las víctimas, pues frecuentemente es el único elemento probatorio disponible, también por las condiciones en que ocurren los hechos. (…) 139. La CIDH asimismo ha tomado conocimiento de las demoras en tomar pruebas después de la agresión, lo que presenta desafíos claves, sobre todo en materia probatoria, ya que el paso del tiempo dificulta la obtención de prueba testimonial idónea, y afecta la posibilidad de realizar pruebas periciales. Asimismo, se reporta la no incorporación de evidencias proporcionadas por las víctimas o por familiares de las víctimas a los expedientes en casos de violencia contra las mujeres y la negación de los Estados de proveer información sobre el proceso de investigación. Adicionalmente se registra una recopilación y procesamiento parcializados de las evidencias y una ausencia de personal capacitado y especializado para conducir las pruebas y los peritajes necesarios en estos casos…” (Las negrillas no corresponden al texto original).Consiguientemente y a partir de ello, debemos establecer que dentro del amplio espectro progresivo de los sistemas de valoración probatoria en materia de delitos por violencia en razón de género y en este caso la forma de violencia más extrema como lo es la violencia feminicida, de una mujer víctima de esta forma de violencia que a la fecha ha desaparecido y no se conoce su paradero, debe otorgarse especial importancia a los relatos que haya dado la víctima a profesionales que han intervenido en ese momento, como ser profesionales psicólogos, trabajadores sociales, funcionarios policiales, y hasta a sus propios familiares, porque junto a las evidencias científicas colectadas ayudarán a sustentar la reconstrucción de la premisa fáctica en función a la hipótesis de la teoría del caso planteada, sin dejar de lado y más por el contrario verificar si la víctima de violencia feminicida ha sufrido de forma gradual o sistemática episodios previos de violencia con referencia al mismo agresor, es así que el estándar jurisprudencial más alto en referencia al rol de la debida diligencia y que esta no solamente alcanza al Ministerio Público y a las autoridades administrativas, policiales sino también en el momento de juzgar a las autoridades judiciales se encuentra contenido en la SENTENCIA CONSTITUCIONAL PLURINACIONAL 0017/2019-S2, de 13 de marzo de 2019, en lo sustancial refiere: “… La magnitud de la violencia contra las mujeres a nivel nacional e internacional y los resultados adversos que ocasiona a la víctima, pone de manifiesto el grave problema que la sociedad enfrenta. Detrás de estos cuadros de violencia contra la mujer, se devela una discriminación estructural, resultante de categorías, roles y diferencias culturales y sociales, donde predominó y continúa predominando una visión patriarcal; es decir, la posición subordinada de la mujer respecto del varón, se origina en una estructura social construida sobre la base de un modelo de masculinidad hegemónica; ya que en el caso de la mujer, no existen razones naturales o biológicas que la releguen a una posición de subordinación o dependencia; puesto que, su situación no es asimilable a otros sectores poblaciones, que por sus características físicas o psíquicas resultan vulnerables. Sin embargo, la construcción cultural y social vista desde una visión patriarcal, es la que tiende a situarla en un escenario de desigualdad. Ahora bien, la violencia de género, se presenta como un reflejo de esta situación de desigualdad, basada en la distribución de roles sociales que fueron transcendiendo históricamente; lo cual, engloba a las diversas aristas que adquiere la violencia contra la mujer, que según el espacio físico o personal en el que ocurre el hecho de violencia, comprende aquella que la mujer sufre en el ámbito doméstico o familiar. Ello, nos demuestra que la violencia hacia las mujeres, y en particular, la violencia en el seno familiar, no es un problema que deba resolverse entre particulares, por la trascendencia y connotación social que adquirió, como una violación a los derechos humanos de las mujeres y los demás miembros del núcleo familiar, que limita el desarrollo pleno de sus potencialidades, y que el Estado no puede desatender. Estos aspectos fueron visibilizados en la comunidad internacional; así, la Declaración Sobre la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, establece: “…la violencia contra la mujer constituye una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales e impide total o parcialmente a la mujer gozar de dichos derechos…”. Asimismo, señala que esta clase de violencia: …constituye una manifestación de relaciones de poder históricamente desiguales entre el hombre y la mujer, que han conducido a la dominación de la mujer y a la discriminación en su contra por parte del hombre e impedido el adelanto pleno de la mujer y que la violencia contra la mujer es uno de los mecanismos sociales fundamentales por los que se fuerza a la mujer a una situación de subordinación respecto de hombre. Esta Declaración, entiende por violencia contra la mujer, a todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino, que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada. Así los Estados Partes; por una lado, deben identificar los actos que constituyen violencia y su carácter vulnerador de los derechos humanos; y por otro, su procedencia específica de las pautas culturales, en concreto, de la visión patriarcal, que atribuye diferentes características y roles a mujeres y varones, ubicándolos en una jerarquía distinta, en la que el varón ostenta un lugar superior, mientras se perpetúa la condición inferior que se le atribuye a la mujer en la familia, el lugar de trabajo, la comunidad y la sociedad. Estos elementos fueron evidentes para el constituyente boliviano, incidiendo en el reconocimiento de derechos; de modo tal, que la Constitución Política del Estado, contienen en su catálogo de derechos fundamentales, específicamente en el art. 15, la disposición que señala: I. Toda persona tiene derecho a la vida y a la integridad física, psicológica y sexual (…) II. Todas las personas, en particular las mujeres, tienen derecho a no sufrir violencia física, sexual o psicológica, tanto en la familia como en la sociedad; III. El Estado adoptará las medidas necesarias para prevenir, eliminar y sancionar la violencia de género y generacional (…) tanto en el ámbito público como privado (…) El reconocimiento de los derechos a la integridad física, psicológica y sexual; y, a una vida digna, no podría adquirir efectividad en un escenario de violencia; razón por la que, se requiere del Estado, acciones positivas -medidas legislativas, administrativas, entre otras-, que atenúen esta situación, a fin de garantizar el ejercicio efectivo de los mismos. Ahora bien, una de las pautas que guían a la justicia constitucional, es el principio de interpretación conforme a los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos; por el cual, las normas internas deben ser interpretadas sobre la base no solo del texto constitucional, sino también, de las disposiciones normativas consignadas en los instrumentos internacionales en materia de Derechos Humanos, a partir de lo dispuesto en los arts. 13 y 256 de la CPE y a la aplicación preferente de los Tratados Internacionales en Derechos Humanos, siempre que el reconocimiento o interpretación que derive de éstos, contenga un estándar de protección más favorable al derecho en cuestión. En ese marco, a continuación se anotarán algunos de los estándares más importantes, aplicables al caso, sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y las obligaciones que genera para el Estado: i) Debida diligencia: El Comité Para la Eliminación de la Discriminación Contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés), supervisa el cumplimiento de las normas contenidas en la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer; la cual, se constituye en el instrumento jurídico internacional del Sistema Universal de Protección de los Derechos Humanos, que significó un importante avance en el reconocimiento de la igualdad de los derechos entre hombres y mujeres. El CEDAW, emitió la Recomendación General 19 de 29 de enero de 1992 -sobre La Violencia Contra la Mujer-; la cual, afirma que la violencia contra la mujer es una forma de discriminación, que impide gravemente que ésta, goce de derechos y libertades en pie de igualdad con el hombre; y que dicha violencia, conlleva responsabilidad estatal, no solamente por actos violentos cometidos por agentes estatales, sino por particulares, cuando el Estado no implementa los mecanismos necesarios para proteger a las mujeres, y cuando no adopta medidas con la diligencia debida, para impedir la lesión de los derechos o para investigar y castigar los actos de violencia e indemnizar a las víctimas. El mismo CEDAW, en la Recomendación General 33 de 3 de agosto de 2015, sobre el Acceso de las Mujeres a la Justicia, encomendó a los Estados a ejercer la debida diligencia para prevenir, investigar, castigar y ofrecer la reparación, por los delitos cometidos contra mujeres, ya sea, perpetrados por agentes estatales o no estatales; garantizando que la prescripción se ajuste a los intereses de las víctimas, tomando medidas apropiadas para crear un entorno de apoyo, que las aliente a reclamar sus derechos, denunciar delitos cometidos en su contra y participar activamente en los procesos; revisando las normas sobre pruebas y su aplicación específicamente en casos de violencia contra la mujer, mejorando la respuesta de la justicia penal a la violencia en el hogar. Por su parte, en el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos, la Convención Interamericana Para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer (Convención de Belém do Pará), en su art. 7, establece, entre otras, las obligaciones de los Estados de: b. actuar con la debida diligencia para prevenir, investigar y sancionar la violencia contra la mujer; c. incluir en su legislación interna normas penales, civiles y administrativas, así como las de otra naturaleza que sean necesarias para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer (…) Asimismo, el Estado boliviano al ratificar la Convención de Belém do Pará, mediante Ley 1599 de 18 de octubre de 1994; por ende, asume la norma de la debida diligencia; en ese sentido, la violencia hacia la mujer es un asunto que compromete y responsabiliza al mismo, que está obligado a realizar acciones -legislativas, administrativas y judiciales- para prevenir, intervenir, erradicar y sancionar los diferentes tipos de violencia ejercidos contra la mujer, entre ellos, la violencia en la familia. Para ello y como punto de partida, se dejó atrás aquella postura pasiva, en la cual, se sostenía que por principio, todas las cuestiones relativas a la familia formaban parte de la esfera privada de sus integrantes, y por lo tanto, estaban exentas de toda intromisión estatal…” (Las negrillas y subrayados no corresponden al texto original. Entendimiento que a la luz del bloque de constitucionalidad y a partir de todos los principios, valores, derechos y garantías reconocidos en la CPE, como en los tratados y convenciones de carácter supranacional, de acuerdo a una ponderación racional de los derechos y bienes jurídicamente tutelados a la víctima en referencia a los derechos y garantías que protegen al imputado, como ser la presunción de inocencia, el tribunal en pleno ha generado suficiente convicción y más allá de toda duda razonable de la existencia del hecho y la participación del imputado en el mismo de acuerdo a la revisión y compulsa exhaustiva sobre todos y cada uno de los elementos de prueba de cargo y de descargo, como los argumentos presentados por el Ministerio Público, como del SEPDAVI en representación estatal de la víctima y particularmente respondiendo a todos y cada uno de los argumentos expuestos por la defensa del acusado, este tribunal afirma con plena convicción que la prueba ha sido suficiente para demostrar la existencia del hecho y la participación del acusado en el mismo, subsumiendo esa conducta al tipo penal de Feminicidio, previsto y sancionado por la previsión legal del artículo 252 bis. Numerales 1 y 5 del Código Penal, en su modalidad de Tentativa, de conformidad a lo previsto en el artículo 8 de la norma sustantiva especial de la materiaVII.- FUNDAMENTO DE LA PENA Y VOTACIÓN.- En atención a todo lo argumentado y fundamentado, el voto de los miembros del Tribunal es unánime en declarar al acusado, WILBER JIMENEZ MURMEREZ, conforme a lo señalado en el Art. 365 del Código de Procedimiento Penal, AUTOR del delito de FEMINICIDIO, en grado de Tentativa, previsto y sancionado por el Art. 252 bis. num. 1) y 5) del Código Penal, con relación al artículo 8 del mismo cuerpo normativo, correspondiendo en consecuencia a fin de determinar la pena a imponerse que al tratarse de un delito con pena única o fija, es decir de 30 años de presidio, conforme lo establece el artículo 8 del Código Penal en su última parte refiere : “… Será sancionado con los dos tercios de la pena establecida para el delito consumado…”; Consiguientemente el quantum de la pena es fijo y único en 20 años de presidio y que por esas consideraciones no son aplicables atenuantes ni agravantes a la fijación de la pena, no obstante conforme a las conclusiones desarrolladas en la conclusión segunda de la presente sentencia se ha desarrollado ampliamente los criterios que hacen a la personalidad del autor, siendo además el presente un hecho grave por haberse atentado contra la víctima, el mayor de los bienes jurídicos tutelados y contemplados en nuestra Constitución Política del Estado en su artículo 15-I) y además el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, sancionados por la norma penal sustantiva, puesto que por las circunstancias especiales en las que se dieron el delito el autor no tuvo la más mínima consideración por el sentido de humanidad y de la vida, al tratar de cegar la vida de su cónyuge, con quien además tiene una hija y en una de las formas más dolorosas y crueles para causar la muerte de una persona como es el dar muerte a una mujer quemándola lentamente, dado ese ánimo de perversión en ver sufrir a la víctima mientras lentamente se consumían las llamas de fuego producidas por el alcohol, no habiendo demostrado un arrepentimiento, ni tampoco se ha demostrado por alguna de las partes, tampoco lo ha ejercido como mecanismo de defensa el acusado una causal de justificación o exculpante o que el autor ha obrado por un motivo honorable, o impulsado por la miseria, o bajo la influencia de padecimientos morales graves e injustos; puesto que una presunta infidelidad de pareja, producto de una sesgada celotipia no puede ser considerado de ninguna forma como un motivo honorable, cuando de promedio existió discriminación y violencia en razón de género de forma recurrente, sistemática y gradual, con forma antelada al hecho, tampoco el autor se ha distinguido en la vida de forma anterior al hecho, más por el contrario ha ingresado en dos oportunidades al penal de San Roque y sobre el mismo pesan salidas alternativas a juicio en procedimiento abreviado por violencia familiar o doméstica, no habiendo advertido este tribunal arrepentimiento alguno por parte del autor, más por el contrario un ánimo de pretender justificar sus actos por la conducta que habría exteriorizado la víctima, máxime como se ha referido al tratarse de una pena fija, la norma es clara y no se admiten la imposición de atenuantes generales o especiales y menos agravantes a la pena.POR TANTO: El Tribunal de Sentencia N° 3 en lo Penal de la Capital, administrando justicia en primera instancia a nombre del Estado Plurinacional de Bolivia y con pleno ejercicio de la jurisdicción que por ley ejerce, con el voto unánime de sus miembros componentes, FALLA en contra del ciudadano WILBER JIMENEZ MURMEREZ, mayor de edad, de nacionalidad boliviana, vecino de esta ciudad, con C.I. Nº 7464133 Ch., y demás generales cursantes en la presente sentencia, declarando al mismo AUTOR y CULPABLE de la comisión del delito de FEMINICIDIO, en grado de TENTATIVA previsto y sancionado por el artículo 252 bis. del Código Penal, en sus incisos 1) y 5), modificados por la Ley Nº 348, ello con relación al artículo 8 del mismo cuerpo sustantivo, en atención a que la prueba aportada ha sido suficiente para generar convicción en este tribunal sobre la existencia del hecho y su participación en grado de autoría en el mimo, conforme a lo señalado en el Art. 365 del Código de Procedimiento Penal, condenándole a la pena privativa de libertad de presidio de VEINTE AÑOS, mismo a cumplirse en la Cárcel Pública de San Roque y que finalizará el 27 de Septiembre del año 2041, debiendo descontarse el tiempo en el que el mismo estuvo detenido preventivamente, además del pago de daños y perjuicios y reparación, en favor de la víctima y el Estado, mismas averiguables en ejecución de sentencia. Asimismo dentro de los mecanismos de reparación y garantías de no repetición, conforme las facultades legales establecidas en el artículo 52-II) del CPP, modificado por la leyes Nros.: 1173 y 1226, se ratifican las medidas de protección ya dispuestas mediante Auto Nº 130/2021, de fecha 14 de septiembre de 2021, tanto en favor de la víctima como de terceros (partícipes, testigos, peritos y otros), que tuvieren relación con el presente proceso, asimismo OFÍCIESE al representante del SEPDAVI a los fines de que se extreme todos los esfuerzos para poder dar con el actual paradero de la víctima, a quien además se deberá brindar toda la asistencia y tratamiento psicológico, legal y social y a quien deberá notificarse con el contenido íntegro de la presente resolución de conformidad a lo establecido en el artículo 165 del CPP. Líbrese el correspondiente Mandamiento de Condena en observancia al Art.129.5) de la Ley 1970, una vez que se ejecutorié la presente sentencia. La presente resolución tiene como fundamento legal la aplicación de los Arts. 108.1) y 2), 115, 178,180, 232 y 235 de la Constitución Política del Estado, Arts. 8, 14, 20, 25, 252 bis. num. 1 y 5, del Código Penal, Arts. 118, 123, 124,132.2) y 3), 163.2), 171 al 173, 193, 216, 264, 326, 328, 340, 341, 342, 344 al 362, 365, 373 y 374 todos del Código de Procedimiento Penal y demás normas legales, citas jurisprudenciales y referencias citadas a lo largo de su contexto, que forman parte del bloque de constitucionalidad. Esta sentencia podrá ser apelada en el lapso de 15 días, por ante la Sala Penal del Tribunal Departamental de Justicia en aplicación del Art. 408 del Código de Procedimiento Penal. La presente sentencia es dictada y leída en la ciudad de Sucre a horas trece con cincuenta y dos minutos, del día lunes veintisiete de septiembre de dos mil veintiún años, en el Salón de Debates del Tribunal de Sentencia No. 3 en lo Penal del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca y es firmada por todos los miembros del Tribunal. Regístrese.- ------------------------------------------------------------------- Fdo. Abg. Ángel Barrios Villa, Abg. Crisóstomo Mancilla Paco y Abg. Crhistian Clever Arancibia Valencia, Jueces Técnicos del Tribunal de Sentencia Nº 3 en lo Penal de la Capital---- Ante mí: Lic. Claudia Helda Oporto Padilla Secretaria- EL PRESENTE EDICTO ES LIBRADO EN EL TRIBUNAL DE SENTENCIA TERCERO EN LO PENAL DE LA CIUDAD DE SUCRE, CAPITAL DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA A LOS DOCE DIAS DEL MES DE OCTUBRE DEL AÑO DOS MIL VEINTIUNO.---------------------------------------------------------- ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ Lic. Claudia Helda Oporto Padilla SECRETARIA TRIBUNAL DE SENTENCIA Nº 3 EN LO PENAL DE LA CAPITAL :18154006 :22278


Volver |  Reporte