EDICTO

Ciudad: VILLAMONTES

Juzgado: JUZGADO DE SENTENCIA ANTICORRUPCIÓN, VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, NIÑEZ Y ADOLESCENCIA Y JUEZ TÉCNICO 1RO VILLAMONTES


EDICTO JUZGADO DE SENTENCIA, ANTICORRUPCION, VIOLENCIA HACIA LA MUJER NIÑEZ Y ADOLESCENCIA DE VILLA MONTES JUEZ: Jorge Alcoba Ossio. SECRETARIO: Aldo Yucra Reyna PROCESO: Perdida y Extinción de la Autoridad Paterna SIGUE: Ministerio Público CONTRA: VEBEL MARIN MERILES OBJETO: Se notifica con SENTENCIA N° 02/2023 de 10 de enero de 2023 al demandado VEBEL MARIN MERILES por el presente edicto, en desconocimiento de su domicilio real y procesal, dentro del Proceso que sigue la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Villamontes en contra de VEBEL MARIN MERILES, por Perdida y Extinción de Autoridad Paterna. • Lo referente a la SENTENCIA N° 02/2023 de 10 de enero de 2023 ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA ORGANO JUDICIAL DEL ESTADO TRIBUNAL DEPARTAMENTAL DE JUSTICIA TARIJA JUZGADO DE SENTENCIA ANTICORRUPCION, VIOLENCIA HACIA LA MUJER DE LA CIUDAD DE VILLA MONTES SENTENCIA N° 02/2023 LUGAR Y FECHA: VILLA MONTES 10 DE ENRO DE 2023 ANTECEDENTES.- I.- El demandante Defensorio de la Niñez y Adolescencia del Municipio de Villamontes, que se tiene el niño de nombre ARLETH FIOREL ARIN CRUZ quien a la fecha tiene 10 años de edad que el mismo vive con su madre la señora PAOLA CRUZ ESPINDOLA y el señor JOSE DANIEL EVANGELISTA CHAVARRIA (padrastro) a quien la niña reconoce como PADRASTRO JOSE, la niña no conoce a su padre biológico indica que solo por foto conoce por que un tío lo habría mostrado, fue registrado en el registro Civil conforme el art. 65 de la Constitución Política del Estado (registro por indicación) y el padre pese que sabe que tiene su hija nunca vino a visitarlo o coadyuvar con la asistencia familiar simplemente se olvidó que tiene una hija por lo que se puede decir que lo abandono y dejándolo que la madre se haga cargo de manera unilateral, el padre biológico responde al nombre de Vermel Marin Meriles, asimismo se señaló audiencia para los actos preparatorios del juicio en la cual se han fijado los dos puntos de hechos a probarse, es decir “ acción o omisión negligente que ponga en riesgo la segundad, bienestar, integridad o vida de sus hijas o hijos, debidamente comprobada por autoridad competente", y “El abandono del padre biológico con relación a su hija y la falta de ayuda económica para la manutención de la niña.". A fs. 19 de conformidad al art. 47-111 y art. 249 bis. -II de la ley 548 modificado por la ley 1168 se admitió la demanda por la causal prevista en el art. 47-111 inc. d) de la ley 548 modificado por la ley 168 de acuerdo al procedimiento especial establecido en el art. 249 bis de la ley 548 incorporado por la ley 1168, se señaló audiencia de presentación de pruebas, alegatos y sentencia. El demandado fue legalmente citado a fs. 32 a 35vlta mediante edictos por desconocerse su paradero y se le designó Abogado defensor de oficio al Dr. Limbert Padilla quién asumió la defensa del demandado en el estado de la causa, cumpliéndose con el procedimiento establecido por ley. Que se produjo la siguiente prueba en audiencia de juicio: Prueba de cargo: a) Documental: Consistente en Certificado de nacimiento de la menor Arlet Fiorel Marín Meriles, carnet de identidad de José Daniel Evangelista Chavarria, carnet de identidad de Paola Cruz Espindola, croquis del domicilio de la menor Arlet Fiorel Marin Meriles, entrevista informativa a Arlet Fiorel Marin Meriles realizada por Psicólogo del Municipio de Villamontes, Informe Social de fecha 12/09/2022, credencial del Ministerio de Justicia del abogado b) Testifical: Edith Justiniano Nuñez, Midori Dalcy Romero Duran José Daniel Evangelista Chavarria, y Paola Cruz Espindola Prueba de descargo: Ninguna. II. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO.- 11.1 Identificación del problema jurídico a resolver. El problema jurídico a resolver es la consideración de la extinción de la figura paterna interpuesta por Defensora de la niñez y adolescencia del adolecente ARLETH FIOREL ARIN CRUZ., y considerar si reúne los presupuestos establecido del Art. 47 parágrafo III inc a) y b) de la Ley N° 548 Código Niña, Niño y Adolescente modificado por la Ley 1168 11.2. De la pérdida o extinción de la autoridad parental. No se comprende la idea de pérdida de la autoridad parental sin tener presente la idea de autoridad parental. Al respecto, hay que recordar que “la autoridad parental involucra un cúmulo de facultades-deberes, una serie de relaciones reciprocas entre padres e hijos, en virtud que los deberes de los padres se convierten en derechos para los hijos, y aquello que se expresa como facultad para el padre, se constituye como un deber para el hijo, y más especialmente, frente al otro progenitor, quien debe respetar dichas prerrogativas, e inclusive, exigirlas cuando se incumplan”. Las facultades-deberes que confiere la autoridad parental a los padres en relación a los hijos son: el cuidado personal, la representación legal y la administración de bienes. La pérdida de la autoridad parental denota la sustracción definitiva de las facultades que confiere la auforidad parental, por las causas y medios que la ley establece. Esas circunstancias que dan lugar a la pérdida o extinción de la autoridad parental se hallan descritas y previstas en el art. 47 de la Ley N° 548 modificado por la Ley 1168, que entre otros casos refiere como causal: inc. a) Acción u omisión negligente que ponga en riesgo la seguridad, bienestar, integridad o vida de sus hijas o hijos, debidamente comprobadaporautoridadcompetente;b)lncumplimientoreiteradodemedid as impuestas a padres, madres o ambos, establecidas para la suspensión de la autoridad; c)Conducta delictiva reincidente; y, d) Abandono de la hija o hijo debidamente comprobado. Una de las definiciones más claras, es la que considera como toda acción, omisión o trato negligente, no accidental, que priva ai niño de sus derechos y su bienestar, que amenaza o interfiere en su desarrollo físico, psíquico o social y cuyos autores son personas del ámbito familiar., se tiene que la negligencia intrafamiliar viene a identificarse con el abandono de las obligaciones que socialmente son encomendadas a los padres o tutores de un menor, el problema es reconocer situaciones de abandono o trato negligente en el niño o niño y evaluar la situación de negligencia y siempre que se demuestre que éstos han vulnerado los derechos de sus hijas e hijos que no hayan alcanzado los 18 años de edad; en cuanto al abandono la noción de abandono hace referencia al acto de dejar de lado o descuidar cualquier elemento, persona o derecho que se considere posesión o responsabilidad de otro individuo. El abandono puede ser utilizado en el ámbito legal o en diferentes espacios y situaciones de la vida cotidiana, conllevando algunos de los posibles abandonos mayor gravedad que otros. Si se entiende desde el punto de vista legal, el abandono siempre hará referencia al descuido de una persona o un bien a manos de otra. En este sentido, el abandono implica que otro individuo puede sufrir daño como consecuencia de tal acto de abandono y por tanto la situación debe ser resuelta de manera legal o judicial. 11.3. De la finalidad de la extinción de la autoridad materna o paterna y si la misma extingue todo efecto jurídico de filiación entre el progenitor y su descendencia. La Extinción de Autoridad Materna y/o Paterna es una figura legal mediante la cual la autoridad judicial competente sanciona de forma permanente a la madre y/o padre en el ejercicio de su autoridad y siempre que se demuestre que éstos han vulnerado los derechos de sus hijas e hijos que no hayan alcanzado los 18 años de edad. El Código Niña, Niño y Adolescente (CNNA) establece en su Artículo No. 47 las causales que dan lugar a la extinción de la autoridad materna y/o paterna, entre ellas la muerte del último progenitor, la negligencia o incumplimiento injustificado de los deberes y responsabilidades otorgadas por ley a la madre o padre, el abandono de la hija o hijo, la acción u omisión negligente que ponga en riesgo la seguridad, bienestar, integridad o vida de sus hijas o hijos, así como también causales que imposibilitan el cumplimiento de dichos deberes, entre otros. Este proceso debe realizarse únicamente cuando se demuestre alguna de las causales establecidas en el CNNA. La Extinción de la Autoridad Materna y/o Paterna, paralelamente a ser un proceso legal en el cual la madre y/o padre pierden de manera definitiva los derechos y deberes que tienen con relación a sus hijos o hijas, permite que las niñas, niños y adolescentes (NNA) de cuyos padres se ha extinguido su autoridad, puedan gozar del derecho de vivir en una familia sustituta a través de la adopción. Cuando la madre o el padre de forma consciente e intencional incumple con sus deberes paterno-filiales, la ley prevé, por determinadas causas (artículo 47 de la Ley N° 548 modificado por la Ley 1168), la extinción de la autoridad en este caso paterna, es una sanción jurídica de orden familiar, que trae como consecuencia que los elementos de la autoridad parental: cuidado personal, representación legal, administración de bienes de la hija o el hijo, no sean ejercidos por el padre o la madre que ha sido sancionado con la misma. Empero resuelta la extinción de la autoridad materna o paterna, no desplaza la filiación establecida, es decir no desvincula al padre o a la madre de su descendencia, no anula el estado familiar que los une, sino que únicamente cancela las facultades relaciónales que se tiene frente a los hijos, inclusive con excepción del deber de asistencia familiar que puede ser dispuesta a favor de una niña, un niño o adolescente aún se haya resuelto la extinción de la autoridad materna o paterna. En conclusión la extinción de la autoridad paterna o materna no suprime la obligación de la madre o del padre en cuanto a los efecto jurídico personal y patrimonial, los cuales derivan de la filiación y no así de la interacción tuitiva entre padres e hijos, que es justamente la finalidad de la extinción de la autoridad materna o paterna. En conclusión se debe tener en cuenta que la finalidad de la extinción de la autoridad paterna en este caso, conlleva un alcance relativo a las facultades relaciónales entre padre e hija referentes a su cuidado personal y representación legal (interacción tuitiva), empero no extingue la relación de filiación del padre con la hija, en todo caso no puede cancelarse por esta vía legal la filiación que une al padre o madre con sus descendientes, aspecto de filiación que no se pierde aún se produzca el fallecimiento de uno de los progenitores; no siendo la extinción de la autoridad materna o paterna la idónea para pretender cancelar el apellido materno o paterno de una niña, niño o adolescente.- III. MOTIVACIÓN FÁCTICA (Análisis del caso concreto). -Conforme a la aplicación de las premisas normativas en el punto II de la presente resolución y todos los antecedentes del proceso se tiene los siguientes extremos. -La Extinción de Autoridad Paterna es una figura legal mediante la cual la autoridad judicial competente sanciona de forma permanente a la madre y/o padre en el ejercicio de su autoridad y siempre que se demuestre que éstos han vulnerado los derechos de sus hijas e hijos que no hayan alcanzado los 18 años de edad, es así el Código Niña, Niño y Adolescente en el art. 47 estableció las causales que darían lugar a la extinción de la autoridad materna y/o paterna; como se tiene en el presente caso de autos, no se corroborado la negligencia y el incumplimiento injustificado de los deberes y de la responsabilidad por el abandono de la adolescente desde su concepción por parte de su progenitor Marín Meriles Vebel, hace que este no haya incumplido la obligación del cuidado y protección, además de su manutención y desarrollo integral del adolescente, puesto que es la propia hija que refiere que no sé nada de él, no lo conozco no escuche hablar de él, solo lo conozco por fotos porque una vez me lo mostro un tío y me dijo que es igualito a mi cara se nota, mi mamá me dice que mi papá se olvidó de mí desde que tenía un año, y al consultarle si su mama tenia contacto refiere que no tiene porque ella siempre me presta su celular, ella no sabe dónde está, solo sabemos que es chef, asimismo los testigos indicar en audiencia la testigo Edith Justiniano Nuñez que se desconoce al padre, desde siempre él se fue sin saber que estaba embrazada la madre, ni la mama sabía que estaba embarazada cuando el padre se fue, la madre no presento demanda d asistencia familiar., que la testigo Midori Romero Duran indico que la madre no tiene contacto con él, solo sabe que es su padre nada más, que el testigo José Daniel Evangelista manifestó que no conoce al papa de la niña, el nunca ayudo en nada, no sabe si el papa sabía que tenía un hija., y por ultima la madre Paola Cruz Espidola manifiesto en juicio el papa me dejo embarazada, la niña no conoce nada del papa., el papa no sabía que estaba embarazada, no demando asistencia familiar, asimismo el referido informa social indica “..cuando ella se encontraba en gestación, pero para entonces ni ella misma sabia que se encontraba embarazada, refiere que tenía un relación pasajera con el señor Verei Marín, ya que él se desempeñaba como cocinero en un catering de una empresa petrolera que se encontraba trabajando dentro de la comunidad de Chimeo donde ella vive, al momento de nacer la menor la registro como hija de señor Marín, según ha referido la señora Paola el señor Mañn hasfa el día de hoy no sabe de la existencia de su hija..''., lo que hace entrever que el padre nunca tuvo conocimiento que tiene una hija y que la misma tenga necesidades hacia su progenitor. Lo que implica, que el padre nunca abandono a su hija y pero aun realizar cualquier omisión u acción que ponga en riesgo a la menor, considerando que la figura paterna no es inexistente en la vida de la misma sino que desconoce de la existencia de la misma puesto que nunca tuvo conocimiento que ha procreado una hija, lo que en definitiva hace que la figura paterna no pierda los derechos y deberes que tiene con relación a su hija, y que niña no pueda gozar del derecho de vivir en el seno familiar materno, sin ninguna restricción o causa. -En virtud a ello, se tiene de manera inequívoca que el progenitor Marín Meriles Vebel, de forma consciente e intencional no ha incumplido con sus deberes paterno-filiales hacia su hija., lo que no viable la sanción por determinación expresa de la Ley N° 548, (Art. 47 parágrafo III inc. a y d) con la extinción de la autoridad, en este caso paterna; vale decir, que es una sanción jurídica de orden familiar, que trae como consecuencia que los elementos de la autoridad parental: cuidado personal, representación legal, administración de bienes del hijo, no sea ejercido por el padre que ha sido sancionado con la extinción de la autoridad paterna, por lo cual se no se hace viable dicho petitorio, al haberse comprobado la causal contenida en el Art. 47 parágrafo III inc. a) y d) de la Ley N° 548 modificado por la Ley 1168, se declara lo siguiente POR TANTO: El suscrito Juez de Sentencia Anticorrupción, Violencia Hacia la Mujer, Niñez y Adolescencia de Villa Montes, Administrando Justicia en representación del Estado Plurinacional de Bolivia, en virtud de la jurisdicción que por ley ejerce, velando por el interés superior de la niña, FALLA: declarando IMPROBADA la demanda de fs. 13 a 14 vtla de obrados, por lo que se NO declara la Extinción de la Autoridad Paterna de MARIN MERILES VEBEL, manteniendo su calidad de padre biológico con relación a su hija Arleth Florel Arin Cruz. FIRMADO Y SELLADO POR EL DR. JORGE ADHEMAR ALCOBA OSSIO, JUEZ DE SENTENCIA, ANTICORRUPCION, VIOLENCIA CONTRA DE LA MUJER, NIÑEZ Y ADOLESCENCIA DE VILLA MONTES, ANTE MI ALDO YUCRA REYNA SECRETARIO DEL JUZGADO DE SENTENCIA, ANTICORRUPCION, VIOLENCIA CONTRA DE LA MUJER, NIÑEZ Y ADOLESCENCIA DE VILLA MONTES, EL PRESENTE EDICTO ES FRACCIONADO A LOS DIECISÉIS DIAS DEL MES DE ENERO DE 2023.


Volver |  Reporte